¿Convenio sectorial específico para las multiservicios?

La subcontratación de servicios, nuevo caballo de batalla de sindicatos y CEOE

UGT y CCOO consideran que se han convertido en un foco de precarización y bajos salarios, mientras que la patronal considera que su impacto es mínimo.

El 30% de los expositores registrados para Subcontratación 2017 en el BEC son participantes nuevos y un 11% extranjeros
El 30% de los expositores registrados para Subcontratación 2017 en el BEC son participantes nuevos y un 11% extranjeros / EUROPA PRESS

Las empresas multiservicios son el caballo de batalla de los sindicatos, que consideran que se han convertido un foco de precarización y salarios bajos. La CEOE, por su parte, considera que el número de trabajadores afectados por los convenios de empresa sigue siendo "mínimo", un 8% y que la subcontratación no es un problema generalizado en el mercado laboral.

Los sectores farmacéutico, el de la alimentación o el de tecnologías de la información y comunicación son en los que más se usa el llamado outsourcing. Según los últimos estudios, el área más externalizada por las compañías es la de administración y/o servicios generales (44,7%), seguida de la de producción o de operaciones (31,3%). Le siguen el área comercial (24%).

Dentro de cada área funcional, se demandan a su vez distintos servicios específicos. Así, administración y servicios generales reparte su presupuesto entre los servicios de limpieza y seguridad (36,2%), recepción y control de accesos (20,6%), servicio de prevención de riesgos laborales (16,1%), grabación de datos (13,8%) y traducciones (13,4%).

En el área de producción, los principales procesos a externalizar por las empresas son los servicios logísticos (38,3%), seguido por la externalización de la función de IT (26,5%), los servicios auxiliares a la industria (24,4%) y los procesos ligados a la operación (10,8%). Siete de cada diez empresas confiesa que prevee aumentar el uso del outsourcing.

Convenio colectivo por encima del sectorial

La prevalencia del convenio colectivo de empresa sobre el sectorial ha sido clave para la expansión en los últimos años de las empresas multiservicios, que con salarios más bajos compiten por la subcontratación de servicios como la limpieza, la seguridad o la atención al cliente de grandes compañías. Esa es la conclusión de los sindicatos que abogan por un convenio sectorial específico para las multiservicios, porque denuncian que se ha producido una precarización de las condiciones laborales de los trabajadores subcontratados, que suelen tener salarios inferiores a los establecidos en los convenios sectoriales, una situación que la patronal no cree que esté generalizada.

El secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, explica que las grandes empresas contratan a las multiservicios con la idea de reducir costes, un ahorro que la subcontrata repercute en los salarios de sus trabajadores. Para Pino "la única solución a la precarización laboral que promueve la subcontratación" es la derogación total de la reforma laboral del PP de 2012, un objetivo compartido con el PSOE que ha presentado iniciativas parlamentarias en esa dirección. "Vamos a enfrentarnos a las empresas multiservicios hasta que se regulen", ha asegurado Pino, que considera que este sector está creando una "nueva categoría de trabajadores pobres".

Sin embargo, el director de relaciones laborales de la CEOE, Jordi García Viña, cree que no es necesario modificar la legislación actual ni devolver la superioridad a los convenios sectoriales y recuerda que los representantes de los trabajadores tienen por ley la capacidad de negociar los convenios en el ámbito de la empresa a través de las secciones sindicales.

Adecco da un paso para mejorar su imagen

No obstante, una de las principales empresas en el campo de las multiservicios, Adecco Outsourcing, se ha querido desvincular de "la mala fama" de este tipo de compañías impulsando la firma de un convenio propio, pero que establece la prevalencia del convenio sectorial de cada actividad que desarrollan.

El convenio ha sido apoyado por la Federación de Servicios de CCOO y en un primer momento también contó con el respaldo de UGT, que finalmente se apeó del acuerdo y lo impugnó por considerar que tenía "trampa" y que en el fondo seguía estableciendo la prioridad del convenio de empresa.

Para el asesor jurídico de la empresa Adecco Outsourcing, Manuel Indiano, no es correcto que se asocie la precariedad laboral con las multiservicios en general, por lo que la compañía ha promovido una campaña para regular de forma correcta estas compañías.

"Nosotros hemos dado un paso con este convenio que claramente nos puede generar una desventaja competitiva", asegura Indiano.
Por su parte Randstad, la otra empresa referente en el sector de la subcontratación, ha preferido no entrar en la polémica dado que aún analiza la situación y asegura que no tiene una postura fijada al respecto.

Adecco aboga por que se modifique el artículo 84.2 del Estatuto de Trabajadores -donde prevalece el convenio de empresa- ya que cree que "es la única manera de equiparar las reglas del juego". En eso coincide con CCOO, cuyo adjunto a la secretaría de políticas sectoriales, David Planell, insiste en volver al modelo de relaciones laborales previo a la reforma laboral "que atentó contra las bases de la negociación colectiva".

UGT comparte la reivindicación, aunque opina que, en ausencia de un convenio sectorial específico, las multiservicios tendrían que adoptar el mismo convenio que las empresas para las que trabajan, un modelo que Adecco ve inviable al imponerse un convenio que la empresa subcontratada y sus trabajadores no han negociado.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios