Martes, 21.05.2019 - 13:20 h
Quiere centrarse en el negocio bancario

El Sabadell, dispuesto a vender Solvia para pasar página de la etapa del ladrillo

El banco está escrutando el apetito del mercado para colocar casi 11.000 millones de euros brutos en exposición inmobiliaria.

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, durante la rueda de prensa ofrecida para presentar los resultados
El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola / EFE

El Sabadell está dispuesto a desprenderse de Solvia si las ofertas resultan interesantes. “No tenemos vocación en este sector, nuestro sector es la banca y cuando convenga y haya oportunidad de crear valor también lo haremos con Solvia”, afirmó hoy su consejero delegado, Jaime Guardiola. El banco está escrutando el apetito del mercado para colocar casi 11.000 millones de euros brutos en exposición inmobiliaria y algunos de los fondos interesados condicionan sus propuestas a quedarse con el 'servicing' inmobiliario que además gestiona la desinversión en inmuebles de clientes terceros como la Sareb.

El plan estratégico no precisa hacer una limpieza tan radical, sino que planea enajenar activos por valor de 2.000 millones de euros al año, pero el Sabadell sopesa opciones para acelerar si además le salen los números en el acuerdo que negocia con el Fondo de Garantía porque protege al 80% las potenciales pérdidas en algunas de las carteras en venta (en tres de las cuatro sacadas al mercado).

El banquero hizo esta revelación en la presentación de resultados trimestrales, donde el tema que más interés suscitó es los problemas en la conexión de la plataforma de TSB por los problemas causados a clientes y la alta factura para la filial, que le ha llevado a presentar 44 millones de pérdidas en TSB ralentizando la cuenta del grupo.

La construcción de la plataforma propia ha supuesto una inversión de 450 millones, a la que se han generado unos extracostes de 96 millones de libras  (113 millones de euros) porque ha tardado seis meses sobre el plan en desconectarla de la máquina de Lloyds, a la que pertenecía TSB. Son los costes de alquiler del sistema a Lloyds, más el retraso en la consecución de las sinergias previstas.

El Sabadell afirma que su plataforma estaba lista en septiembre y atribuye la dilación a la dificultad para conciliar a los múltiples proveedores, ya que se trata de probablemente la mayor migración de estas características en Europa -obliga a transferir 1.300 millones de operaciones y afecta a las posiciones en activo y pasivo de unos 5 millones de clientes-. Guardiola subrayó que era desafiante porque, a diferencia de la inmensa mayoría de migraciones en banca, no se trataba de volcar las posiciones en un sistema informático propio sino ‘extirparlas’ de la pasarela de Lloyds y volcarlas, con todo el juego de proveedores, en algo construído desde cero.

TSB construirá solo el 10% del beneficio frente al 20% potencial

El revés afecta a la cuenta doblemente porque la filial británica apenas construirá un 10% del beneficio atribuido al grupo este año -ha encajado el sobrecoste en el primer trimestre- frente al 20% potencial previsto en el plan estratégico 2018-2020. La inversión para construir la plataforma la fraccionó en las cuentas de 2016 y 2017. Guardiola reconoció junto a director financiero, Tomás Varela, que la franquicia frenó además la generación de negocio para facilitar el proceso, creciendo al 6% en hipotecas cuando su potencial es del 10%.

La desconexión de Lloyds se proyectó para el pasado fin de semana y el lunes estallaron problemas obligando a congelar operaciones a clientes el martes que se han ido restableciendo hasta ayer. Los ejecutivos negaron que se hayan producido vulnerabilidades en la privacidad, frente a las alertas que se desataron con elevado eco en medios sociales y Twitter al dar acceso a cuentas donde el cliente no era titular pero sí, según precisaron, estaba autorizado. “Son posiciones familiares, un cliente que está autorizado en cuentas de sus hijos”, explicó Guardiola.

Aún cuando limitan la afectación a esa casuística y al servicio surtido exclusivamente por canales online (banca telefónica y web), reconocieron que prevén compensaciones como se había señalado en Reino Unido. “Todo el que tenga un perjuicio directo por dificultad de acceso tendrá compensación. No será cantidades grandes”, confirmaron.

El quebradero de cabeza británico desluce el resultado del primer trimestre que calificó de crecimiento en crédito, margen y resultados, pese también al proces. El beneficio del grupo aumentó un 32.8% y alcanzó los 259,3 millones con España de gran motor. Su resultado aquí crece al 129% con expansiones en crédito y ganancia de cuota de mercado -también en cuentas y depósitos de clientes- especialmente favorecido porque la partida de dotaciones se reduce a la mitad.

"No entraremos en guerras de precios"

Guardiola coincide con los banqueros que reconocen que en España se ha despertado una guerra por el crédito. El Sabadell, al igual que el Santander, se desmarca de secundarla y tratar de hacer volumen por volumen sacrificando la rentabilidad: “Nosotros no hemos relajado nada y esa es nuestra política para el futuro”. En hipotecas defendió que el negocio “es muy sano” y las entidades lo “están haciendo muy bien en términos generales”, pero en pymes avisó sobre el estrechamiento de márgenes en el precios: “puede parecer muy atractivo, pero si no lo haces bien tiene alto riesgo”.

Ahora en Portada 

Comentarios