Jueves, 19.09.2019 - 11:29 h
Vende en el exterior el 70% de la producción

El vino azul de los millennials españoles rumbo a China para facturar 15 millones

La empresa seguirá en Bilbao y produciendo en España y pasará de 85.000 cajas de vino a 2 millones. Ya exporta a EEUU, Francia y Alemania.

Gik Live
El vino azul de los milennials españoles rumbo a China para facturar 15 millones. / Archivo

El vino azul español, el vino de los millennials, pone rumbo a China. Gik Live, la empresa creada por cinco jóvenes vizcaínos hace cuatro años y medio negocia desde hace semanas su adquisición por una empresa china. A partir de ahí, el vino azul, el picante, las lágrimas de unicornio (vino rosa) y el vino con té, las variedades que comercializa la empresa, pasarán de producir y vender 85.000 cajas de vino al año a 2 millones y alcanzar una facturación de 5 millones de euros el año que viene y llegar hasta los 15 millones en 2030 merced a su impulso en el mercado del gigante asiático. Al menos esas son las perspectivas.

La empresa ya exporta su Gik Blue, en España no le dejan llamar a su producto vino azul, a Estados Unidos y a países de la Unión Europea como Francia o Alemania hasta el punto de que "el 70% de nuestra producción es para la exportación", como aseguran desde Gik Live. La entrada de la empresa china, con la que siguen negociando y sobre cuya identidad los fundadores de Gik Live mantienen un escrupuloso secreto, hará que ésta se haga con más del 50% de la compañía y supondrá la salida de la empresa de tres de los cinco fundadores, Gorka Maiztegi, Taig Mac Carthy y Aritz López, mientras que los otros dos, Imanol López e Íñigo Alday, continuarán dentro del proyecto y serán los responsables de la empresa en Europa. "Imanol López supervisa operaciones e Iñigo Alday es el responsable financiero y supervisa el equipo de ventas y el e-commerce en Europa y ambos seguirán haciendo lo mismo tras la adquisición", nos aseguran desde la empresa.

Desde donde también dejan claro que pese a que Gik Live será adquirida por un inversor chino, la producción seguirá haciéndose en nuestro país: "Ahora estamos produciendo en España, en bodegas de La Rioja, Aragón y Navarra, y seguiremos produciendo en España. El precio de la uva es muy competitivo en nuestro país y al mismo tiempo tenemos una de las mejores calidades vinícolas del mundo, con una amplia variedad. España es el tercer productor de vino a nivel mundial. Desde el inicio de nuestra actividad empresarial, el 70% de nuestra facturación provenía de la exportación, así que producir en España para vender en el extranjero es una estrategia ya validada que ofrece muchas ventajas. Además, nuestro posicionamiento es el de Bodega Española Innovadora, y no tendría sentido cambiar este posicionamiento".

Gik Live es una historia de éxito y de emprendimiento que, desde su creación en 2014 no ha necesitado más aportación de capital que la que hicieron sus cinco socios al inicio. "Empezamos este proyecto hace 5 años, cuando aún estábamos en la universidad", explican, "y si no fuera por el apoyo de la Universidad del País Vasco y las instituciones de Bizkaia, el negocio no hubiera salido adelante. Por eso una de nuestras condiciones para la venta es que la empresa se quede en Bilbao. Además, queremos dedicar parte de nuestro tiempo a apoyar al ecosistema emprendedor, que está en auge en Bilbao, ofreciendo mentoring a proyectos locales".

En cuanto a las ventas, cierta parte se mantendrá también en Bilbao, como sede comercial para Europa. Lo cierto es que Gik Live, cuando culminen las negociaciones para la venta, "para lo que todavía no hay fecha, seguimos negociando", llegará "a otro nivel" y podrá contar con presupuestos mayores que les permitirán "apoyar mejor a los distribuidores y ejecutar acciones a mayor escala para el canal 'offline' y también para el canal online, que seguirá en pleno funcionamiento".

Pero, ¿cuál ha sido la clave del éxito de una empresa cuyos productos ya han sido copiados en varias partes del mundo? "Empezamos a comercializar Gik Blue (vino azul), nuestro primer producto, a principios de 2015. Nuestra intención era crear algo distinto y atractivo dentro del mundo del vino. Lanzar una variedad que nunca se hubiera visto y que no estuviera rodeada de normas de cata y consumo. Revolucionar un sector que creíamos que se merecía un cambio o una actualización. Así se nos ocurrió la idea de crear Gik Blue, una bebida de color azul índigo y muy fácil de beber, dirigida a un consumidor no experto y a paladares jóvenes que buscaban alternativas al vino tradicional”.

Y así, el público del vino azul, el vino rosa (lágrimas de unicornio), el vino picante o el vino con té está compuesto "principalmente por millennials, jóvenes de entre 25 y 35 años que no han crecido bebiendo vino sino refrescos, cerveza y otras bebidas más fáciles de beber, que un vino tradicional". Además, Gik Live empezó siendo exclusivamente un e-commerce, "y nuestro perfil de consumidor está muy acostumbrado a las nuevas tecnologías y a comprar por internet". 

Gik Blue, el vino azul español al que se le prohibió ser etiquetado como vino azul –"más allá de un cambio en la formulación (pasando de un 100% de vino a un 99% de vino y un 1% de mosto) y en la denominación, lo cierto es que no ha supuesto ninguna consecuencia. El producto es indistinguible del anterior, hemos mantenido el sabor y su característico color. Por otra parte, en ese momento nos hizo mucha ilusión ver cómo la gente apoyaba el proyecto y creía en nosotros, incluso defendiéndonos ante esta prohibición", aseguran- se va a China, es el sino de los tiempos, aunque la producción y parte de la sede se quedará en España.​

Ahora en Portada 

Comentarios