Viernes, 16.11.2018 - 05:12 h
Se cumplen los peores presagios

Alcoa cierra las plantas de La Coruña y Avilés y deja en la calle a 700 personas

La dirección de la multinacional estadounidense traslada su decisión al Comité Europeo y justifica las clausuras por el elevado precio de la energía 

Un millar de trabajadores de Alcoa de toda España exigen una tarifa eléctrica que evite cierre de plantas
Trabajadores de Alcoa exigen una tarifa eléctrica que evite cierre de plantas / Archivo

La dirección de Alcoa ha trasladado a su Comité Europeo su decisión de cerrar sus plantas en Avilés y A Coruña, que dan empleo a 300 y 400 personas, respectivamente, según informa Efe a partir de fuentes sindicales. Se cumplen así los peores presagios, tras años bajo la amenaza de clausura por la reforma eléctrica y la caída del mercado del aluminio.

Los sindicatos de las tres plantas de la multinacional en España -Avilés, A Coruña y San Ciprián (Lugo)- han sido convocados por la dirección para una reunión urgente este mediodía para detallar la decisión. 

Fuentes sindicales han apuntado que uno de los argumentos esgrimidos por la multinacional es el elevado precio de la energía, así como de la materia prima, la alúmina. No en vano, los precios energéticos se han  disparado en los últimos meses hasta hacer difícilmente competitivo su negocio, teniendo en cuenta que la factura energética supone el 50% de los costes de producción de la compañía estadounidense. 

De hecho, en los últimos años el sistema de subasta de interrumpibilidad eléctrica -la herramienta de gestión de la demanda que retribuye a empresas por desconectarse del sistema eléctrico en caso de necesidad- había sido motivo recurrente de preocupación sobre la viabilidad y competitividad de las factorías de Alcoa.

El Gobierno asturiano ha mostrado ya su rechazo a la decisión de la aluminera Alcoa de cerrar sus plantas en Avilés y A Coruña y ha criticado además "la insólita forma de proceder" de la compañía, que hasta ahora no había advertido "por ningún medio" de esta posibilidad. El presidente del Principado ha trasladado este rechazo a la dirección de la compañía y además se ha puesto en contacto con su homólogo gallego, Alberto Núñez Feijóo, según ha explicado el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez.

Martínez ha hecho un llamamiento a Alcoa para que reconsidere su decisión, al igual que hizo en 2014, cuando anunció una medida similar, dado que tendría consecuencias negativas para los trabajadores afectados, para la comarca de Avilés y para el conjunto de la industria asturiana.

El Gobierno regional está en contacto ya con el Ministerio de Industria para analizar la situación y convocará en breve una reunión con los sindicatos y la patronal asturiana para analizar la incidencia de una medida de este tipo sobre el sector secundario del Principado.

El portavoz ha recordado que uno de los argumentos de la empresa para proceder al cierre es el elevado precio de la energía pero que éste se ha visto atenuado al estar acogida la compañía a los sistemas de interrumpibilidad. En cuanto al alza del precio de las materias primas (alúmina) que utiliza Alcoa, el portavoz del Ejecutivo ha recordado que se trata de una compañía que opera en un mercado global mientras que el argumento de la ineficiencia de sus instalaciones en Avilés y A Coruña ha advertido de que se trata de una cuestión que depende de las inversiones que realice la propia empresa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios