Datos del Directorio Central de Empresas

La crisis de las peluquerías: 46.581 han cerrado desde que Hacienda subió el IVA

El IVA de estos comercios subió en 2012 al 21% y provocó el cierre de entre 9.000 y 10.000 negocios de media al año. Cataluña, la más perjudicada.

Fotografía peluquería

1 de septiembre de 2012. Es un día marcado en rojo por las peluquerías españolas. Esa jornada entró en vigor el nuevo tipo impositivo en el IVA para estos comercios, al pasar el general del 18% al 21% y el reducido del 8% al 10%. Esta subida fiscal ha perjudicado a un gran número de negocios en toda España que han tenido que echar el cierre ante la imposibilidad de soportar las pérdidas. En concreto, 46.581 peluquerías han cerrado desde el año 2012, según los datos extraídos del Directorio Central de Empresas (DIRCE) dependiente del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Para entender por qué el cierre de peluquerías es un indicador preocupante para la economía española hay que recurrir al llamado 'haircut index' (índice de la peluquería, según su traducción literal). Significa que las finanzas crecerán en la medida en que los ciudadanos de un país acudan con cierta asiduidad a cortarse el pelo o peinarse a un comercio especializado en este tipo de soluciones estéticas. En Estados Unidos lo emplea, por ejemplo, la firma Sageworks, uno de los principales proveedores de análisis de mercado para empresas no cotizadas para poder fijar las perspectivas de crecimiento.

Si el 'haircut index' lo aplicáramos en España la conclusión sería alarmante, como poco. Y es que en los últimos años se han cerrado de media entre 9.000 y 10.000 de estos establecimientos. Las cifras concretas son las siguientes: en 2012 cerraron 8.913 peluquerías en todo el país, cifra que bajó en 2013 y 2014 a las 8.612 y 8.690 clausuras. Pero en 2015 se registraron 9.396 ceses de actividad y en 2016 se batieron todos los récords, con 10.970 negocios que no pudieron sobrevivir, teniendo siempre como referencia los datos del DIRCE.

Por comunidades autónomas, Cataluña ha sido la región más perjudicada, con 8.655 cierres; seguida de Andalucía, con 8.233; Madrid, con 6.341, y Comunidad Valenciana, con 5.715. El récord de peluquerías que tuvieron que cerrar en un año lo tiene también Cataluña con 2.058 negocios que no aguantaron la situación económica y tuvieron que cesar su actividad en 2016 (los datos de 2017 estarán disponibles en agosto de este año). No obstante, también hay que tener en cuenta que es un sector con una potente rotación, con establecimientos que abren y cierran de manera habitual.

Las ventas de los establecimientos dedicados a la peluquería crecieron en 2016 un 1,8% en relación al año anterior, hasta alcanzar los 2.850 millones de euros, según datos del Observatorio Sectorial DBK de Informa. Por su parte, los centros de estética facturaron ese mismo año 820 millones, un 2,5% más. Estos datos demuestran que la evolución del negocio de estos negocios no sigue la misma línea que la economía española, que acumula ya cuatro años completos de crecimiento positivo y en los últimos por encima del 3%.

En un intento por solucionar esta situación económica, el PSOE presentó el pasado mes de diciembre una proposición no de Ley en el Congreso para redudir el IVA de las peluquerías al 10%. La diputada por Córdoba, María Jesús Serrano, aseguró que "todas las organizaciones representativas del sector han manifestado públicamente que el Gobierno demostró un total y absoluto desconocimiento de la realidad del sector de la peluquería" al subir el IVA en 2012. Añadió que "ante el incremento de la carga impositiva, el 72 por ciento de las empresas decidió asumir total o parcialmente el impacto de la subida fiscal" en un tipo de comercio que es "tremendamente competitivo, con un margen de beneficio muy reducido y unos gastos de personal que se aproximan al 50 por ciento".

La parlamentaria socialista concluyó que rebajando el IVA de las peluquerías al 10% se daría "un claro estímulo para el sector" y se "permitiría el mantenimiento económico de las empresas, la creación de empleo, especialmente femenino, y un beneficio para los consumidores que supondría un incremento de la actividad". De momento, el Gobierno no ha planteado tocar este impuesto en peluquerías como sí hará con el cine en los Presupuestos de este año que se conocerán este martes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios