Miércoles, 17.10.2018 - 14:32 h
Abad (Cecot) estudia dejarle vía libre

Sánchez Llibre recibe el visto bueno de los soberanistas para presidir Foment

El actual responsable de relaciones con las Cortes de la CEOE cuenta con unanimidad para liderar la patronal catalana y sustituir a Gay de Montellá.

Sánchez Llibre denuncia en la Policía el ataque "fascista" y espera que sea una excepción
Sánchez Llibre, que fue diputado de CIU en el Congreso / LI

Josep Sánchez Llibre será, con bastantes probabilidades, el próximo presidente de Foment del Treball Nacional. En la patronal catalana, la más convulsa de todo el territorio nacional en la actualidad, existe unanimidad a la hora de apoyar al que fuera diputado de CiU en el Congreso como el mejor candidato posible para hacerse con las riendas de la organización empresarial a partir del próximo 5 de noviembre. El único postulado, de momento, genera sintonías incluso entre los sectores más cercanos al soberanismo

Sánchez Llibre ha sumado un importante apoyo para presidir Foment: el de Cecot, la patronal de las pymes del Vallés, que ve con buenos ojos la candidatura del de Villasar de Mar, según indican fuentes empresariales catalanas. De hecho su líder, Antoni Abad, estudia no presentarse a las elecciones y apoyar la opción del primero a cambio de una 'entente cordiale' que ponga fin a una etapa de enfrentamiento que todavía no ha finalizado. Cecot fue expulsada de Foment en febrero y desde entonces la situación entre los equipos que rodean a Gay de Montellá y a Abad es de tensión.

En Cecot valoran, por tanto, con buena nota a Sánchez Llibre. Fuentes de la patronal vallesana aseguran que el expolítico tiene importantes cualidades que a ellos les agradan: es "dialogante" y apuesta con fuerzas por las pymes, destacan. Ambas partes se conocen desde hace años, ya que Sánchez Llibre y la cúpula de Cecot han mantenido una relación fluida en los últimos tiempos. Este sector más cercano al soberanismo destaca también del candidato su buena entrada en Madrid y la amplia agenda de contactos de la que dispone.

El bloque que lidera Cecot aguarda "con esperanza" el relevo al frente de la patronal catalana. Su objetivo es que en Foment se ponga punto y final a determinadas prácticas que durante la etapa de Gay de Montellá han acabado por romper la organización en dos. El caso más grave fue la postura de los empresarios ante el desafío independentista de Cataluña. El sector más soberanista pidió una consulta a la ciudadanía, lo que generó una potente división en la cúpula de Foment que acabó con la expulsión de los vallesanos. Con Sánchez Llibre esperan tener un mayor entendimiento.

Los últimos movimientos de Gay de Montellá

Gay de Montellá apura sus días al frente de una patronal catalana en la que la unidad ha brillado por su ausencia en los últimos meses. El presidente saliente ha efectuado, además, algunos movimientos que no han sentado bien en el seno de la organización empresarial más antigua de España. Además de la fuga de firmas catalanas por el desafío independentista, las fuentes consultadas citan el caso de la fundación que ha querido crear Gay de Montellá y que consiguió aprobar con una importante oposición del comité ejecutivo y la junta de Foment. 

A ello hay que sumar el hecho de que Gay de Montella decidiera anunciar que podría optar a presidir la CEOE, enfrentándose a Antonio Garamendi, que será el próximo líder de la patronal nacional. Esa maniobra no gustó en algunos sectores de Foment, que acusaron al presidente de realizar el anuncio sin consultarlo internamente. Muchos empresarios catalanes se enteraron, incluso, por la prensa del anuncio. Interpretan este movimiento, en definitiva, como un intento del postulante de conseguir un puesto de vicepresidente en la futura CEOE, un cargo, por cierto, que debería ser para Sánchez Llibre como nuevo líder de Foment.

Todos estos acontecimientos coinciden con una intensa 'tournee' empresarial por parte del candidato Sánchez Llibre. Se espera una elección 'a la búlgara', sin oposición, y con la vista puesta en un cambio radical en Foment. Cada vez a menos empresarios les importa que el único postulante a la presidencia no sea empresario profesional (la firma Dani, en realidad, es dirigida por su hermano Daniel) y que en el pasado se haya dedicado a la política de forma profesional.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios