Informe de la Intervención Delegada sobre la Corporación

Hacienda destapa 45 millones de agujero en TVE en 3 años por su inversión en cine

Más de 19 millones de "pérdida" se deben a producciones que ni siquiera se emitieron. La auditoría pone en duda que sea una inversión razonable.

Hacienda destapa un agujero de 45 millones en TVE por un trienio de mala inversión en el cine
José Antonio Sánchez, presidente de RTVE (Foto EFE)

La decidida apuesta de los gestores de RTVE por el cine español tiene efectos colaterales. Con un claro impacto económico. Y es que según desvela la última 'Auditoría Pública de la Corporación' elaborada
por la Intervención Delegada del Ministerio de Hacienda, la sociedad tuvo que dotar en 2016 una provisión de casi 21 millones de euros en las existencias de cine español posteriores a 2008, al considerar que se trata de películas que han perdido valor, ya no tienen interés para la audiencia y, con toda probabilidad, no serán emitidas en los próximos ejercicios. Al cierre de 2014 y por el mismo motivo, se llevó a cabo un movimiento similar, por importe de otros 24 millones, en este caso para las cintas
anteriores a 2009.

La Intervención Delegada -en un documento aún provisional, que no se ha hecho público y al que ha tenido acceso La Información- asegura entender que los derechos de cine español tengan una características peculiares y que su vida comercial sea corta, en la medida en que los gustos del espectador pueden cambiar con el tiempo. Sin embargo, alerta de que cuando transcurre un espacio tan corto entre la adquisición y el deterioro de un activo, tal vez sería lógico plantearse si se trata de una
inversión razonable. De hecho, de la "pérdida" de casi 45 millones en tres años para la Corporación, más de 19 millones se corresponden con producciones que ni siquiera llegaron a emitirse.

El documento da incluso más detalles sobre la naturaleza de esos gastos. Con respecto a 2016, recuerda que se ha tenido que compensar la inversión en hasta 95 títulos adquiridos con posterioridad a 2008, la
mayoría de los cuales han tenido una emisión limitada y algunos -por valor de 3,5 millones de euros- que directamente sirvieron para guardar polvo en las estanterías de RTVE. Se trata de películas para televisión como '14 de abril', 'La Conspiración', 'Volveremos' o 'Mario Onaindía'. La Intervención lee la cartilla a los programadores de la casa, en tanto expone que esas cintas fueron valoradas positivamente por la crítica y han alcanzado un 'share' elevado cuando han sido emitidas por cadenas autonómicas. Esto es, productos de calidad e interés para el público cuya no emisión no ve justificada desde criterios profesionales.

El anterior ajuste, el correspondiente al año 2014, es todavía más sangrante. Y es que de los 104 títulos que se provisionaron, adquiridos antes de 2009, 65 nunca habían tenido un solo pase televisivo. De los casi 24 millones amortizados, 15,5 correspondieron a películas que ni siquiera fueron programadas, al considerarse que no tenían interés para la audiencia. ¿Consecuencia? El valor de esos programas se dio de baja definitiva en 2015, suscitando la pregunta que hace la Intervención Delegada a la sociedad que preside José Antonio Sánchez, esto es, si en su momento tenía sentido la compra.

Películas españolas a gogó

El esfuerzo de TVE por el cine español queda claro en las cifras que aporta el informe. Durante el año 2016, el total de emisiones se elevó a 629, un 21% más que en el ejercico anterior. De esas emisiones totales, 325 lo fueron el 'prime time' y 313 en La 2. Un escenario que lleva al interventor a cuestionarse si, películas con elevados costes de adquisición -como 'Amador' (1.650.000 euros) o 'Blackthorne' (1.600.000)-, no tendrían un encaje mejor en TVE1. Se trata de producciones que, pese a lo que se
pagó por ellas, no superaron el 3,5% de audiencia en la cadena en que se emitieron. En paralelo, la película más vista del año en TVE1 fue 'Estoy hecho un chaval', con Paco Martínez Soria al frente del reparto y del año 1976.

Curiosamente, la Corporación rebasó con creces la financiación de obras europeas a la que está obligada por ley. Es más, desembolsó un 10,2% de los ingresos devengados el año anterior, frente al umbral del 6% que fija la normativa. En volumen, ese incremento se traduce en 15,5 millones de euros adicionales. No obstante, ese gasto adicional tiene truco. El equipo desplegado por el Ministerio de Hacienda desliza que en cine se ha invertido un 1,5% del 4,5% fijado, concentrándose el gasto en televisión. Por otra parte, en esa rúbrica no se llega al 0,75% que establece la normativa para la producción de películas y miniseries.

Además del desembolso en cine español, TVE también compró derechos de proveedores internacionales, por una cuantía superior a los 55 millones de euros. Warner Bros. se llevó la parte del león, con casi 9 millones de ingresos y un 16% de la cuota total. En todo caso, TVE sigue la senda marcada en años anteriores y los derechos de emisión devengados por las llamdas 'majors' continúan a la baja. Durante el año 2016 se emitieron 37 primeros pases de largometrajes de producción ajena con
un coste superior a los 100.000 euros; todos fueron emitidos por TVE1, 30 de ellos en 'prime time' y 20 no alcanzaron el 'share' medio de la cadena en el mismo mes y franja horaria. Para reflexionar.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios