El sueldo del primer ejecutivo del banco malo

Sareb aborta a última hora una propuesta formal para subir el sueldo de Echegoyen

El Consejo del 'banco malo' barajó y finalmente descartó pedir a sus accionistas la elevación del tope salarial del presidente hasta los 490.000 euros

El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen
El Consejo de Sareb barajó la opción de subir el sueldo de Jaime Echegoyen hasta los 490.000 euros / EFE

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), más conocido como 'banco malo', que el año pasado cerró el ejercicio con unas pérdidas de 565 millones de euros, barajó durante semanas y hasta plasmó en un borrador una propuesta formal para elevar hasta los 490.000 euros el tope salarial de su primer ejecutivo, Jaime Echegoyen, de cara al presente ejercicio de 2018.

Según se desprende del borrador al que ha tenido acceso La Información, el Consejo de Administración de la entidad daba por descontado el informe favorable de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones y preveía someter la propuesta de mejora retributiva del 1,1% para los consejeros ejecutivos (solo Echegoyen lo es) este jueves a la Junta de Accionistas - en la que están representados el Estado, a través del FROB, por una parte; y lo más granado del sector financiero doméstico, por otra-, posibilidad que finalmente se descartó

Captura Informe subida retributiva Sareb

Fuentes de Sareb consultadas por este medio han asegurado que se trata de un borrador antiguo y que el Consejo de Administración de la entidad ni siquiera ha valorado finalmente la posibilidad de elevar propuesta alguna de subida salarial a la Junta General de Accionistas.

La primera subida de sueldo en la historia del 'banco malo'

La propuesta a la que ha tenido acceso La Información preveía la elevación del tope salarial de Jaime Echegoyen hasta los 490.436 euros, una cifra que se sitúa por debajo de los 500.000 euros fijados como límite máximo para la retribución del máximo ejecutivo de la entidad en la Política de Retribuciones de Sareb pero que está por encima de los 485.100 euros que a día de hoy constituyen este techo. 

Desde su constitución en el año 2012 la retribución fija del primer ejecutivo del banco malo ha permanecido inalterada en 385.000 euros al igual que la variable que supone como máximo el 26% del tramo fijo (100.100 euros), con la peculiaridad de que ésta no se percibe de forma efectiva hasta transcurridos tres años de su devengo. El esquema barajado por Sareb elevaba la parte fija de la retribución del CEO a 389.235 euros (4.235 euros al año más) y la variable hasta los 101.201.

Se da la circunstancia de que el Consejo de Sareb ha valorado esta opción justo el año en que el desempeño de Jaime Echegoyen ha sido menos brillante, si tomamos como termómetro del mismo los criterios que establece la política retributiva del banco malo. De los cuatro ejercicios que el actual consejero delegado lleva ejerciendo esta función el pasado año 2017 fue en el que devengó un variable más flojo: 75.041 euros, según la información proporcionada en el Informe de Gobierno Corporativo. Sólo un año antes, ese variable, que está vinculado al cumplimiento de los objetivos cuantitativos y cualitativos fijados por el Consejo de Administración a principios de año, había sido de 97.518 euros sobre un total 100.100 euros, un cumplimiento casi total.

Tanto en 2015 (75.425 euros) como en 2014 (83.000 euros), aunque en ese año solo ejerció durante nueve meses, el plus variable que percibió Echegoyen y, por tanto, el grado de cumplimiento de los objetivos marcados fue superior al acreditado en 2017.

Un 'sudoku' retributivo

Determinar el sueldo real que percibe Jaime Echegoyen al frente de Sareb en un ejercicio concreto no es, no obstante, una tarea sencilla. Pongamos como ejemplo el ejercicio de 2017. El sueldo máximo que en función de la política de retribuciones del banco malo podría haber percibido el año pasado era de 485.100 euros, según los tramos fijos y variables que han permanecido vigentes hasta ahora. El sueldo virtual que devengó el consejero ejecutivo de Sareb como consecuencia de la retribución fija a la que tiene derecho y el tramo variable al que se hizo acreedor en función de los objetivos alcanzados y no alcanzados en 2017 fue de 460.041 euros.

Sin embargo, no fue ésta la cuantía que realmente ingresó Echegoyen el año pasado por sus atribuciones al frente del banco malo. El salario real percibido por el consejero delegado de Sareb el pasado año 2017 según la información proporcionada por el banco malo fue de 475.500 euros...La explicación a este aparente embrollo es que el primer ejecutivo, igual que el resto de miembros del Consejo, no percibe durante el año en curso el grueso de las retribuciones devengadas por su trabajo durante el mismo, sino que la parte variable la cobra con un determinado desfase.

De hecho, los 475.500 euros cobrados por Echegoyen el año pasado se corresponden, sí, a los 385.000 euros que constituían la parte fija de su sueldo, pero los 90.500 euros de variable corresponden, sin embargo, al último tercio de su retribución variable de 2015 (25.500 euros), y a las dos terceras partes de su variable de 2016 (65.000 euros en total). Así funciona la cosa.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios