Lunes, 26.02.2018 - 04:28 h
Google y Facebook, las más generosas

Las tecnológicas blindan a sus equipos en España: lluvia de 23 millones en acciones

Google, Amazon, Facebook, Microsoft y Apple incrementan el gasto en estas retribuciones un 30% en 2016, pese al endurecimiento de la fiscalidad.

Gráfico de stock-options
 

La guerra por el talento es, entre otras, una cuestión de dinero. Y las grandes empresas tecnológicas lo saben. Google, Facebook o Microsoft han blindado a sus equipos en España. Durante el último ejercicio 2016, las cinco grandes pagaron 23 millones de euros en acciones a algunos de sus trabajadores. Es un 30% más respecto a un año antes, pese al endurecimiento de la fiscalidad tras la reforma del IRPF de 2015.

Durante esta semana, los pagos basados en acciones de dos compañías tecnológicas han estado sobre la mesa. Por un lado los de Twitter, que han sido reducidos drásticamente un 26% con el objetivo de alcanzar la deseada rentabilidad durante el último trimestre. Por otro los de Snapchat, que la ahogaron en números rojos con una factura superior a los 2.000 millones de dólares. Y, ¿cuál es el escenario en España?

Google y Facebook, los que más esfuerzo hacen

Las ‘stock-options’ buscan atraer a personal, vincular parte de su salario al rendimiento de la compañía (y de sus acciones) y retenerlo, pues muchas de estas opciones no pueden ser ejecutadas hasta un periodo de tiempo después. En España, las grandes empresas han reforzado su política de retribución a los empleados.

En concreto, según las cuentas de resultados de Apple, Google, Amazon, Microsoft y Facebook presentadas en el Registro Mercantil y recopiladas por Lainformacion.com, todas sus filiales han sumado un gasto de 23,9 millones de euros durante el último ejercicio fiscal disponible. Es un 32% más que los 18 millones de euros desembolsados durante el año anterior -el primero tras el cambio fiscal del Gobierno de Rajoy-.

¿Quiénes son los más generosos? Google y Facebook son los que más dinero dedican respecto a todo su gasto de personal: un 17 y un 19%, respectivamente. Desembolsaron 1 millón y 5,9 millones. Sin embargo, por una cuestión de tamaño de plantilla, Apple y Microsoft son los que más dinero total pagan: entre ambos sumaron más de 13 millones -la mitad del total-.

El caso del gigante del comercio electrónico Amazon es, quizás, el más llamativo. Con la segunda plantilla más importante (869 empleados de media) del sector, paga apenas 3,5 millones de euros en acciones entre las tres grandes filiales con las que opera, excluyendo la que gestiona su publicidad que apenas tiene recorrido tras fundarse en 2016.

¿Cómo configuran sus planes?

Estas son las cifras. Pero, ¿cómo establecen esos planes? Ninguna de ellas informa en su memoria los criterios que se siguen para el reparto de estas retribuciones, ni cuántos son los empleados de sus plantillas que son beneficiados.

Hay varios casos. Facebook y Amazon sólo ofrecen lo que se conoce como acciones restringidas (RSU, por su siglas en inglés), condicionadas a la permanencia en el equipo durante un tiempo limitado (no precisa el periodo) y que permite cobrar dividendos.

Google también incluye acciones restringidas, que adquieren derechos a los cuatro años. Pero no sólo eso. Los empleados del gigante del buscador en España también disfrutan de acciones no calificadas o derechos para comprar acciones ordinarias. “Las opciones generalmente se conceden en el plazo de diez años; las opciones concedidas generalmente adquieren el 25% de los derechos del primer año de servicio y de manera proporcional cada mes durante el periodo restante de 36 meses”, apunta en su memoria.

En el caso de Microsoft, se ofrecen entregas de acciones: es un derecho a recibir determinado número de títulos de la matriz “sin coste alguno para el empleado”. Este derecho se adquiere de manera gradual durante el periodo de cinco años. Como complemento, la compañía ofrece la posibilidad de acogerse voluntariamente a un plan trimestral de compra de títulos con un descuento del 10% (no puede superar el 15% del sueldo). Ambos son similares a los que tiene activos Apple.

Twitter no se puede incluir en este grupo de los gigantes tecnológicos. Pero su política de retribución basada en acciones ha estado sobre la mesa durante los últimos años. Y lo ha estado porque ha teñido de rojo de manera sistemática sus cuentas desde la salida a bolsa en 2013. Fue en el último trimestre del año cuando la reducción importante del 26% de la cuantía dedicada a este destino le permitió eliminar las pérdidas. ¿Y en España? La compañía no contempla ningún plan en la memoria de la filial.

Una fiscalidad en contra

Todo esto sucede en un contexto en el que las ‘stock-options’ y las retribuciones con estos instrumentos de patrimonio han sufrido un duro varapalo fiscal por parte del Gobierno. Fue en la reforma fiscal del IRPF que entró en vigor en el año 2015. Hay que aclarar que un empleado que recibe una ‘stock-option’ debe pasar por caja en dos ocasiones: una cuando se ejercita, como retribución en especie, y cuando se venden los títulos, como una ganancia patrimonial.

Con la reforma, se elimina la consideración de retribución en especie (si la oferta se realiza en las mismas condiciones para todos los empleados) y se reduce el rendimiento íntegro del 40% al 30%. Este empeoramiento de las condiciones ha sido denunciado por las ‘startups’ que entienden que son ‘reglas’ que les perjudican a la hora de utilizar esta herramienta para entrar en la batalla por el talento contra la gran empresa.

Temas relacionados
Comentarios