Datos del Instituto de Estudios Económicos

Los costes laborales en la industria, a 23,3 euros la hora, 15% menos que la UE

Por detrás España, un 30% inferior a la media de la eurozona, solo se sitúan Grecia, Portugal y los países de reciente adhesión.

Los costes laborales son más baratos en España.
Los costes laborales son más baratos en España. / Pixabay

El coste laboral por hora trabajada en la industria española, que se sitúa en 23,3 euros, es un 15% más barato que el promedio de la UE y está un 30% por debajo de la media de la eurozona. A continuación figuran todos los países de reciente adhesión, pero también Grecia (15,3 euros) y Portugal (11,6 euros). A la cola de la clasificación figuran Letonia, Lituania, Rumanía y Bulgaria. 

Según los datos que publica Eurostat, el coste laboral por hora trabajada en la industria se ha situado en un promedio de 27,4 euros en el conjunto de países de la UE‐28 y llega a una media de 33,4 euros en la eurozona. En la industria de los países de reciente adhesión a la UE, los costes laborales son notablemente más bajos, sin llegar ni tan siquiera a cinco euros en el caso de Bulgaria.

Los mayores costes por hora de trabajo en la industria corresponden a Bélgica y Dinamarca con casi 45 euros. El tercer lugar lo ocupa Alemania con 40,2 euros, mientras que Francia y Suecia superan los 38 euros. Austria se sitúa en 37,2 euros, al tiempo que los Países Bajos y Finlandia están en el entorno de los 36 euros. Irlanda registra casi 33 euros e Italia también se sitúa por encima del promedio de la UE con un coste de 27,8 euros. Por debajo de la media figuran el Reino Unido con 24,2 euros y España con 23,3 euros.

Europa es un territorio con una amplia disparidad entre los costes laborales, mayoritariamente los países ven como sus costes laborales medios por hora se encuentran por encima de 34 euros o por debajo de los 15 euros. En este contexto, los países más próximos a nuestros costes laborales serían el Reino Unido (25,7 euros) y Eslovenia (17 euros).

En 2017, la variación de los costes laborales en España fue del 0,5%, por debajo del 1,10% que registró el avance del IPC, lo que significa que, por ahora, no vemos una presión inflacionista en los salarios, lo que responde a la alta tasa de paro que sufre la economía española, en el 16,55%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios