Martes, 18.06.2019 - 19:31 h
Nueva etapa en la patronal

Los fichajes de Garamendi 'se comen' el superávit de CEOE: se queda en 72.000€

La política de contrataciones del presidente ensancha la plantilla de la patronal tras años de ajustes y eleva la cuenta de gastos de personal.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi / EFE
Antonio Garamendi saluda a la Asamblea de CEOE el día de su elección / EFE

La Junta Directiva de CEOE aprobó este miércoles los Presupuestos de la organización para el año 2019. Atrás quedaron los números rojos y las preocupaciones financieras a cuenta de las millonarias reclamaciones de reintegro del Ministerio de Trabajo sobre unos fondos recibidos para cursillos de formación que presuntamente nunca se ejecutaron. Liquidadas esas cargas -sobre todo en 2017, aunque algo se provisionó también para el ejercicio de 2018 (770.000 euros)-,  CEOE afrontaba el ejercicio presupuestario de 2019 con las finanzas saneadas y sin el lastre del pasado después del trabajo realizado por la Comisión de Presupuestos presidida por Juan Pablo Lázaro.

Esos nuevos fundamentos, sin embargo, solo le han alcanzado a la principal organización empresarial del país para pintar un superávit de 72.000 euros en sus cuentas de 2019, según han asegurado a La Información fuentes de la organización, algo por encima de los 28.000 euros de excedente que se previeron para 2018.

Diversas fuentes de la patronal consultadas por este medio coinciden en señalar el incremento de la cuenta de gastos de personal como uno de los capítulos más significativos de las cuentas de 2019 y como una de las causas más relevantes para explicar que ese superávit no haya sido mayor. De telón de fondo de esta situación, la política de fichajes llevada a cabo por Antonio Garamendi desde su proclamación como presidente de CEOE, cuyo último episodio ha sido la oferta realizada a la exministra de Trabajo, Fátima Báñez, para que se incorpore a la estructura de la organización como asesora presidencial.

Antes de este movimiento, Garamendi ya había cerrado las incorporaciones de otros directivos que no habían pasado desapercibidas como la de la exsenadora del PP, Rosa Santos, como responsable de Relaciones Laborales, o el del ex presidente del Instituto Nacional de Estadística, Gregorio Izquierdo, como analista económico de cabecera. CEOE también 'fichó' al exsecretario de Estado de Economía y presidente de Rothschild, Íñigo Fernández de Mesa, si bien para un cargo más de representación: la Presidencia de la Comisión de Economía.

La efervescencia de Garamendi en este capítulo contrasta con la contención - forzada también por las circunstancias - de Juan Rosell, que ejecutó un recorte del 18% en la plantilla para equilibrar las cuentas de la patronal tras el embate de la crisis.

La ampliación de la nómina de directivos de CEOE y el repunte de los gastos de personal de la organización como consecuencia de ello se pone en contexto desde otras fuentes de la organización, que recuerdan la influencia de otros factores como que en 2019 se aplicará la subida salarial del 2% pactada el año pasado o que la incorporación de nuevos directivos se traducirá, por otra parte, en una reducción de los costes de funcionamiento derivados de la contratación de asesores externos.

90 personas en plantilla y 5,7 millones de gastos de personal

Los últimos datos oficiales disponibles, correspondientes a los presupuestos de 2018, mostraban una plantilla media de 90 trabajadores y un coste total por el personal de estructura de la organización de 5,762 millones de euros, de los cuales algo más de cinco millones correspondían en exclusiva a la partida de sueldos y salarios.

En 2018, el gasto derivado de lo que CEOE denomina personal de estructura - la organización también contrata personal para atender los programas de formación y otras materias que desarrolla como consecuencia de los programas que cofinancia con la Administración o que desarrolla como gestor -se incrementó un 6%. 

El presidente de CEIM  y de la Comisión de Presupuestos de CEOE, Juan Pablo Lázaro se despidió este miércoles de sus cargos en la patronal, como había adelantado La Información, con un presupuesto saneado y orientado hacia uno de los grandes retos de gestión interna que se ha planteado Antonio Garamendi para su mandato: que la CEOE se financie única y exclusivamente de las cuotas de sus asociados, sin ninguna entrada de ingresos procedentes de la Administración Pública.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios