Sábado, 23.02.2019 - 08:53 h
Por el daño reputacional

La CNMV exige a BBVA que refleje en sus cuentas el riesgo por el caso de Villarejo

El presidente del supervisor advierte que las empresas siempre deben informar, sobre todo, de los "riesgos relacionados con la corrupción".

Sebastián Albella, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para presentar los objetivos del organismo para este ejercicio. EFE/Juan Carlos Hidalgo
Sebastián Albella, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para presentar los objetivos del organismo para este ejercicio. EFE/Juan Carlos Hidalgo

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) exigirá a BBVA que sus cuentas anuales reflejen el riesgo reputacional al que se enfrenta la entidad por el escándalo de las presuntas escuchas telefónicas que realizó el excomisario José Manuel Villarejo a políticos, empresarios y periodistas a instancias del banco para frenar el asalto de Sacyr durante la época en la que era presidente Francisco González, que abandonó su cargo justo con el final de 2018.

Así lo ha asegurado el presidente del supervisor, Sebastián Albella, en declaraciones a los periodistas tras participar en un evento organizado por la Asociación de Mercados Financieros Europeos (AFME): "Las sociedades cotizadas tendrán que informar de los riesgos que les afectan aunque no sean riesgos de un perfil financiero. Es decir, riesgos reputacionales y con mención específica a los riesgos relacionados con la corrupción".

En cualquier caso, Albella ha recalcado que BBVA es "una gran institución" que es consciente de los riesgos que presenta el presunto espionaje masivo. "Creo que están haciendo el trabajo que tienen que hacer", ha aseverado el presidente de la CNMV en relación a la investigación exhaustiva que está liderando Garrigues junto a PWC y Uría Menéndez.

No obstante, ha recordado que el "ámbito de competencias" de la CNMV se circunscribe al de la información que hacen pública las empresas cotizadas, para que sea "correcta y adecuada", y al buen gobierno corporativo. En este sentido, ha indicado que corresponde al consejo de administración de BBVA determinar las responsabilidades correspondientes si alguno de sus miembros se ve afectado en asuntos penales, una cuestión que, de momento, "no se ha planteado".

Además, Albella ha descartado que el supervisor vaya a hacer una investigación interna sobre el caso. "La verdad que mi inclinación a dedicar recursos a algo que pudo no haber ocurrido hace doce años es limitada", ha concluido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios