Lunes, 22.10.2018 - 19:27 h
Renovación del parque móvil del Estado

Hacienda se gasta 133 millones en más de 200 coches de Ford, Citroën... pero no VW

El Estado compra 217 vehículos, desde berlinas a monovolúmenes, en una puja de la que excluyó a Volkswagen por no presentar la documentación a tiempo.

Imagen del logo de Citroën
Citroën, la marca que más vehículos se ha adjudicado en el último concurso de Hacienda. L.I.

Casi un año para cerrar un megacontrato valorado en 133 millones de euros. Hacienda acaba de adjudicar, a gran parte de las grandes del sector del automóvil, uno de los concursos con los que persigue renovar el parque móvil estatal. Una compra de más de 200 vehículos, entre los que se incluyen automóviles blindados, pero también coches de servicio (comerciales), monovolúmenes y todoterrenos.

A la puja se presentaron 285 ofertas de diferentes modelos pero, al final, la compra se quedó en 217 vehículos, según el documento de adjudicación que acaba de hacer público el Ministerio de Hacienda. La resolución no desglosa cómo ha sido la distribución concreta por modelos en la adjudicación, pero sí habla de marcas y de los precios que ha pagado. Los más elevados, los blindados de Opel, Toyota o Volvo, que superan los 95.000 euros.

El gigante automovilístico más beneficiado por este supercontrato es la multinacional francesa PSA. Entre sus dos enseñas históricas, Citroën y Peugeot, suma 43 vehículos. Además, con los 22 de Opel (la exfirma de General Motors que adquirió el pasado año), casi la tercera parte del concurso ha ido a parar a sus manos. Por detrás, Ford, con 39 vehículos; Renault, con 26; Seat, con 17 y Fiat-Chrysler, con 14.

El gigante que queda fuera

En ese listado falta uno de los grandes, de hecho, el mayor grupo automovilístico del mundo. El Ministerio de Hacienda y Función Pública excluyó a Volkswagen-Audi del contrato por problemas a la hora de presentar la documentación. No fue la única exclusión, porque también se retiraron pujas puntuales, por ejemplo de Mercedes-Benz (que no se ha llevado ninguna compra) por presentar ofertas duplicadas de un único modelo.

El documento de adjudicación indica que, el pasado noviembre, excluyó a "Volkswagen Group España Distribución por no cumplir las condiciones exigidas en el pliego de cláusulas administrativas particulares, relativas al cumplimiento de la solvencia económica y financiera". En este sentido, matiza que el gigante automovilístico alemán quedó excluido "al no haber presentado correctamente en tiempo de subsanación la documentación requerida".

Esa es la misma argumentación que indica la propia compañía a La Información. Volkswagen explica que "no presentó la documentación a tiempo" para poder participar en el concurso. Lo recurrió para poder subsanar el error pero el recurso no fue aceptado, por lo que la puja siguió adelante sin su presencia.

El gigante alemán no es habitual en las megapujas por vehículos del Estado, pero sí que acude a contrataciones. Una de las últimas, el pasado otoño, cuando a través de su división de alta gama Audi, se adjudicó un nuevo vehículo para Presidencia de Gobierno. Un Audi blindado para Mariano Rajoy, valorado en casi medio millón de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios