Miércoles, 20.11.2019 - 04:49 h
Encuesta de Población Activa

El peor dato de empleo desde 2012 sacude a Sánchez a las puertas de las elecciones

El paro baja en 16.200 personas en el tercer trimestre y los ocupados crecen en 69.400 personas, en ambos casos, el mínimo desde hace siete años.

La Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre sacude a Pedro Sánchez a solo diez días de que empiece la campaña oficial y a poco más de dos semanas para la celebración de las elecciones generales. Los datos de empleo y paro que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE) son los peores desde el año 2012, en plena crisis. El frenazo económico se ha dejado sentir con toda su fuerza este verano en el mercado laboral y el Gobierno en funciones cada vez tiene más difícil negar la desaceleración.

En concreto, el paro bajó en 16.200 personas entre julio y septiembre y los ocupados aumentaron en 69.400 personas, en ambos casos, el mínimo desde hace siete años, cuando España estaba sumida en lo peor de la recesión. Por su parte, la tasa de desempleo se situó ligeramente por debajo del 14%, en el 13,92%, lo que supone una décima menos que en el trimestre anterior.

Si bien que baje el paro y suba el empleo siempre es una buena noticia, no ha sido un buen verano para el mercado laboral, como ya venían apuntando los datos de afiliación a la Seguridad Social. Si se observan las cifras de años anteriores en términos EPA, por ejemplo, en el tercer trimestre de 2018 se crearon 183.900 puestos de trabajo y en 2017 fueron 235.900. Y lo mismo por el lado del desempleo: en el mismo periodo del año pasado salieron del paro 164.100 personas y el año anterior, 182.600.

Con todo, la tasa de paro ha bajado del 14% por primera vez en una década, lo cual también es una señal positiva, pues no se situaba en ese nivel desde el cuarto trimestre de 2008. Y la cifra total de ocupados ha alcanzado las 19.874.300 personas, la mejor en 11 años. Son, sin duda, los datos que servirán al Ejecutivo para transmitir que el mercado de trabajo sigue mostrando brotes verdes, pese al frenazo económico.

El Gobierno en funciones también mirará a la evolución anual. Y es que en los últimos doce meses España ha logrado crear 346.300 empleos y han salido del paro 111.600 personas. Sin embargo, el parón aquí también es ya evidente, pues la tasa de variación anual de la ocupación se ha desplomado al 1,7%, desde el 2,5% del tercer trimestre de 2018, cuando se crearon 478.700 puestos de trabajo en un año. Y la caída de parados también es menor que hace un año, cuando se restaron 405.000 desempleados respecto al tercer trimestre de 2017. La tasa de variación anual del paro se desploma más aún: del -10,87% del tercer trimestre de 2018 al -3,36% del mismo periodo de este año.

Así, todavía quedan más de 3,2 millones de personas en situación de desempleo. En concreto, según la EPA hay 3.214.400 personas que quieren trabajar y no pueden. Y esto en un momento en el que todos los analistas han rebajado sus previsiones para la economía española -también el propio Gobierno- tanto para este año como para el que viene, sobre todo por las incertidumbres que se están dando en el entorno exterior, que tiran a la baja de las perspectivas.

¿Qué empleo se crea?

Todo esto sucede en un momento del año, el verano, que suele traer alegrías al mercado laboral por el impulso de la temporada turística. Ni eso ha servido para evitar la peor EPA de los últimos siete ejercicios. Con todo, entre julio y septiembre se creó empleo. ¿De qué tipo? Según los datos del INE, el incremento de la ocupación se repartió casi por igual entre el sector privado, que generó 35.200 empleos, y el sector público, que creó 34.200 respecto al trimestre anterior.

Así, el número de asalariados subió en 101.700 personas entre julio y septiembre, con un aumento de los trabajadores con contrato temporal de 76.600 personas, frente a un incremento de 25.100 asalariados con contrato indefinido. De esta forma, el número de asalariados con contrato indefinido alcanzó la cifra más alta de la serie histórica, con 12.313.600 trabajadores fijos. Este último también es un buen dato.

¿Quién se queda en paro?

Hay que destacar que el número de jóvenes en paro menores de 25 años subió en 18.300 personas en el tercer trimestre del año, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 525.000 al finalizar septiembre. Si bien la tasa de paro entre el colectivo descendió hasta el 31,6%, frente al 33,1% del trimestre anterior y el 33% de hace un año, debido al fuerte incremento de la actividad entre los menores de 25 años durante los meses de verano.

Por sexo, las mujeres salieron más perjudicadas que los hombres durante los meses estivales, pues el número de hombres en paro disminuyó en 33.700, situándose en 1.500.500, mientras entre las mujeres el desempleo se incrementó en 17.400, hasta 1.713.900. Así, la tasa de paro femenina sube 14 centésimas y se sitúa en el 15,92%, y la masculina  disminuye 31 centésimas y queda en el 12,17%.

Y por sectores, los datos del INE reflejan que el paro bajó este verano en Industria (–15.800) y en Servicios (–8.600) y subió en Agricultura (20.000 parados más) y en Construcción (3.100). Por contra, la ocupación creció en los Servicios (87.700 personas más) y en la Industria (51.200) y se redujo en la Agricultura (63.000 menos) y en la Construcción (–6.500).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING