Martes, 16.07.2019 - 23:11 h
Competencia tramita el expediente

Endesa y Naturgy afrontan 25 millones de multa por alterar el precio de la luz

La propuesta de sanción es de 25 millones por la gestión de cinco centrales de gas; 20 millones corresponden a la antigua Gas Natural Fenosa.

Gráfico ciclos combinados.
Gráfico ciclos combinados.

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ultima el expediente sancionador abierto contra Naturgy y Endesa por generar electricidad y venderla a precios injustificados en cinco centrales de gas (ciclos combinados) entre octubre de 2016 y enero de 2017. La propuesta de sanción, según confirman fuentes empresariales, se eleva cinco millones en el caso de Endesa y ronda los 20 millones en el caso de Naturgy, entonces Gas Natural. La sanción propuesta, pendiente de aprobación, es la más alta en el sector eléctrico desde el año 2015, cuando la CNMC sancionó a Iberdrola con 25 millones de euros. La apertura del expediente la desveló el secretario de Estado de Energía, José Domínguez, en el Senado en noviembre de 2018.

Tanto Naturgy como Endesa han presentado ya las alegaciones al expediente abierto en Competencia. Oficialmente, ninguna de las dos ha hecho comentarios al respecto. No obstante, las fuentes consultadas dan por seguro que habrá recurso en el caso de que el organismo que preside José María Marín confirme la acusación de que ambas compañías alteraron los precios del mercado en el invierno de 2017.

Domínguez explicó en el Senado que la subida de precios de finales de 2016 y principios de 2017 -hubo momentos en los que el MWh llegó a marcar los 100 euros- llamó la atención de la CNMC al existir indicios de alteración de precios en las ofertas del mercado de generación tras detectar un número "llamativo" de centrales que no estaban disponibles por problemas técnicos.

Alegaciones de las empresas

Las empresas lo han negado siempre. Según fuentes al tanto del caso, en las alegaciones presentadas hace dos semanas, explican que las centrales estuvieron paradas  porque hubo escasez de gas y se compró materia prima en el mercado OTC ('over the counter'), un espacio no regulado en el que se negocian contratos bilaterales y que es más caro. El elevado precio de la materia prima se acabó trasladando a los precios, pero sin forzar el funcionamiento del mercado. 

Pero a la CNMC no le salen las cuentas. El expediente señala con el dedo los precios -elevados- ofertados por cuatro centrales de gas de Naturgy (Sagunto, San Roque, Málaga y puerto de Barcelona) y la que comparten Naturgy y Endesa (Besós). Según las fuentes consultadas, la CNMC extrae sus conclusiones de la comparación de precios en una docena de ciclos combinados. Las empresas señaladas sostienen que si la comparación se hubiera hecho con el conjunto de las centrales -más de medio centenar- no habría caso.

La Sala de Regulación de la CNMC tendrá que decidir en los próximos días si las alegaciones tienen peso. De momento, la acusación se mantiene. Naturgy y Endesa habrían cometido, presuntamente, una infracción prohibida en el artículo 65 de la Ley 24/2013 del sector eléctrico. El artículo especifica "la presentación de ofertas con valores anormales o desproporcionados con el objeto de alterar indebidamente el despacho de las unidades de generación o la casación del mercado".

Multar y cobrar

La propuesta de sanción a Naturgy y Endesa figura entre las más elevadas impuestas por la CNMC en el sector eléctrico. Se suma a la multa de 61 millones aprobada en 2011 para las cinco grandes compañías y la asociación que entonces las agrupaba (Unesa, hoy Aelec) y a la decidida para Iberdrola en 2015 de 25 millones. La del año 2011 fue anulada por el Supremo por defectos formales y la de 2015 aún colea en los tribunales.

Además, en el último año se han impuesto un rosario de pequeñas sanciones a las compañías comercializadoras de gas y de electricidad, -hasta 10 para Endesa, Iberdrola y Naturgy-, por cambiar de suministrador sin consentimiento de los usuarios o por recomendar a los clientes cambiar de tarifa de gas sin informarles de que la que proponen es más cara. En conjunto, ese rosario de sanciones apenas si alcanza los dos millones de euros.

Las multas que impone la CNMC son habitualmente recurridas por las empresas afectadas. En muchos casos, las sanciones son anuladas por la Audiencia Nacional por defectos de forma, como sucedió con la del año 2011 para el sector eléctrico. En el peor de los casos, las empresas logran retrasar años el pago de la sanción. Desde el año 2015, la CNMC ha sancionado por un importe superior a los 1.000 millones de euros. Pero de esa cantidad, según admitió en su momento el presidente del organismo, se ha cobrado "una cantidad no significativa".  El 80% está pendiente de cobro.

 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios