Sin aliado privado no habrá capital público

La SEPI quiere colocar en Duro Felguera a un CEO cercano al PSOE de Asturias

El Estado dio luz verde al rescate de la compañía asturiana hace unos días pero está condicionado a la entrada de un nuevo apoyo en el capital y la reestructuración de la cúpula de la empresa.

Duro Felguera La ministra de Hacienda y cabeza de lista del PSOE al Congreso por Sevilla, María Jesús Montero, participan en la jornada 'Agenda Urbana: Cohesión, Racionalidad y Sostenibilidad'. En el Hotel NH Collection de Sevilla. (Foto de ARCHIVO) 02/04/2019
Duro Felguera busca un socio y la SEPI un CEO cercano al PSOE de Asturias
Europa Press

Duro Felguera ha conseguido el primero de sus retos, que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) le otorgue la ayuda de 120 millones de euros que solicitó para garantizar su supervivencia. En cambio, dicho salvavidas tiene varios condicionantes entre los que destacan la entrada de un socio y un cambio en la cúpula de la compañía. Conseguir un 'mirlo blanco' que consiga sacar adelante a la ingeniería asturiana es todo un reto para la empresa y, mientras esto ocurre, el Gobierno y la banca, que también ha tenido que aceptar las condiciones de refinanciación, buscan un nuevo consejero delegado que capitanee la etapa que comenzará en unos días.

Fuentes financieras inmersas en las negociaciones que terminaron con la salvación de la ingeniería señalan a La Información que pese a que aún no hay un nombre cerrado, la persona elegida para sustituir a José María Orihuela será un directivo cercano al PSOE de Asturias, pieza clave para lograr su salvación. La banca acreedora lleva más de un año en conversaciones con el CEO de la compañía para conseguir una reestructuración que no llegó hasta la intermediación de la SEPI. Desde el inicio, las voces del sector financiero han sido contrarias al mantenimiento del ejecutivo en el cargo, pero la entrada del capital público en la compañía ha servido para que esta idea tome forma.

En el momento en que el Ejecutivo, a través de su portavoz María Jesús Montero, anunciaba la aprobación por parte del Consejo de Ministros de esta ayuda ya reseñaba que el gesto tendría como contraprestación la entrada de dos consejeros. Fuentes conocedoras confirman a este medio que uno de ellos será Juan Ramón García Secades, expresidente de Hunosa, mientras que el segundo nombre, que ocupará la silla de consejero delegado, está aún en el aire.

La salida de Orihuela, que se da por descontada en todos los foros, ha creado un nuevo 'fuego' que la SEPI debe apagar en los próximos días. El directivo no quiere renunciar a su cargo y exige que "si se le echa" se le pague el despido, señalan en medios conocedores. La indemnización estaría cifrada, según fuentes al tanto de las negociaciones entre el propio Orihuela y la SEPI, en unos tres millones de euros. Fuentes oficiales de la compañía niegan que exista esta negociación. 

Mientras tanto, y con la idea de que los principales ejecutivos saldrán de la ingeniería asturiana, Duro Felguera sigue buscando un nuevo socio. Para esta tarea contrató hace ya varios meses a Alantra, compañía que habría recibido una decena de muestras de interés y ya tendría una propuesta avanzada ante la SEPI que también tendrá voz y voto en la elección del CEO. Entre los nombres que desde hace meses están sobre la mesa estaría el de la también asturiana TSK que trabaja en el mismo sector.

El rescate de SEPI y el acuerdo con la banca

Duro Felguera solicitó al fondo de rescate de 10.000 millones de euros que gestiona SEPI un salvavidas de 120 millones de euros dividido en tres partes. Por un lado, la suscripción de una ampliación de capital por valor de 30 millones de euros, y luego dos préstamos, uno participativo y otro ordinario de 70 y 30 millones, respectivamente. Este movimiento fue justificado por la propia María Jesús Montero como estratégico por la importancia de la compañía para el tejido productivo asturiano.

Este mismo lunes, la compañía ha precisado a través de un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el apoyo financiero aprobado se articula en dos fases. En la primera la SEPI llevará a cabo un desembolso de 40 millones de euros, mediante un préstamo participativo de 20 millones de euros y uno ordinario de otros 20 millones que se llevará a cabo "tentativamente antes del 31 de marzo", según la propia ingeniería. En una segunda fase, se llevará a cabo el desembolso de un nuevo préstamo participativo de 50 millones de euros y los 30 millones comprometidos en forma de aportación de capital. Esta parte se llevará a cabo antes del 30 de junio. 

El Estado rechaza entrar en el capital de Duro Felguera si no consigue un socio privado antes del mes de julio

De acuerdo con el citado comunicado, el fondo público realizará una aportación de capital en una cuantía inferior a la efectuada por el hipotético socio industrial privado que entrase en la compañía. El resto del desembolso, hasta completar los treinta millones de euros, se efectuará mediante un  préstamo participativo. "En el supuesto de que no se hubiera hecho efectiva la entrada en el capital de un socio industrial privado antes del 30 de junio de 2021, la aportación de treinta millones de euros se realizará íntegramente mediante un préstamo participativo", por lo que en caso de que la compañía no encuentre un socio, el Estado tampoco entraría a formar parte del capital de la empresa asturiana.

Mostrar comentarios