Dinosol, Consum, Gadis...

Los 'súper' de la costa, los beneficiados de que se vacíen las ciudades en verano

En agosto las grandes ciudades sufren la huida de los ciudadanos a la costa, donde hay un grupo de enseñas que se frotan las manos en verano.

Supermercado
Las cadenas de las zonas costeras y turísticas pueden beneficiarse del verano / Pixabay

El verano hace estragos en las ciudades. Aunque el turismo de interior cada vez tiene más peso en España (Madrid recibió más de 3 millones de turistas extranjeros entre enero y junio de este año, según las últimas cifras del INE), los vecinos habituales de las grandes urbes aprovechan estos meses para escapar a la costa huyendo del calor sofocante para relajarse al lado del mar. Una tendencia que provoca un cambio notable en el patrón de consumo imperante en España durante el resto del año.

Porque esta industria, que el pasado año creció un 3,7% según la consultora Nielsen, está dominada por muy pocos operadores. Bueno, en realidad hay uno que destaca por encima del resto. Mercadona es el rey del gran consumo en España con más del 24% de la cuota de mercado, según los datos de Kantar del año pasado, triplicando la masa de clientes respecto al segundo, Carrefour, que tiene el 8,7% del mercado. El tercero en la pugna es Dia, con el 8,2%. Estos tres serían los supermercados más destacados en nuestro país, los que dominan la industria y cuyos centros están a rebosar durante todo el año... excepto en verano.

Porque, al tener sobre todo presencia en las grandes ciudades, en estos meses sus pasillos están más vacíos que de costumbre, algo que para los que se quedan sin vacaciones es un lujo. Tanto es así que este año Mercadona, que está inmerso en un proceso de reforma de sus tiendas para modernizarlas y hacerlas más eficientes, está cerrando alguno de sus principales centros en Madrid para hacer obras. Pero, en este éxodo también hay vencedores, porque hay una serie de cadenas de alimentación que se ven muy favorecidas cuando llega el calor.

Hablamos de las enseñas regionales que pueblan la costa española, desde el Atlántico al Cantábrico. Grupos más pequeños pero que se han hecho fuertes en determinadas regiones, donde incluso venden más que las cadenas grandes. Se trata de supermercados de proximidad que facilitan mucho la vida a las personas que viven en pueblos de costa que durante el año apenas tienen vida y que, según Kantar, ya acaparan de forma global el 11,4% del mercado. Es decir, se trata de un segmento que cada vez acapara más fuerza y que en verano se frota las manos con la llegada de los turistas y los que tienen apartamentos en estas localidades de costa.

Fortaleza en sus comunidades

Hablamos por lo tanto de una serie de grupos que son muy conocidos en sus comunidades de origen pero que, en el ámbito nacional, no lo son tanto. Y aunque van extendiéndose poco a poco, su principal activo es su presencia en estas zonas. Por ejemplo, Mercadona tiene un rival fuerte en su propia casa, la Comunidad Valenciana. Hablamos de la cadena Consum, una cooperativa nacida en 1975 que hoy en día está formada por más de 700 supermercados no solo en esta región; también está presente en Cataluña, Murcia, Castilla La Mancha, Andalucía o Aragón, aunque es en Valencia donde tiene más fuerza. El pasado año sus ventas crecieron cerca del 8%, hasta los 2.518,7 millones de euros, mientras que su beneficio aumentó un 10,5%, hasta 51,7 millones. Al tener tanta presencia en la costa levantina, el verano es una de sus épocas fuertes, de ahí que cada vez introduzca una mayor gama de productos para responder a las nuevas demandas de los consumidores, como el lanzamiento de su gama ECO el pasado año con más de 30 referencias.

Si Consum es fuerte en la costa valenciana, SuperSol lo es en la andaluza. Esta cadena pertenece desde hace algunos años al grupo lituano Máxima, a la que se la vendió otro grupo regional, Dinosol. En este caso, la enseña tiene 193 centros distribuidos principalmente en Andalucía (Cádiz, Granada, Huelga, Málaga o Sevilla), Madrid y Melilla. Con los precios bajos como lema, la compañía no termina de alcanzar la rentabilidad, ya que en 2016 (últimos datos disponibles) facturó 476,4 millones de euros –frente a los 480,2 millones de 2015–y unas pérdidas por importe de 573.000 euros.

Supersol
La cadena pertenece al grupo lituano Máxima / SuperSol

En cuanto a Dinosol, su anterior propietaria, también sufrió en 2012 un proceso de cambio cuando su capital pasó a manos de un grupo de inversores canarios. El origen de esta compañía está en 1973, cuando los hermanos Domínguez fundaron HiperDino, que tras pasar por diversos propietarios acabó lo que es hoy, con más de 200 establecimientos en cinco de las siete Islas Canarias y unos 6.000 empleados. Entre sus diferentes marcas sigue estando HiperDino, SuperDino, DinoExpress y EcoDino, lo que da buena cuenta de su diversificación para adaptarse a los distintos tipos de consumidores. En 2016, sus últimas cuentas depositadas, su facturación creció desde los 847 millones de euros hasta los 921 millones, mientras que el beneficio se disparó a 39 millones desde los 8 millones del año anterior, fruto del nuevo plan de negocio impulsado en 2012, que pasa por ampliar la oferta de productos, ofrecer los mejores precios posibles y la reforma de sus tiendas adaptándolas al desarrollo tecnológico.

En la zona norte, concretamente en Galicia, la cadena regional líder es Gadis, fundada en 1985 por la familia Tojeiro y hoy en día tiene más de 200 supermercados distribuidos principalmente en Galicia y Castilla y León. También opera bajo la marca franquiciada Claudio. El pasado año, alcanzó una cifra de negocio de 1.140 millones de euros, un 3,7%, y alcanzó la cifra de 7.000 empleados gracias a su plan de aperturas y ampliación de algunos supermercados. 

Y pasando a la costa vasca, los turistas que viajen a esa zona tienen la cadena regional Uvesco, nacida en 1993 y con más de 200 centros en las tres provincias vascas, Navarra, Cantabria y La Rioja. El pasado año se implantó por primera vez en Madrid y Ávila tras hacerse con los supermercados Gigante de estas regiones. Este grupo compite directamente con Eroski en el País Vasco, donde aglutina a día de hoy el 17% de la cuota de mercado, por detrás de su eterno rival y de Carrefour, según Kantar. Ya tiene más de 4.000 trabajadores y el pasado año aumentó su facturación un 8%, hasta los 708 millones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios