Martes, 31.03.2020 - 07:05 h
Acuerdo de Gobierno de coalición

Sánchez e Iglesias derogarán la reforma laboral y subirán Sociedades a los bancos

PSOE y Podemos acuerdan subir el IRPF a las rentas más altas y elevar el Salario Mínimo Interprofesional a 1.200 euros al final de la legislatura.

Iglesias y Sánchez
Sánchez e Iglesias derogarán la reforma laboral y suben Sociedades a los bancos / EP

'Habemus' programa de Gobierno de coalición. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias daban anoche en La Moncloa los últimos retoques a un plan conjunto que han dado a conocer este lunes 30 de diciembre y que lleva por nombre 'Coalición progresista. Un nuevo acuerdo para España'. En esa hoja de ruta se contempla una ambiciosa reforma fiscal que afectará a las grandes empresas y a las rentas más altas, una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y, la joya de la corona, la derogación de la reforma laboral. Tal cual. 

En materia laboral, el documento no deja lugar a dudas: "Derogaremos la reforma laboral", dice. De este modo, Iglesias ha arrancado a Sánchez la liquidación total de la ley del PP, como adelantó La Información, dejando atrás los planes de los socialistas de eliminar exclusivamente los aspectos "más lesivos". "Con carácter urgente" se derogará la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad, las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo, y la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales.

También quieren modificar el artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores sobre contratación y subcontratación laboral a efectos de limitar la subcontratación a servicios especializados ajenos a la actividad principal de la empresa. Asimismo, contemplan limitar la capacidad de modificación unilateral de las condiciones del contrato por parte de la empresa y revisar el mecanismo de inaplicación de los convenios colectivos, orientándolo a descuelgue salarial vinculado a causas económicas graves.

Respecto a la contratación, se comprometen a "simplificar y reordenar el menú de contratos de trabajo", reforzando el principio de causalidad en la contratación temporal y las sanciones aplicables a su uso fraudulento de forma que la contratación indefinida sea la forma ordinaria de acceso al empleo. También quieren favorecer el uso del contrato fijo discontinuo para actividades cíclicas y estacionales y reforzar el control de la contratación a tiempo parcial. Asimismo, aseguran que revisarán las causas del despido y las condiciones de los contratos formativos y de becarios.

Sánchez e Iglesias evitan mojarse con el SMI

En el programa de la coalición progresista hay una gran ausencia: la cuantificación del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2020. Los socios de Gobierno han evitado mojarse con la cantidad concreta que alcanzará la referencia salarial mínima legal en España y se han limitado a establecer que "alcanzará progresivamente el 60% del salario medio en España tal y como recomienda la Carta Social Europea". De este modo, el PSOE y Unidas Podemos se comprometen a convocar la mesa del Dialogo Social "al objeto de promover un acuerdo que será la base para la propuesta del Gobierno".

En paralelo, se creará una Comisión asesora del Ministerio de Trabajo y a disposición del Diálogo Social, compuesta por "profesionales de reconocido prestigio, académicos y representantes de los sindicatos y empresarios", que estudiará la evolución del SMI. Para su análisis, reza el documento, "se tendrán en cuenta, entre otras cuestiones, el índice de precios de consumo, la productividad media nacional alcanzada, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional, y la coyuntura económica general".

Pero no solo eso, el programa de la coalición apuesta por promover el establecimiento de un Salario Mínimo Interprofesional Europeo, como referencia para todo el continente. Asimismo, aparece la propuesta de un Seguro Europeo de Desempleo y la consolidación efectiva del Pilar Social de la UE.

Pensiones: actualización conforme al IPC real

Sánchez e Iglesias también han puesto negro sobre blanco sus planes para las pensiones públicas. Apuestan directamente por su "blindaje" y su revalorización conforme al coste de la vida. En este sentido, se comprometen a subir las pensiones "conforme al IPC real mediante ley de forma permanente", y a aumentar el poder adquisitivo de las pensiones mínimas y las no contributivas. Al mismo tiempo, plantearán a todas las fuerzas políticas y a los agentes sociales "un nuevo Pacto de Toledo, que garantice la sostenibilidad y suficiencia del sistema público de pensiones".

También prometen impulsar la reducción de la brecha de género en las pensiones y revisar las pensiones de viudedad, "garantizando la igualdad de trato en los casos de parejas sin vínculo matrimonial". Asimismo, en sus planes está revisar el sistema de cobertura de lagunas y determinación de la base reguladora para evitar perjuicios a las personas con carreras profesionales irregulares y el complemento por maternidad para hacerlo más equitativo y evitar la perpetuación de roles de género.

