Martes, 23.07.2019 - 15:59 h
Se alinea con el criterio de la banca

La CNMV se enfrenta al Banco de España: más capital resta rentabilidad a la banca

El organismo que preside Sebastián Albella incluye la posibilidad de requerimientos adicionales de capital entre los riesgos que amenazan al sector.

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, en un curso de la APIE
La CNMV se enfrenta al BdE: más capital resta rentabilidad a la banca. / UIMP 

Choque frontal entre supervisores respecto a los problemas de la banca española. En un momento en el que el Banco de España insiste en que las entidades financieras mejoren su solvencia para equipararla a la media de la Unión Europea (UE), la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se alinea con las quejas del sector y advierte de que unas mayores exigencias de capital mermarán todavía más la deprimida rentabilidad de los bancos.

Y es que el organismo que preside Sebastián Albella acaba de incluir la posibilidad de requerimientos adicionales de capital como uno de los principales riesgos que amenazan al sector bancario. "A la dificultad de ampliar sus márgenes, lastrados por la extensión en el tiempo de los bajos tipos de interés, se añaden nuevos riesgos de carácter legal como consecuencia de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el IRPH y de la posibilidad de nuevos requerimientos de capital -que lastran aún más su rentabilidad-", reza la última nota de estabilidad financiera de la CNMV.

"La solvencia del sector es favorable, pero los reguladores inciden en que es preciso reforzar su capital", agrega el supervisor de los mercados, cuyo diagnóstico en el apartado de la solvencia es diametralmente opuesto al del Banco de España, que recientemente pidió a la banca moderar su política de dividendos y que en su último Informe Anual, publicado ayer, ha vuelto a insistir en la "necesidad" de seguir reforzando los niveles de capital del sector dado que se sitúan a la cola de Europa.

La tesis de la CNMV está en línea con la de los principales bancos españoles, que, agrupados bajo el paraguas de la AEB, han unido sus voces para cargar duramente contra la política de supervisión del Banco Central Europeo (BCE), a quién acusan de ser el origen de sus males por una "subasta al alza" de las recomendaciones de capital que carece de sentido, sobre todo en un escenario de bajos tipos de interés que, de por sí, ya penaliza la rentabilidad de las entidades.

"Más capital no siempre es mejor y sus efectos pueden llegar a ser contraproducentes", señaló a comienzos de mes el presidente de la patronal bancaria, José María Roldán, quien advirtió de que una mayor presión regulatoria para elevar los niveles de solvencia terminaría por cerrar el grifo del crédito.

Desde la Dirección General de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución del Banco de España contestan que las mayores exigencias de capital no siempre tienen porqué restar rentabilidad al sector, pues dan la posibilidad a las entidades elevar la concesión de préstamos, lo que permitiría que los bancos contabilizasen unos mayores beneficios gracias a un incremento de sus volúmenes de negocio.

Coinciden en el resto de riesgos

Los dos supervisores, no obstante, sí que coinciden en el resto de riesgos, pues tanto la CNMV como la institución que gobierna Pablo Hernández de COs advierten del 'golpe' que podría suponer una sentencia desfavorable por parte de Europa en lo referente al IRPH -fallo que llegará a finales de 2019 o principios de 2020-, así como de la amenaza que supone el elevado volumen de activos tóxicos que el sector aún acumula en su balance, el peligro que entraña la exposición de algunas entidades a mercados emergentes con dificultades -como pueden ser Argentina o Turquía- o la creciente competencia por la entrada de nuevos operadores digitales.

El mayor riesgo al que se enfrenta el sector, en cualquier caso, es la ralentización de la actividad económica, que podría disminuir el negocio de las entidades y devolver la tasa de morosidad del sector a una trayectoria ascendente tras años de caídas. En este contexto, los supervisores y reguladores empujan al sector hacia una nueva ronda de fusiones, pues consideran que son la mejor vía para impulsar su rentabilidad gracias al ahorro de costes que proporcionan.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios