Jueves, 16.08.2018 - 14:54 h
Un 17,6% más

Francisco González dejará el BBVA tras subirse el sueldo y ganar 5,79 millones

El presidente enfila la recta final de su mandato, que concluirá en octubre de 2019 tras cumplir la edad fijada de 75 años para su jubilación.

Francisco González, presidente del BBVA
Francisco González, presidente del BBVA / EFE

El presidente del BBVA, Francisco González, ganó 5,79 millones de euros en 2017, lo que supone un 17,6% más que el año anterior, según la información publicada hoy por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esta cantidad se desglosa en una retribución en metálico de 3,94 millones de euros, frente a los 3,45 millones de 2016, y un importe de las acciones otorgadas de 1,84 millones de euros, que corresponden a 254.613 títulos.

El presidente de BBVA, Francisco González, enfila la recta final en el grupo ya que se acerca su edad de jubilación. Los estatutos del banco fijan la edad de retiro en los 75 años, por lo que su mandato acabará en octubre de 2019. Y en este caso, será verdad, puesto que en el pasado BBVA modificó por dos veces sus reglas internas para alargarle el mandato. 

El banquero también ha relevado quien será su sucesor al frente de la entidad y lo hará su número dos, Carlos Torres. El consejero delegado ha sido el gran impulsor del giro digital para modernizar el BBVA y su gran gestión tiene premio. Aun así, el directivo ha obtenido una gran retribución ya que ganó 4,89 millones de euros en 2017, el 10,6% más que los 4,42 millones recibidos un año antes. Del total del salario, Torres recibió 1,57 millones de euros en acciones, y 3,32 millones en metálico.

Tal y como detalla el BBVA, el consejo de administración, compuesto por quince miembros, ganó 16,5 millones de euros en 2017, dos millones más que el año anterior. Aun así, dos consejeros independientes no cobraron toda su retribución anual puesto que dejaron el cargo antes del cierre del ejercicio: José Luis Palao (hasta 17 de marzo) y James Andrew (hasta 31 de mayo). 

En 2016, el consejo aprobó una nueva política de remuneraciones de los consejeros ejecutivos para 2017, 2018 y 2019, que incluía entre otras novedades, un aumento de la parte diferida del salario, y una ampliación del periodo de diferimiento. Con ella, el banco se ajustaba a las novedades regulatorias en materia retributiva que recoge la Circular 2/2016 del Banco de España y las directrices de la Autoridad Bancaria Europea sobre políticas de remuneración. 

Francisco González dejará el BBVA tras subirse el sueldo y ganar 5,79 millones

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios