Martes, 17.07.2018 - 04:22 h
Arrancan los contactos para los ajustes

Bankia planea hasta 2.510 salidas en la plantilla por efecto de la fusión con BMN

Unas 1.500 afectarían a empleados de servicios centrales y en las redes de sucursales. Otros 500 son excedentes por la digitalización.

Imagen de Bankia
Imagen de Bankia / EFE

Hasta unos 2.510 empleados podrían verse afectados por los ajustes en el grupo surgido con la integración de BMN en Bankia. Son las cifras barajadas en la reunión de hoy con la dirección laboral del grupo con los sindicados por las duplicidades que se generarán en servicios centrales y la red de sucursales por efecto de la nueva estructura organizativa y el proceso de digitalización del grupo.

Las cifras, que son una primera aproximación a la negociación del expediente de regulación de empleo (Ere), incluyen las salidas de unos 800 trabajadores en los servicios centrales, y los 1.720 en la red, en distintas áreas. Unos 700 trabajadores estarían afectados por los solapamientos de oficinas que surjan al unificar la red; y entre 500 y 510 adicionales por la mayor productividad de empleados en las sucursales o el avance hacia la prestación de servicios por canales no presenciales, indicaron fuentes conocedoras de la propuesta.

El proceso puede afectar a otros 118 puestos de trabajo de zonas y territoriales, a unos 20 responsables de zona e incluiría, previsiblemente a las 375 excedencias actualmente vigentes. En BMN trabajan unos 4.200 empleados y en el grupo Bankia por encima de los 13.400.

Ambas entidades han acometido un drástico adelgazamiento de  estructuras desde sus respectivas fusiones, en cumplimiento de las exigencia de replegarse a los territorios de origen impuestas en sus planes de reestructuración por Bruselas por las ayudas recibidas (el Estado inyectó 22.424 millones de euros al grupo BFA y 1.645 millones al grupo encabezado por Caja Murcia).

Se anticipa las clausuras

Con la incorporación de BMN, el banco cotizado agrega unas 645 sucursales a sus alrededor de 1.850, equivalente a incrementar un 36% su censo.  Algunas serán redundantes y, de hecho, ya se han programado unas 50 clausuras en el grupo levantino durante este mes de diciembre y enero.  Si bien, el repliegue de regiones 'non core' por exigencia de Bruselas hace que buena parte de la capilaridad sea complementaria en zonas donde la presencia de Bankia era limitada o, incluso, testimonial.

Como paso previo a adaptar la plantilla a la estructura del grupo, el banco anunció precisamente una reorganización del organigrama en la que amplía el número de territoriales de diez a doce para incorporar una territorial en Baleares y otra en Andalucía, donde Banco Mare Nostrum tiene gran arraigo y presencia por sus cajas fundadoras.

Sin embargo, la aproximación al cliente en ambos grupos difiere. Mientras BMN mantiene sucursales tradicionales, en Bankia conviven distintas redes, segmentadas por nichos de clientes o funcionalidad -hay locales sobredotados de máquinas de autoservicio, por ejemplo, para liberar a las sucursales de trámites burocráticos y que se vuelquen en ofrecer asesoramiento).

Y, sobre todo, la apuesta digital va en auge porque la demanda y usa el cliente. En julio, precisamente, Bankia superó su objetivo de alcanzar este año los 500.000 clientes atendidos por gestores personales a distancia y su propósito es alcanzar el millón en 2019. La mayor transaccionalidad online está traduciéndose en cierres puntuales también en Bankia de locales que van siendo prescindibles.   

La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri confía en lograr 155 millones de euros en sinergias anuales al tercer ejercicio con la operación, lo que equivaldría al 40% de la base de costes del grupo encabezado por Caja Murcia, aunque se espera que el plan de salidas se haga extensivo a trabajadores de ambas entidades.

A fin de acometer la integración y costear las desvinculaciones el banco ha presupuestado una partida de 334 millones. Sería un gasto de una sola vez, para cubrir compensaciones, y las sinergias anuales a partir del tercer año del concluir la integración. De forma adicional, el grupo espera mejorar los márgenes y rentabilidad de BMN ampliando la vinculación y venta cruzada con clientes, cuyos ratios son superiores en Bankia. Entre los productos donde ve mayor recorrido figurarían las tarjetas de crédito, captación de nóminas, planes de pensiones y fondos de inversión. El nuevo grupo espera incrementar en 245 millones el beneficio con la operación.

Bankia planea hasta 2.510 salidas en la plantilla por efecto de la fusión con BMN

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios