Tras casi 25 años

Las claves de la 'Operación Chamartín'

El proyecto constituye el mayor desarrollo urbanístico de Europa y se estima que supondrá una inversión de unos 6.000 millones de euros.

Operación Chamartín
Distrito Castellana Norte está participada por BBVA y el Grupo San José.

El proyecto Madrid Nuevo Norte, la denominada 'Operación Chamartín, se concibió inicialmente en 1993 y se aprobó en 1997. Este martes, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado que se ha alcanzado un acuerdo entre el Ayuntamiento de Madrid, ADIF y Distrito Castellana Norte.

La empresa promotora, Distrito Castellana Norte, está participada al 75% por BBVA y al 25% por la constructora Grupo San José. El proyecto, en el que se lleva trabajando unos 25 años, constituye el mayor desarrollo urbanístico de Europa y se estima que supondrá una inversión de unos 6.000 millones de euros.

El proyecto supondrá la construcción de 10.510 nuevas viviendas, convertirá a Chamartín en la mayor estación de tren del país y habilitará 1,22 millones de metros de oficinas, de los que la mitad conformarán un gran centro de negocios.

De las 10.510 viviendas planificadas, un 20%, unas 2.100, serán de protección oficial, lo que supone el doble respecto del porcentaje del 10% que establece la legislación.

La estación de Chamartín 'ganará' 180.000 metros cuadrados para uso terciario (oficina, logístico o comercial), en lo que constituye una novedad del plan aprobado este lunes.

Contará con una superficie total de 236.324 metros cuadrados, que albergará todos los tipos de servicios ferroviarios además de conexión con otros modos de transporte incluido el aeropuerto de Barajas.

En cuanto a la distribución de la superficie para viviendas, la mayor parte de las mismas (7.150 pisos) se levantarán en la zona más al Norte, en Fuencarral y Tres Olivos, y otras 757 se edificarán en Las Tablas, si bien también se reservan otros 260.000 metros cuadrados para uso residencial (para unas 2.600 viviendas) en las proximidades de Chamartín.

De igual forma, también los barrios del Norte contarán con superficie "localizada" para oficinas. En concreto, unos 251.225 metros cuadrados en el área de Fuencarral y Tres Olivos y otros 140.610 metros cuadrados en la de Las Tablas.

Así lo han detallado el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Fomento tras el acuerdo alcanzado también con Distrito Castellana Norte, la sociedad promotora, para cerrar los términos del desarrollo urbanístico y someterlo a la correspondiente aprobación urbanística.

Para aprobar este desarrollo es necesario hacer una modificación del Plan General de Ordenación Urbana, así que para la aprobación definitiva de la operación es necesario el visto bueno de la Comunidad de Madrid.

En el programa electoral de Manuela Carmena se incluía paralizar la operación y abrir “un proceso participativo” para generar propuestas para modificarlo. Pero, finalmente,  Carmena cedió y dio luz verde a la Operación Chamartín.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios