Sábado, 30.05.2020 - 14:04 h
El mejor del sector en el parqué

BBVA se impone en bolsa pese al 'annus horribilis' de Torres por el caso Villarejo

El presidente celebra su primer año al frente del segundo banco del país con un alza del 15% en la cotización, pese al escándalo de las escuchas.

BBVA
BBVA se impone al resto de bancos en la bolsa pese al 'annus horribilis' de Torres. / EP

BBVA va a ganar casi con toda probabilidad la 'carrera' que han celebrado las entidades financieras en el parqué de la Bolsa de Madrid en 2019. Y lo va a hacer en un año marcado por su relación con el comisario jubilado José Manuel Villarejo, a quien el banco contrató para espiar a cientos de políticos, empresarios y periodistas. El caso se está investigando en la Audiencia Nacional y el segundo mayor banco del país se encuentra como imputado como persona jurídica por los presuntos delitos de corrupción, cohecho y revelación de secretos. El tema, no obstante, parece que no importa a los inversores, según se desprende de su cotización.

Y es que, pese al escándalo, los títulos del banco se han revalorizado -teniendo en cuenta el reparto de dividendos- en casi un 15% en lo que va de ejercicio, una cota a la que no se acerca ninguno de sus competidores, ya que el conjunto del sector ha experimentado serias caídas en bolsa como consecuencia del 'permanente' escenario de tipos de interés en negativo. Esta situación prolonga la agonía de la banca y deprime todavía más la ya maltrecha rentabilidad de las entidades.

En este contexto, BBVA es, junto a Banco Sabadell, el único banco que ha conseguido elevar su valor en bolsa durante los últimos doce meses. Lo ha hecho algo más de un 14%, mientras que el precio de las acciones de la entidad de origen catalán han subido en el entorno del 6% en el año. Por su parte, los títulos de Banco Santander, el gran rival de la entidad que lidera Carlos Torres, se han mantenido prácticamente planos durante el vigente ejercicio.

Liberbank y Bankia, los peores en el año

En el lado opuesto aparece Liberbank, cuyo valor ha caído en más de un 25% en el año, mientras que los de Bankia, cuya acción se encuentra presionada por la necesidad del Estado de privatizar el banco, han caído en el entorno del 21%. Por su parte, los de Unicaja han cedido cerca de un 15% y los de CaixaBank en el entorno del 7%. Bankinter, por su parte, ha perdido un 2% de valor en el año.

Por tanto, se puede dar por seguro que, a falta de la celebración de las dos últimas sesiones bursátiles de 2019, BBVA será el banco con mejor rendimiento en el parqué en el año. Así, Carlos Torres tendrá algo que celebrar cuando una vez se cumpla su primer ejercicio como presidente ejecutivo de la entidad, pues, pese al buen comportamiento de la acción en el mercado, lo cierto es que ha sido un verdadero 'annus horribilis' para el banco a consecuencia del caso Villarejo.

Cotización entidades

Un caso que escandalizó a BBVA

El escándalo saltó a la luz a finales de mayo de 2018, pero no fue hasta comienzos de 2019 cuando estalló definitivamente, a raíz de la publicación de una serie de informaciones que decían que BBVA había contratado los servicios de Grupo Cenyt, el entramado empresarial del excomisario, para espiar a cientos de políticos, empresarios y periodistas. Este hecho, "escandalizó" a Torres apenas dos semanas después de asumir el liderazgo de BBVA, como reconoció en un comunicado interno enviado a los empleados del grupo el pasado 14 de enero.

No fue hasta verano cuando la Audiencia Nacional imputó a BBVA, así como a algunos de sus directivos y exdirectivos, por haber contratado los servicios de Villarejo, entre cuyos trabajos para el banco también se incluye el espionaje a grandes empresarios ligados al ladrillo y la investigación a Ausbanc, asociación que habría extorsionado a empresas y entidades bancarias a las que habría pedido grandes sumas de dinero a cambio de no hacerles publicidad negativa.

BBVA lideró la acusación penal contra Ausbanc, pero Torres, bajo recomendación de Garrigues, ordenó la retirada del proceso poco antes de que comenzara el juicio, una decisión que no ha sentado nada bien en la vieja guardia del banco, que hubiera preferido exponerse al riesgo legal que supone mantenerse en el procedimiento antes que asumir la 'pena de telediario' que implica retirarse, con el consiguiente impacto en la reputación que semejante acto conlleva.

El último capítulo de la polémica BBVA-Villarejo ha tenido lugar hace unos días, cuando el BCE ha acudido a la Audiencia Nacional a pedir al juez que instruye la causa, Manuel García Castellón, información sobre el "impacto potencial" que puede tener el asunto sobre el banco, un posible golpe que, de momento, no ha tenido efecto entre los inversores si se atiende exclusivamente a la evolución de la acción de la entidad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING