Domingo, 21.10.2018 - 10:47 h
También de la OCDE

Los 'hombres de negro' del FMI aplazan su visita a España para testar a Sánchez 

Los organismos posponen hasta después del verano las misiones de supervisión de la situación política española previstas para esta semana y la pasada

Andrea Schaetscher, responsable de la misión del FMI en España
La responsable de la misión del FMI, Andrea Schaetcher, durante una de sus últimas visitas a España / EFE

La OCDE y el FMI han decidido aplazar hasta después del verano su examen anual sobre la situación económica española a la vista del terremoto político que ha desembocado en la caída del presidente Mariano Rajoy y la configuración de un nuevo gabinete socialista bajo la Presidencia de Pedro Sánchez, según han asegurado a La Información fuentes de la Administración.  

La visita de los 'hombres de negro' de ambas instituciones internacionales estaba prevista para finales de la semana pasada, en el caso de la OCDE, y para esta semana, en el caso del staff técnico del Fondo Monetario Internacional, pero han sido suspendidas ante el giro en la situación política, que ha abierto una serie de incertidumbres sobre las prioridades de la política económica que los organismos internacionales prefieren testar antes de emitir su opinión y sus recomendaciones sobre la situación de la economía española.

La visita de misiones de los organismos internacionales a España forma parte del esquema habitual de relación que este tipo de instituciones multilaterales mantiene con sus países asociados. Se producen con una regularidad semestral - aunque pueden darse con más asiduidad si la situación económica del país así lo aconseja- y en ellas el equipo de funcionarios de la institución de turno mantiene una ronda de encuentros con las principales autoridades económicas del país, partidos políticos, líderes empresariales, agentes sociales, analistas e instituciones de análisis para conformarse una opinión lo más completa posible sobre su situación económica.

El ejercicio no es irrelevante. La OCDE y el FMI disponen de equipos técnicos específicos dedicados a monitorizar la situación económica de España desde París y Washington, pero según confirman fuentes de la Administración del Estado y del ámbito académico que han participado en reuniones con estos organismos el 'sentimiento' que perciben en los encuentros de campo resultan esenciales a la hora de conformar los influyentes informes de situación que elaboran sobre los países.

El mercado de trabajo... y las pensiones

"Han decidido esperar para ver en qué sentido van las primeras decisiones que toma el Gobierno de Sánchez y entonces emitir sus valoraciones y recomendaciones", explica una fuente de la Administración del Estado al tanto de la situación. No es de extrañar. La mejora de las pensiones, una de las prioridades del nuevo Gobierno, es también una de los principales motivos de preocupación del Fondo Monetario Internacional, que en su última visita a España respaldó el índice de revalorización de las pensiones - ahora, más en cuestión que nunca - e incluso dejó caer que la edad legal de jubilación debería llevarse más allá de los 67 años.

Los planes del Gobierno no parecen pasar ni mucho menos por retrasar aún más la edad legal de jubilación, y respecto a la revalorización de las pensiones... el Gobierno ya ha manifestado expresamente su inclinación por recuperar el IPC como índice general de referencia. Cualquier medida concreta en esa dirección será objeto de comentario por el FMI.

Las pensiones también han sido un caballo de batalla para la OCDE, que ha cuestionado el equilibrio del sistema español de pensiones y su capacidad para reducir la desigualdad. También se ha mostrado partidario de impulsar en la medida de los posible los planes privados de pensiones, algo que el relato del gobierno socialista ni se plantea.

Según las fuentes consultadas los borradores enviados hasta ahora por las instituciones internacionales al Gobierno inciden nuevamente en la situación del mercado laboral, en la dualidad entre temporales e indefinidos, en el elevado número de contratados a tiempo parcial que no desean estar en esta situación, pero también en la necesidad de una mayor flexibilidad en el mercado, un clásico de estos informes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios