Lunes, 30.03.2020 - 19:47 h
Nueva ronda

Glovo da entrada al fondo de Abu Dabi en la ronda y se convierte en un unicornio

La operación es de 150 millones de euros, como adelantó La Información, y supone el respaldo de otros accionistas relevantes como Idinvest o Lakestar.

Rider de Glovo
Rider de Glovo / EUROPA PRESS

Fumata blanca. Tras semanas de negociaciones intensas, Glovo ya es un unicornio tecnológico. La startup de entregas española ha cerrado definitivamente la ronda de financiación de 150 millones de euros que la convierte en una compañía con valoración superior a los 1.000 millones. Da entrada al fondo de Abu Dabi Mubadala y recibe el respaldo de otros fondos ya accionistas como Idinvest o Lakestar.

La negociación de esta ronda, que fue adelantada por La Información, se ha intensificado en las dos últimas semanas. Y tras varios intentos infructuosos para cerrar definitivamente la operación, se ha rubricado justo antes del cierre de año y aprovechando que Deliveroo tiene su 'megarronda' de más de 400 millones bloqueada por el regulador británico de la competencia.

En concreto, esta ampliación de capital de 150 millones ha sido soportada principalmente por Mubadala, aunque ha recibido también el respaldo de otros inversores anteriores como los fondos de capital riesgo Idinvest y Lakestar. En teoría, ninguno de los industriales que hoy tiene en su accionariado han acudido. Tampoco Delivery Hero, su máximo accionista, y con el que ha habido una cierta tensión, según confirman fuentes conocedoras, en el último año.

Con esta ronda, que llega menos de un año después de firmar la anterior, la startup española se convierte en el tercer unicornio español después de Cabify (1.400 millones) y la agencia de viajes Edreams. Es decir, ha superado por poco la barrera de los 1.000 millones.

Súper y más ingenieros

El destino del dinero es la aceleración internacional, especialmente en Europa tras la salida de varios de los mercados clave en Latinoamérica, y el impulso de su propio supermercado (cuenta con siete establecimientos en Barcelona, Madrid, Buenos Aires y Lima y espera abrir 100 antes de 2021). A esto hay que sumar su esfuerzo por consolidar su equipo técnico. Hace unas semanas compró Pizza Portal a su accionista Amrest (La Tagliattella) por 35 millones de euros. Y colocará en la sede de la compañía en Polonia su segundo centro de desarrollo después del de Barcelona.

La startup sigue con el objetivo de contratar a 300 ingenieros en el próximo semestre -se marcó este objetivo hace más de un año-, con 40 ingenieros especializados y 50 perfiles digitales en su nueva oficina en Varsovia.

En un primer momento, Glovo -al igual que otras startups españolas como Spotahome- mantuvieron conversaciones con el gigante japonés Softbank, máximo accionista de WeWork. Sin embargo, no se llegó a un acuerdo y se da entrada a Mubadala. "Nos complace dar la bienvenida a Mubadala en calidad de inversor", explica Óscar Pierre, CEO y fundador de Glovo. El responsable de Mubadala Capital, Frederic Lardieg, insiste en que esta operación es la demostración de su apuesta por empresas tecnológicas europeas, para la que levantó un fondo de 400 millones de euros hace año y medio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING