Sábado, 19.01.2019 - 00:02 h
Informe de BBVA Research

La factura del procés en Cataluña: 30.000 empleos menos y frenazo intenso del PIB

La entidad prevé que la economía catalana crecerá un 2,5% este año, desde el 3,3% de 2017 y una décima por debajo del conjunto de España.

PIB CATALUÑA
 

Siguen apareciendo facturas del 'procés'. Los acontecimientos políticos que estallaron en el último trimestre del año pasado en Cataluña fueron responsables de que se hayan dejado de crear 30.000 empleos en esta comunidad autónoma en el último año, según las estimaciones del BBVA Research, que prevé que la economía catalana crecerá un 2,5% este año y un 2,3% en 2019, una décima por debajo de toda España, aunque con un mejor comportamiento del esperado a principios de año, por la moderación de la incertidumbre en los últimos meses.

El informe "Situación Cataluña", elaborado por el Servicio de Estudios de BBVA y que ha presentado hoy en conferencia de prensa el economista jefe para España del BBVA Research, Miguel Cardoso, analiza el comportamiento del empleo y concluye que la región catalana tiene hoy 30.000 afiliados menos de los que tendría si no hubieran tenido lugar los acontecimientos del último trimestre de 2017, que incluyen los atentados terroristas, la crisis política provocada por el desafío de los independentistas y los cambios reguladores en el sector turístico.

Si bien es cierto que la economía española en su conjunto encara una etapa de desaceleración, la afiliación a la Seguridad Social en Cataluña ha sufrido un frenazo bastante mayor que el observado en el conjunto de España desde mediados de 2017. El empleo creció en la región catalana a una tasa promedio del 4% interanual entre septiembre de 2016 y julio de 2017, frente al 3,3% observado en el resto del país. Desde entonces, la afiliación en Cataluña se ha frenado hasta el 2,5% interanual alcanzado en septiembre de 2018, mientras en el resto de España la desaceleración ha sido mucho menor, creciendo al 2,9% en ese mismo mes.

Ante esta evolución, Cardoso ha subrayado que "es muy difícil" discernir cuáles de estos factores han tenido más incidencia en la desaceleración de la creación de empleo. Con todo, "en Cataluña se ha dado un 'shock' que no ha pasado en otras comunidades y que ha hecho que el empleo pase de crecer por encima de la economía española a hacerlo por debajo. Eso supone 30.000 puestos de trabajo", ha dicho.

El resultado en términos de afiliados es una pérdida de aproximadamente un 1% de la afiliación de Cataluña en el periodo considerado. "Dicho resultado evidencia que el efecto de los shocks específicos que afectan a Cataluña está teniendo un impacto significativo en esta economía y, dado su elevado peso, en el conjunto de España", recoge uno de los documentos presentados hoy, que recuerda que en la revista Situación España del segundo trimestre de este año se mostraba el efecto que podría esperarse del aumento de la incertidumbre sobre política económica. En particular, en ese documento se consideraba que el impacto podría ser de una reducción del crecimiento anual en el conjunto de España de entre 0,2 y 0,3 puntos.

En relación con las previsiones, BBVA Research contempla que Cataluña crecerá este año un 2,5 % y un 2,3 % en 2019, menos que en 2017 (3,3%) y por debajo del conjunto de España (2,6 % y 2,4 %, respectivamente). Si se cumplen estas estimaciones, Cataluña completaría seis años con una media de crecimiento anual del 2,9% y podría crear unos 130.000 puestos de trabajo en estos dos años, reduciéndose la tasa de paro hasta el 10% a finales de 2019.

El buen comportamiento de las exportaciones de bienes y el mantenimiento de la demanda por la laxitud de la política monetaria, combinado con una política fiscal más expansiva y la reducción de la incertidumbre, empujan este crecimiento, según explican los analistas de la entidad. Además, el sector de la construcción consolida su recuperación y podría contribuir de manera significativa a la creación de empleo en los próximos años, de acuerdo con el estudio.

Cardoso ha alertado de algunos riesgos que pueden hacer empeorar el escenario, como son "el agotamiento de la demanda envasada", aquella que congeló las decisiones de compra por la incertidumbre económica durante la crisis y luego las reactivó, y la pérdida de tracción de los vientos de cola (bajos tipos de interés y precio del petróleo).

También ha advertido de la desaceleración del turismo, que muestra un menor dinamismo que es posible que no se recupere, y de la incertidumbre en España sobre el tono de la política fiscal hacia 2019, así como del comportamiento al alza del precio del petróleo.

Con todo, BBVA Research avisa de que el ritmo de desaceleración previsto para el conjunto de España "se podría ver afectado por la evolución de la incertidumbre política en Cataluña en el futuro".

Ahora en Portada 

Comentarios