Lunes, 19.11.2018 - 13:17 h
España encara la desaceleración económica

Calviño sale a escena para explicar que España está 'condenada' a crecer menos

El llamamiento a la calma de la ministra inquieta: "Si transmitimos una sensación negativa, eso puede incidir en las decisiones de las personas".

Nadia Calviño se encamina al Consejo de Ministros / EFE
La ministra de Economía, Nadia Calviño, de camino hacia la reunión del Consejo de Ministros / EFE

No presentaba ninguna iniciativa ni tampoco tenía que dar explicaciones sobre algo en concreto pero la ministra de Economía, Nadia Calviño, apareció este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. ¿El motivo? Aparentemente poner en contexto lo que organismos internacionales, institutos de análisis económico y hasta el INE ya han comenzado a advertir: los crecimientos del 3% se han acabado y España avanza con paso firme hacia la desaceleración económica. 

Calviño centró sus esfuerzos en fijar tres mensajes: España mantiene un crecimiento robusto y los cimientos del crecimiento económico doméstico son sólidos; la economía española encara un proceso de desaceleración, sí, pero éste será moderado; y no, no estamos ante una situación nueva, la economía española viene desacelerándose desde 2015.

El asunto en estos casos es que la insistencia en tratar de normalizar una situación acostumbra a tener justo el efecto contrario y esto es particularmente así si se añaden advertencias como la realizada por la ministra tras glosar la lista de datos económicos positivos de España: "Si transmitimos una sensación negativa, eso puede incidir en las decisiones de las personas". De otro modo, ojo con lo que decimos sobre la economía que la cosa se puede torcer.

La pregunta es qué es lo que ha impulsado al Gobierno a hacer esto, a salir a un Consejo de Ministros a glosar la solidez de la economía española, apenas unos días después de 'salvar' la visita del FMI sin grandes daños, con la típica referencia al riesgo de que el gasto en pensiones se eleve demasiado y poco más, y a menos de dos semanas de tener que enviar a Bruselas un avance de los Presupuestos de 2019 en el que ya tendrá que precisar sus previsiones económicas.

Un veterano fontanero 'monclovita' avanza una posible explicación. "Todos los organismos internacionales le están pidiendo al Gobierno que 'pinte' una mayor ralentización económica que la que muestra el cuadro macro y también puede haber una intención de enviar un mensaje a los ministerios para cuadrar el déficit ya comprometido".

¿Está preparando el Gobierno el terreno para una revisión a la baja de la previsiones económicas para los próximos años? Es muy probable. Nadia Calviño dedicó buena parte de su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros a recordar que el INE se ha visto obligado a revisar a la baja el crecimiento de los dos últimos años y que también lo hizo con el crecimiento del primer trimestre del año, es decir, que eso de la ralentización económica no acaba de empezar.

También reconoció que en el contexto económico actual los acontecimientos que pueden afectar a la economía tienen un sesgo a la baja, al contrario de lo que ha venido sucediendo en periodos anteriores con los ya célebres 'vientos de cola'. El 'brexit', la situación en Italia, el repunte de los precios energéticos y la progresiva retirada de las medidas de estímulo monetario por parte del BCE configuran un escenario que, según Calviño, conducirá a la economía española a moderar su crecimiento hasta aproximarse poco a poco a su crecimiento potencial, que los expertos sitúan en el 1,5%.

Lo cierto es que los indicios de que España va a peor en su desempeño económico han empezado a acumularse. El mal dato de empleo del mes de agosto desató todas las alarmas, pero ya por aquel entonces el consumo de los hogares había empezado a decaer, el consumo energético también e indicadores críticos como el índice de confianza industrial o las ventas del comercio minorista estaban ya en negativo. Hay señales aún más alarmantes, como la enviada esta semana por el Banco de España al constatar el fuerte incremento del crédito a los hogares...para consumo.

La irrupción de indicadores negativos se ha filtrado también a las previsiones de organismos internacionales e institutos de análisis que ya no esperan que España cumpla su objetivo de crecimiento del 2,7% y a tres meses del cierre del año ya sitúan el cierre del año en el 2,6%, una décima por debajo de lo quera el consenso hace unos meses.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios