Lunes, 22.04.2019 - 20:56 h
Bajan un 40,7% en 2018, hasta las 6.523

Otra señal del regreso de la vivienda: los embargos suman cuatro años de caídas

Por contra, las ejecuciones sobre las hipotecas nuevas aumentaron un 10,6%, después de tres años de retrocesos, según datos del INE. 

vivienda
Otra señal del regreso de la vivienda: los embargos suman cuatro años de caídas. / EFE 

Una nueva señal de la 'resurrección' del mercado inmobiliario. El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 6.523 en 2018, cifra un 40,7% inferior a la de 2017, según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De este modo, los embargos sobre viviendas habituales encadenan cuatro años de retrocesos después de que en 2017, 2016 y 2015 bajaran un 48,3%, un 30,3% y un 12,6%, respectivamente.

Solo en el cuarto trimestre de 2018 se registraron 1.551 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, un 31,2% más que en el trimestre anterior, pero un 28,9% menos que en el cuarto trimestre del pasado ejercicio. 

Sólo en el cuarto trimestre de 2018 se registraron 1.551 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, un 31,2% más que en el trimestre anterior, pero un 28,9% menos que en el cuarto trimestre de 2017. Según el INE, sólo el 0,01% de las viviendas familiares existentes en España (18.625.000) iniciaron una ejecución hipotecaria entre octubre y diciembre de 2018.

El objetivo principal de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

En 2018 se iniciaron 53.857 ejecuciones hipotecarias, un 1,6% más que en 2017. De ellas, 51.314 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 2.543 a fincas rústicas. Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas aumentaron un 3,2% en relación a 2017. Dentro de las fincas urbanas, 25.903 correspondieron a viviendas, cifra que representa el 48,1% del total registradas en 2018 y que es un 6,6% inferior a la del año anterior. 

Dentro de las viviendas, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas físicas sumaron 8.912 en 2018 (-38,2%), de las que 6.523 (el 73,2% del total) son viviendas habituales en propiedad y 2.389 no son residencial habitual de los propietarios. Estas últimas bajaron un 30,4% respecto a 2017. Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas totalizaron 16.991 el año pasado, un 27,8% más que en el pasado ejercicio. 

Menos ejecuciones de vivienda usada y más de nueva 

Del total de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas registradas el año pasado, casi ocho de cada diez (20.651) afectaron a viviendas usadas, con un descenso anual del 10,1%. Por contra, las ejecuciones sobre viviendas nuevas aumentaron un 10,6% tras tres años de retrocesos, hasta sumar un total de 5.252.

La estadística revela además que el 22,7% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en 2018 corresponde a hipotecas constituidas en 2007, el 13,7% a suscritas en 2006 y el 13,6% a firmadas en 2008. Ampliando un poco más el espectro, a los años 2005-2008, se obtiene que este periodo concentra el 57,2% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas el año pasado.

En 2018, las ejecuciones hipotecarias sobre solares ascendieron a 3.352, con un repunte anual del 24,2%. Por su parte, las operaciones sobre locales, garajes, oficinas, trasteros, naves y otros edificios de naturaleza urbana alcanzaron las 22.059, un 14,4% más.  Por último, las ejecuciones sobre fincas rústicas se situaron en 2.543 en 2018, con un retroceso del 23,1% respecto al ejercicio precedente.

Comunidad Valenciana, líder 

Por comunidades autónomas, Comunidad Valenciana lideró las ejecuciones sobre viviendas el año pasado, con un total de 5.242, seguida de Andalucía (5.154) y Cataluña (4.561). En el lado opuesto se situaron País Vasco (97), Navarra (173) y Baleares (387).

Sobre el total de fincas, Andalucía encabezó la lista, con 10.123, seguida de Comunidad Valenciana (10.076) y Cataluña (8.841). A la cola se situaron País Vasco (261), Navarra (342) y Baleares (802).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios