Adscrita al ministerio de Hacienda

Qué es la SEPI, cómo funciona y qué empresas le han solicitado el rescate

En las últimas semanas, se ha prorrogado el plazo para pedir las ayudas hasta el 31 de diciembre de este año y de hecho no se descarta ampliarlo de nuevo.

Que es la SEPI rescate empresas
Qué es la SEPI, cómo funciona y qué empresas le han solicitado el rescate
SEPI

Desde el pasado julio, todas aquellas grandes empresas que se hayan visto afectadas por la pandemia de la Covid cuentan con el fondo de reserva para el apoyo a la solvencia de empresas estratégicas, dotado con 10.000 millones de euros. Está gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). 

En las últimas semanas, se ha prorrogado el plazo para pedir las ayudas hasta el 31 de diciembre de este año y de hecho no se descarta ampliarlo de nuevo si la evolución de la pandemia y de la crisis económica asociada lo requieren. Pero, ¿qué es exactamente la SEPI y cómo funciona? 

La SEPI, creada en 1995, es una entidad adscrita al Ministerio de Hacienda y de derecho público que tiene como objetivo, según reza en su página web, rentabilizar las participaciones empresariales y orientar todas las actuaciones atendiendo al interés público. Sus actividades se rigen por ordenamiento jurídico privado, aunque también le resulta de aplicación determinada normativa pública como la que se deriva de la Ley General Presupuestaria, la Ley de Contratos del Sector Público o las leyes de Presupuestos. 

El ámbito de actuación abarca 15 empresas participadas de forma directa y mayoritaria, que constituyen el Grupo SEPI. Cuenta con una plantilla de hasta 78.000 personas. 

Control público del Estado y de la UE

Según la propia SEPI, su pertenencia y empresas están sometidas a los mismos procedimientos de control de cualquier institución pública: 

  • Control económico-financiero, a través de la Intervención General de la Administración del Estado y del Tribunal de Cuentas. 
  • Control de las relaciones laborales, por la Comisión de Seguimiento de la Negociación Colectiva, la Comisión Interministerial de Retribuciones (CECIR) y el Ministerio de Hacienda.
  • Controles específicos de las privatizaciones, por el Consejo Consultivo de Privatizaciones, la Intervención General de la Administración del Estado y el Tribunal de Cuentas.
  • Control parlamentario, mediante comparecencias informativas en el Congreso y en el Senado, iniciativas parlamentarias y el envío periódico de información político-financiera.
  • Control de la Unión Europea, a través de los órganos comunitarios en relación con la competencia y con políticas sectoriales.

Qué empresas han recurrido a la SEPI

La lista de empresas en problemas que han recurrido al fondo SEPI de apoyo a la solvencia sigue creciendo y ha llegado a la treintena por un volumen total de entre 3.000 y 3.300 millones de euros. A esta cifra se suman a los 968 millones que ya han sido aprobados en el Consejo de Ministros para cuatro compañías: Air Europa, Ávoris, Duro Felguera y Plus Ultra Líneas Aéreas.

Hasta el momento la petición más elevada es la de Celsa, la mayor siderúrgica española, que ha duplicado la cifra inicial, hasta 700 millones de euros, aunque fuentes del mercado financiero consideran que el rescate final será algo menor, informa Efe. Entre las empresas solicitantes de la ayuda hay algunas cotizadas, como Duro Felguera, a la que ya se le han concedido 120 millones; Tubos Reunidos, que ha pedido cerca de 115 millones, y Abengoa, que demanda 249 millones de euros a través de Abenewco 1, la filial a la que se han traspasado los activos más valiosos y la actividad de la matriz, según han confirmado las propias empresas.

La gran mayoría de las empresas que aspira al rescate se concentra en el sector turístico. Están avanzados los procesos en el grupo Wamos, que solicita 75 millones; en la cadena hotelera Room Mate, que ha pedido 52; en el grupo de autobuses y trenes turísticos y transporte de viajeros Juliá (37), y en la cadena Serhs (con hoteles en Cataluña, Andorra y Brasil) que demanda 35.

Entre los peticionarios figuran también las hoteleras Hotusa, que habría solicitado en torno a 200 millones; Hesperia (55); Naviera Armas (el grupo en el que se integra Trasmediterránea), y Hotelatelier (propietario de los Petit Palace y los Icon, con establecimientos en siete ciudades españolas). También Abades, una empresa con 63 establecimientos entre hoteles -sobre todo en Andalucía- restaurantes, servicios de cáterin y áreas de servicio, ha recurrido a la sociedad estatal.

Fuera del sector turístico, además de Tubos Reunidos y Abengoa, están la tecnológica Airtificial, que fabrica y diseña componentes para sectores de automoción, aeronáutica y obra civil, al tiempo que el grupo audiovisual Mediapro también sondea la posibilidad de pedir ayuda.

Mostrar comentarios