"En el marco de esta reforma, eliminaremos el Factor de Sostenibilidad y el Índice de Revalorización de Pensiones de la Seguridad Social", se incluye en el texto. En esta reforma se estudiarán y desarrollarán medidas para "garantizar el aumento de los ingresos de forma estructural, descargando a la Seguridad Social de gastos impropios, asegurando la sostenibilidad del Sistema". Se revisarán las bonificaciones a la contratación con el objetivo de reducirlas, garantizando el mantenimiento de aquéllas que contribuyen a la inserción en el mercado laboral de los colectivos con especial vulnerabilidad.

Subida del IRPF a las rentas altas

También se subirá el IRPF a las rentas más altas, tal y como se avanzó en estas páginas. Era un pulso que mantenían Sánchez e Iglesias desde hace días. En este ámbito se han impuestos las tesis del PSOE: se elevará el impuesto sobre la renta en dos puntos a quienes ganen más de 130.000 euros y en 4 puntos a quienes superen los 300.000. Hay que recordar que Podemos pedía rebajar el umbral a 60.000 euros y el Govern ha aprobado unos Presupuestos que lo sitúan en 90.000 euros.

Los bancos y energéticas también serán objetivo de la reforma fiscal pactada entre Sánchez e Iglesias. Así, se subirá el impuesto de Sociedades hasta un tipo mínimo del 15%, con un recargo especial para las entidades financieras y las empresas de hidrocarburos. Pagarán el 18% de sus beneficios. Además, el tipo estatal sobre las rentas de capital se incrementará en cuatro puntos porcentuales a partir de 140.000 euros: pagarán al 27%.

Sánchez e Iglesias también se comprometen a desarrollar un "Ingreso Mínimo Vital como prestación de Seguridad Social". Así lo explican: "Comenzaremos en un primer momento por el aumento decidido de la prestación por hijo/a a cargo para familias vulnerables, y posteriormente mediante un mecanismo general de garantía de renta para familias sin ingresos o con ingresos bajos".

Otras medidas fiscales contempladas en el acuerdo son la 'tasa Google', la tasa Tobin sobre las transacciones financieras consistente y una nueva fiscalidad verde "como mecanismo para desincentivar comportamientos nocivos para el medioambiente, evitando siempre que cualquier modificación recaiga sobre las clases medias y trabajadoras o sobre autónomos y pymes". También hablan de promover "a nivel europeo el establecimiento de un mecanismo de compensación del CO2 en frontera para las importaciones" y de reducir el IVA a los servicios veterinarios y a los productos de higiene femenina.

La vivienda, sin cambios

La vivienda ha sido otro de los puntos candentes en los últimos meses pero las propuestas se mantienen inalteradas. En este sentido, PSOE y Unidas Podemos se comprometen a impulsar la política de vivienda con un incremento progresivo del presupuesto actual en esta materia y a poner en marcha el Plan Estatal para la Rehabilitación de Viviendas con una financiación específica para aquellas que se destinen al alquiler, incluyendo a pequeños propietarios que rehabiliten sus pisos y los pongan en el mercado a precios asequibles.

"Frenaremos las subidas abusivas del alquiler", señala la citada documentación. Para ello, se impulsarán "las medidas normativas necesarias" para poner techo a las subidas "abusivas" de precios de alquiler en determinadas zonas de mercado tensionado, pero no definen exactamente cómo lo harán. Además, se asegurará el realojo inmediato, se elaborará un Plan de actuación de Sareb para garantizar la firma de convenios con comunidades autónomas y ayuntamientos que impulsen la utilización de viviendas para alquileres sociales.

En el documento también se señala que se movilizará suelo público para vivienda en alquiler social o asequible, con instrumentos financieros a través del ICO y el BEI para la promoción de viviendas en alquiler de los principales agentes (promotores públicos y privados, cooperativas y economía social entre otros) a la vez que se tratará de estimular la vivienda privada en alquiler.

Con respecto a las socimis, las sociedades cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario -en su mayoría dedicadas a otros segmentos del sector que no tienen que ver con la vivienda- PSOE y Podemos han optado por gravar este tipo de empresas con un 15% en la partida de beneficios no distribuidos, es decir, aquella que sirve para capitalizar las compañías más allá del reparto de dividendos por el que ya tributan al 25%. Esta modificación no es nueva y ya aparecía en el documento firmado en octubre de 2018 con el fin de aprobar unos PGE que no salieron adelante.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING