Miércoles, 26.09.2018 - 07:33 h
Un local de 2.000 metros cuadrados

El Banco de España subasta su histórico economato en el barrio Vip de Salamanca

Se trata de un local en dos plantas, tasado en 1,6 millones de euros y ubicado frente a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre  

Edificio del Banco de España en Jorge Juan 129
Situación del edificio del Banco de España en Jorge Juan 129 que saca a subasta /. Google Maps.

El Banco de España se deja también seducir por el nuevo 'boom' inmobiliario y quiere aprovechar el vivo apetito inversor por activos 'prime' para desprenderse del gigantesco local que durante años alojó su economato en el lujoso barrio madrileño de Salamanca. El organismo supervisor acaba de sacar a subasta una propiedad con más de 2.000 metros cuadrados ubicada frente a la Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre valorada a precio de mercado en 1,6 millones de euros.

La gran dimensión del local hace que ocupe casi media manzana con accesos a la dos calles paralelas de Jorge Juan, en el número 129, y en el 8 de la calle de Povedilla. Se trata de tres fincas unidas en un solo lote con 2.083 metros cuadrados y con espacios distribuidos en dos alturas -sótano y entreplanta-. Para maximizar la operación ha encomendado la colocación a un especialista: la Sociedad Mercantil Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio (Segipsa) que el día 26 celebrará la subasta en la sede del Banco de España.

La tasación del inmueble y primer precio indicativo para la puja se encuentra situado en 1,6 millones de euros. La referencia se reducirá a 1,36 millones de quedar desierta la primera subasta y tener que proceder a una nueva plica, y 1,16 millones en un eventual tercer intento y cuyo  precio sería una auténtica ganga porque fijaría el valor un 28% inferior a la tasación recibida. Para intervenir en la licitación se requerirá una fianza de 80.160 euros a los interesados.

El céntrico barrio madrileño fue el elegido por el Banco de España para establecer su economato hace dos décadas, cuando resultaba habitual entre instituciones y empresas públicas proveer de este tipo de servicios a sus plantillas para que pudiesen adquirir productos a un precio más económico que en otros comercios, aprovechando la capacidad de negociación en pedidos masivos. Sin embargo, hace años que este servicio dejó de prestarse en las instalaciones. 

El organismo ha ido acomodando sus otrora importante cartera inmobiliaria a los tiempos y sus funciones. En la actualidad dispone de varios inmuebles en Madrid, donde radica la sede central, y 15 sucursales repartidas por todo el territorio nacional, normalmente ubicadas en emblemáticos edificios, de las 70 con que llegó a contar hasta el año 1978. Entre esa fecha y 1982 simplificó la estructura con 18 clausuras para dejar una en cada capital de provincia, pero el gran ajuste llegaría después de la entrada en circulación de la divisa común y el traspaso paulatino de competencias al Banco Central Europeo (BCE).

Las mejoras de las comunicaciones con la introducción de la tecnología y el desarrollo de los mercados financieros condujo a una prestación cada vez más centralizada de sus servicios -a entidades financieras y organismos públicos- vaciando de manera progresiva de tareas a sus oficinas. Sin embargo, mantuvo su capilaridad hasta completar el mayor proyecto logístico vivido en el país: la sustitución de la peseta por euros en muy pocas horas, para evitar problemas. Superada la prueba negoció con sindicatos la reestructuración de la red con otros 30 cierres y en 2011 encaró los últimos flecos con las últimas siete clausuras por idéntica razón, hasta dejar la red tal y como hoy se encuentra distribuida.

En la práctica, la institución ha experimentado una transformación en la estructura similar al ajuste vivido por las entidades financieras que supervisa aunque por diferente razón. La banca ha sacrificado un tercio de las 48.000 oficinas que llegó a poseer en 2008 ante la necesidad de reducir costes, para eliminar las duplicidades adquiridas con el profundo proceso de concentración y ahora también por el dramático descenso de su operativa ante la predilección del cliente a operar online.  

Muchos de los inmuebles del organismo supervisor pasaron a propiedad estatal o ya eran de Patrimonio por encontrarse protegidos, otros acabaron en manos de inversores privados. A fecha actual conserva las sucursales en emblemáticos edificios en el centro de las quince provincias, junto a cuatro inmuebles en Madrid: el palacio de Cibeles donde ubica la sede, la central logística de la antigua Avenida de Aragón y el local ahora en venta entre ellos. Ya no hay economato, pero su plantilla puede beneficiarse de dos residencias en sendos complejos en Cercedilla (Madrid) y otro en Rodá de Bará en Creixell (Tarragona).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios