Código Penal

El dinero máximo que pagarás por una multa y el riesgo de no abonarla

Esta sanción económica, que se aplica a los delitos que se entienden más leves, puede derivar en una condena de prisión si no se paga en tiempo y forma.

¿Es posible regularizar una herencia sin el certificado de defunción?
La pena de multa implica comúnmente una sanción económica.
Canva.

Los delitos llevan aparejados una condena, que de manera habitual se asocia con la pena de prisión, especialmente en los delitos penales. Sin embargo, existen más tipos de penas, entre ellas la pena de multa que, pese a ser una sanción económica, puede derivar en cárcel. El Código Penal regula esta condena, que define como "sanción pecuniaria" y establece que se impondrá "por el sistema de días-multa".

Para entender el funcionamiento de esta condena y de cuál va a ser las consecuencias reales para el condenado, hay que tener en cuenta dos factores: extensión de los días multa e importe de la cuota a pagar. Su extensión mínima será de diez días y la máxima de dos años, aunque las penas de multa imponibles a personas jurídicas tendrán una extensión máxima de cinco años. La extensión concreta dependerá del delito cometido, así como de su gravedad.

Por su parte, la cuota diaria tendrá un mínimo de dos y un máximo de 400 euros, excepto en el caso de las multas imponibles a las personas jurídicas, en las que la cuota diaria tendrá un mínimo de 30 y un máximo de 5.000 euros.  En este caso se deja al criterio del Juez el importe que tenga que abonar el condenado, que deberá estar en sintonía con su capacidad económica.

A partir de lo anterior, tras cometer un delito el culpable podrá ser condenado, por ejemplo, a 40 días de multa a razón de seis euros diarios. Este importe se podrá pagar en un solo pago, abonar directamente 240 euros en este ejemplo, o a plazos, siempre que no se tarde más de 2 años en abonar el importe total. 

En caso de no cumplir con la multa impuesta, el condenado está sujeto a una responsabilidad personal subsidiaria que implica un día de prisión por cada dos de cuota de multa no satisfecha. Así, en el ejemplo anterior, el impago implicaría una condena de 20 días de multa. Aunque si se había abonado parte de la multa, la responsabilidad subsidiaria se aplicará sobre los días que quedan por pagar, no sobre la totalidad.

Multa proporcional

Pese a que el sistema habitual es el días  multas, el Código Penal añade que así será "salvo que la Ley disponga otra cosa". En ese sentido, hay ciertos delitos, por ejemplo contra la Hacienda Pública o relacionados con el tráfico de drogas, para los que la condena de pena de multa se aplica con la modalidad de multa proporcional.  Es decir, la multa será en proporción al beneficio obtenido o facilitado, al perjuicio causado, al valor del objeto, o a la cantidad defraudada o indebidamente obtenida. 

En los casos anteriores, cuando el valor del beneficio obtenido no sea posible, las multas previstas se sustituirán por una multa de dos a cinco años, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de prisión de más de cinco años; de uno a tres años, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de prisión de más de dos años no incluida en el inciso anterior; y de seis meses a dos años, en el resto de los casos.

Mostrar comentarios