Miércoles, 16.10.2019 - 20:03 h
Necesitan una mayor contención 

Más fusiones a la vista: los bancos tienen que rebajar sus gastos en 1.500 millones

Las entidades deberán rebajar todavía más sus costes si pretenden alcanzar los niveles de eficiencia y rentabilidad que les demanda el mercado.

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, conversa con el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri
Josep Oliu conversa con el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. / EFE

En un contexto de tipos de interés negativos que se prolongará más allá de lo que estaba previsto hace unos meses y con el negocio tradicional de la banca todavía menguando, a las entidades no les queda más remedio que seguir reduciendo los costes para elevar su deprimida rentabilidad, lo que anticipa una nueva ronda de consolidación en el mapa bancario español.

A pesar de que ya se ha completado buena parte del saneamiento del sector, las principales entidades aún deben ahorrar unos 1.500 millones de euros para alcanzar los niveles de eficiencia que está demandando el mercado, que se sitúan en el entorno del 50%. Este porcentaje quiere decir que para ingresar un euro, los bancos deberían gastar como mucho 50 céntimos, según el criterio de los inversores.

A excepción de Banco Santander y BBVA, el resto de entidades significativas en España no cumple con esta guía, pues sus ratios de eficiencia (indicador que es mejor cuanto más bajo) se sitúan por encima del 50%. Y eso que el sector financiero español, en comparación con sus homólogos europeos, es uno de los que menos tiene que gastar para nutrirse de ingresos.

Si se tiene en cuenta que con el escenario actual de tipos de interés es difícil que crezcan los ingresos, la solución pasaría por reducir aún más los gastos y, tras un intenso proceso de reestructuración y saneamiento, las fusiones se antojan como la solución más obvia. De hecho, esta misma semana el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha alimentado esta posibilidad, al abrir la puerta a una fusión con Bankia, opción que hoy por hoy, no obstante, está "debajo de la mesa".

Por su parte, José Ignacio Goirigolzarri, homólogo del banquero catalán en la entidad nacionalizada, aseguró hace unos días que la política monetaria del BCE es un elemento que incentiva "de forma clara" los procesos de consolidación.

Precisamente Sabadell es el banco que más debería rebajar sus costes para alcanzar una ratio de eficiencia del 50%. En concreto, debería ahorrar 415 millones de euros para llegar a este objetivo, aunque el ejercicio 2018 del banco catalán estuvo marcado por los sobrecostes de 460 millones derivados de los problemas de la migración de la plataforma tecnológica de TSB, su filial británica.

Por su parte, CaixaBank, que el lunes comenzará la negociación formal de su ERE, debe rebajar esta línea de su cuenta de resultados en 275 millones de euros, mientras que la reducción necesaria en Bankia asciende a 186 millones de euros. Bankinter, en cambio, solo necesita una disminución de 34 millones. Entre la banca mediana, el mayor recorte lo debería aplicar Ibercaja, con 185,5 millones y, por detrás, se sitúan Cajamar (99 millones), Unicaja, (83 millones), Kutxabank (77 millones), Liberbank (74 millones) y Abanca (68 millones).

Transformación digital como palanca

Tanto Santander (47%) como BBVA (49%) cumplen con las ratios de eficiencia que demanda en mercado, pero desde la consultora Alvarez & Marsal consideran que los bancos han de apuntar hacia una ratio del 40%, o incluso inferior, tras completar sus proceso de transformación digital.

Para alcanzar este umbral, el banco que preside Ana Botín, que el miércoles presentará su nuevo plan estratégico, debería rebajar su base de costes en 3.422 millones de euros, mientras que la cifra en la entidad que comanda ahora Carlos Torres asciende a 2.203 millones. El conjunto del sector tendría que ahorrar 9.602 millones de euros para poder alcanzar esta recomendación del 40%, para la que es clave la transformación de procesos.

Ahora en Portada 

Comentarios