Domingo, 21.10.2018 - 21:50 h
Nuevo seleccionador nacional de fútbol

Hierro: de Puerta de Hierro a Ibiza y sus negocios con el arquitecto de las estrellas

Su vivienda madrileña salió al mercado en 2015 por 3,6 millones de euros, aunque aún no ha conseguido venderla pese a rebajar el precio.

Hierro durante su primera rueda de prensa./ EFE
Hierro durante su primera rueda de prensa como seleccionador../ EFE

A sus 50 años, a Fernando Hierro le ha llegado, de forma repentina, el reto de pilotar y liderar a la selección nacional española en el Mundial de Rusia. La de entrenador es una faceta en la que nunca pensó el malagueño cuando era jugador. Fue su hermano Manolo quien le convenció para "devolver" a este deporte todo lo que le había enseñado. Y aquella idea se materializó como segundo entrenador del Real Madrid en la temporada de Carlo Ancelotti y en el Oviedo pero ahora, con su improvisado nombramiento como seleccionador, es cuando ha tocado la cúspide.

Nacido en la localidad malagueña de Vélez Málaga, Hierro procede de una familia humilde con tradición futbolística. De joven, mientras le llegaba el momento de saltar al campo de fútbol, trasteaba con los motores en un taller de reparación de coches. De aquello ha llovido mucho: a sus triunfos dentro del campo de fútbol, se le acumulan una larga trayectoria en los negocios. Ha ostentado diecisiete cargos en doce sociedades, entre ellos el del Director General del Málaga Club de Fútbol S.A.

Como otros jugadores de fútbol, ha apostado por invertir en ladrillo a lo largo y ancho de la geografía española. De eso dan buena cuenta algunas de sus empresas, como es el caso de Adquisiciones y Arrendamientos Reunidos S.L. e Inmobiliaria Deportiva de Valdemoro S.L., que creó junto a su amigo y arquitecto, Joaquín Torres, quien saltó a la fama por diseñar las mansiones de algunas estrellas del fútbol como Cristiano Ronaldo. 

Ambos iniciaron varias aventuras inmobiliarias en Galicia, la tierra del popular arquitecto y cuna de muchos de sus negocios, de las que ahora está desvinculado. La primera piedra la pusieron en 2003 con Inmobiliaria Deportiva, con sede en A Coruña, aunque el ex jugador del Real Madrid dejó el cargo tan solo un año después cuando jugaba en el Al-Rayyan. La sociedad quedó en manos del arquitecto, como administrador único, aunque según el libro de las empresas figura como inactiva como muchas otras empresas del diseñador de la lujosa urbanización de La Finca. La segunda sociedad en la ciudad fue Adquisiciones y Arrendamientos Reunidos S.L., de la que salió también en 2004. La empresa ha quedado en extinción por orden judicial en febrero de 2017.

Sin embargo, sus inversiones en este sector siguen a través de empresas junto al jugador de baloncesto y comentarista deportivo John Arlauckas, como Promociones Orhiar 97 S.L., con sede en Leganés, o Olivecons S.L., con sede en Pozuelo de Alarcón, y con un activo de algo más de 3 millones de euros. También a través de Valkar de Valores S.L., de la que es apoderado desde 2000, que opera en La Rioja con un activo de 944.812 euros.  

A través de estas empresas ha adquirido terrenos e invertido en urbanizaciones en algunos municipios al sur de Madrid, en Ávila o en fincas agrícolas y ganaderas en su tierra a través de Atalaya Axarquía S.L., una empresa con sede en el municipio malagueño de Benamocarra y en la que es matriz Rodiaferso. No son sus únicas incursiones empresariales. También ha invertido en instalaciones deportivas y escuelas de deportes en Madrid.

Lo cierto es que, aunque algunas figuras del fútbol como Josep Piqué siguen fieles a fórmulas de inversión como las sicavs, Hierro cesó sus coqueteos con esta fórmula cuando en 2010 dejó sus cargos como Presidente en Ferrosor inversiones, aunque siguió como socio hasta febrero de 2016, fecha en la que extingue la entidad. En aquel momento contaba con un activo de casi tres millones de euros. Meses más tarde, en junio, asumió el reto de encauzar y profesionalizar el Oviedo para dirigirlo hacia la Primera División en tres o cuatro años.

Un hombre familiar

Casado desde hace 27 años con Sonia y padre de dos hijos, Álvaro y Claudia, dicen que sigue siendo el hombre sencillo y humilde que salió de Málaga. Apasionado del flamenco, las películas de acción, la comida mediterránea, las reuniones interminables con sus amigos, el baloncesto, la playa, sigue volviendo a su tierra donde tiene casa. A sus hijos, ya se les conoce en el papel 'couché'. Álvaro, que también ha hecho sus pinitos en el fútbol, ocupó los titulares cuando tuvo una relación con Desiré Cordero, una modelo aspirante a Miss Universo. Trabaja como experto en marketing deportivo en la agencia de su tío Manolo y que cuenta con la representación de Iker Casillas .El joven ya ha dejado ya a su padre un mensaje en las redes. “Es difícil después de este incendio apagar los fuegos tres días antes de un mundial, solo tú puedes llegar a hacerlo. A echarle amor y huevos por nuestro país, por España, porque esto lo merece”, ha escrito en su cuenta de Instagram. Su hija Claudia, con 13.000 seguidores en Instagram, parece querer dedicarse a la moda y a explotar su faceta de 'influencer'.

Es curioso que el ex jugador del Real Madrid haya depositado su confianza en la inmobiliaria de Jesús Gil, hijo del todopoderoso presidente del Atlético de Madrid y hermano de Miguel Ángel Gil, consejero delegado del club, para vender la casa en la que vive en la urbanización de Puerta de Hierro y en la que ha celebrado sus éxitos futbolísticos. La vivienda salió al mercado en 2015 por 3,6 millones de euros, aunque aún no ha conseguido venderla y eso que la ha rebajado hasta los 2.900.000 euros.

Su enclave es privilegiado. Está situada en un entorno tranquilo e independiente que comparte ubicación con otros ilustres como Isabel Preysler, Jesús Vázquez o Marina Castaño y muy cerca del Paseo de la Castellana, centro neurálgico de los negocios en la capital. En la primera planta, en una habitación que se utilia como despacho, Hierro guarda sus recuerdos deportivos, como las copas ganadas durante su trayectoria profesional. Y no son pocos. Jugó 601 partidos oficiales con la camiseta del Real Madrid y marcó 127 goles además de ser uno de los mejores defensas de la historia del Real Madrid.

Más conocida es su propiedad en Ibiza después de que la mostrara en el programa ‘Supercasas’ de La Sexta en la conocida urbanización de lujo situada en Talamanca construida por su amigo Joaquín Torres. La vivienda fue adquirida en 2011 y tiene 350 metros cuadrados de espacios amplios y diáfanos que sedujeron al entrenador.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios