La casa eficiente que se construye en un mes utilizando solo un destornillador

  • La empresa francesa PopUp House ha revolucionado el concepto de vivienda eficiente y de rápida construcción.
Fotografía de el diseño 'Kochi' de PopUp House.
Fotografía de el diseño 'Kochi' de PopUp House.
pop-house.com

Lanzarse a la construcción de una nueva vivienda en la actualidad es una opción descartada por muchos españoles debido al alto coste, al tiempo de construcción y al diseño desde cero del inmueble. Además, identificar un suelo propicio para el tamaño de la casa y en el que se pueda aprovechar la naturaleza para ser eficiente energéticamente es complicado. Propuestas recientes innovadoras apuestan por alimentos como las zanahorias para el revestimiento de las viviendas, pero hay una que está reclamando la atención internacional desde Francia: la PopUp House.

La estructura de este modelo se construye en solo un mes con la ayuda de un destornillador. Se crea con bloques de aislamiento y madera y todos ellos se ensamblan con tornillos.

El primer paso es constituir la base con madera. A continuación se colocan encima los bloques de aislamiento, material clave para conseguir un vivienda eficiente desde el punto de vista energético. Le sigue la colocación de más madera y más bloques, esta vez verticales, para conformar el contorno. Finalmente se instala el tejado, y todo esto en el plazo de cuatro semanas.  

El francés Corentin Thiercelin creó el primer prototipo de la PopUp en Marsella en 2012 tras preguntarse "por qué se construyen casas para aislarlas más tarde si se puede crear desde cero una ya aislada". Ahora la empresa de viviendas pasivas (que limitan al máximo el desperdicio de energía y aprovechan los recursos naturales), vive un 'boom' en el país galo y planea expandirse a Estados Unidos y Reino Unido.

Los pasos para conseguir una PopUp House

El primer vídeo del montaje de este tipo de vivienda publicado por la empresa se volvió viral con 5 millones de particulares y profesionales que lo vieron, seducidos por la sencillez y la rapidez de construcción de los inmuebles.

Todos los elementos de construcción se elaboran en la fábrica de la empresa y atienden cada petición individualmente. El modelo estándar es el de una vivienda de 150 metros cuadrados con dos baños, un despacho, tres dormitorios y una gran zona común abierta. Sin embargo, tanto los metros cuadrados como las estancias se pueden variar al gusto del cliente.

PopUp House informa en su página web de que el precio del metro cuadrado en Francia se sitúa entre los 1.300 y 2.000 euros. Al precio habrá que sumarle los 1.800 euros de un estudio estructural obligatorio y los 960 de un estudio térmico para garantizar la eficiencia.  

Para realizar el pedido de una de ellas basta con contactar con la firma, que además ofrece 10 diseños diferentes que van de los 95 metros cuadrados a los 224, este último constituyendo una vivienda de dos plantas.

Mostrar comentarios