Fijado ahora en 950 euros

¿Si sube el salario mínimo también aumenta mi sueldo? Así afecta el SMI

El Gobierno lo plantea incrementar en 15 euros en 2021, mientras que la CEOE se opone y los sindicatos lo ven insuficiente.

Dinero, euros, billetes de euro
¿Si sube el salario mínimo también aumenta mi sueldo? Así afecta el SMI
©[M a través de Canva.com

El pasado miércoles, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reiteró la voluntad del Ejecutivo de abordar una "subida inmediata" del salario mínimo interprofesional (SMI), para continuar así con el compromiso electoral de que alcance a final de la legislatura el 60% del salario medio. El mismo día, además, Trabajo se reunió con CCOO, UGT, CEOE y Cepyme en un encuentro en el que planteó la posibilidad de aprobar un incremento de 15 euros en 2021, lo que elevaría la nómina desde los 950 euros actuales hasta los 965 euros. 

Este aumento supondrá volver a subir el SMI que lleva congelado desde 2019 debido a la coyuntura económica. Pero, ¿cómo repercute esta medida en los salarios de los trabajadores? ¿Todos los sueldos se verán incrementados? El SMI es el salario más bajo que por ley puede pagar cualquier empresa a sus empleados, de manera que realmente su subida solo repercute a aquellos que reciben unos ingresos por debajo de lo estipulado, con indiferencia de si se tiene derecho a pagas extras o están prorrateadas. Eso sí, este punto tiene una serie de 'peros' que conviene revisar. 

Y es que, por ejemplo, un empleado que tenga un salario base por debajo de los 950 euros, no implica que vaya a experimentar una subida cuando se apruebe. Habrá que tener en cuenta todos los conceptos que se incluyen en la nómina, aquellos en particular que no entran dentro de ese salario base y que son considerados como complementos extrasalariales que, por otro lado, se pactan igualmente en el contrato, y pueden incrementar los ingresos a final de mes. 

Salario base

Esto es así porque tras la subida del SMI del pasado 2018 surgió la duda sobre si los ingresos por debajo del SMI correspondían solo al salario base o si se debían incluir los complementos. Finalmente, la Audiencia Nacional falló a favor de incluir ambos conceptos en el cómputo final. En concreto, la Sala de lo Social de la AN desestimó la demanda de un sindicato que solicitaba aplicar el "derecho a que el salario incluya 900 euros mensuales por 14 pagas, más los complementos salariales de convenio y la prima de producción, aunque la suma de dichos conceptos supere 12.600 euros anuales (el tope del SMI fijado entonces)".

De esta manera, una vez se apruebe la subida, cualquier trabajador podrá contar con un salario base por debajo de esta cifra, pero los ingresos establecidos en su nómina a final de mes correspondientes al salario base, a los complementos y a las pagas extras, deberán ser, al menos, iguales al salario pactado por sindicatos y patronal

Mostrar comentarios