Tanto en efectivo como online

Los pagos, cobros y transferencias en la cuenta bancaria que Hacienda vigila

Existen cantidades de dinero máximas a partir de las cuales los bancos tienen que informar a Hacienda. Ingresos, retiradas, transferencias, créditos y préstamos se vigilan para combatir el fraude fiscal.

La lucha contra el blanqueo de capitales hace que la Agencia Tributaria ponga en el foco ciertos movimientos bancarios.
 
 

Ingresar y sacar dinero en efectivo del banco es una acción que los españoles realizan casi a diario. Las operaciones financieras simples a través de cajeros automáticos no suelen estar en el foco de vigilancia de Hacienda a no ser que estas alcancen una cantidad límite, lo que implica que la entidad bancaria envíe una notificación a la Agencia Tributaria con la cuantía del movimiento y los datos del titular de la cuenta bancaria.

Esta información puede resultar desconocida para muchos clientes bancarios, pero lo cierto es que para cierto tipo de transacciones hay que seguir una reglamentación. En este sentido, cualquier pago o cobro en efectivo que supere los 3.000 euros hará saltar las alarmas de Hacienda en sus protocolos de control del fraude fiscal.

Asimismo, todas las operaciones que impliquen el uso de billetes de 500 euros, sin tener en cuenta su importe, serán notificadas por el banco a la Agencia Tributaria. Por otro lado, las transferencias iguales o superiores a los 10.000 euros, sin importar que sean efectivo o no, serán notificadas a Hacienda, y también los préstamos y créditos superiores a los 6.000 euros.

En el caso de que la transferencia sea igual o superior a los 10.000 euros y el dinero provenga del extranjero, o si es igual o superior a 100.000 euros dentro del territorio nacional, el usuario bancario estará obligado a declarar la transacción con el Modelo S1. De lo contrario se expondrá a multas de entre 600 euros y el doble del valor de los medios de pago intervenidos. La sanción puede incrementarse hasta situarse entre los 60.000 y los 150.000 euros si no se justifica adecuadamente el origen del dinero.

¿Multas por superar las cantidades máximas?

El objetivo de Hacienda a la hora de recibir las notificaciones de los bancos es luchar contra el blanqueo de capitales. Sin embargo, si el cliente bancario puede justificar sin problema el origen o destino de los movimientos bancarios que superen las cantidades mencionadas no habrá ningún tipo de sanción.

El simple hecho de pagar o cobrar más de 3.000 euros en efectivo no llevará asociado una sanción, sino el envío de la alerta a Hacienda, que podría investigar la situación.

Mostrar comentarios