Sábado, 30.05.2020 - 18:51 h
Se une a otras empresas

Meliá trae a España filiales en Holanda y evita el impuesto por repatriar beneficios

Por el mayor gravamen a dividendos de filiales extranjeras, que provocará que las multinacionales adapten sus estructuras buscando mayor simplicidad. 

Meliá presenta su nuevo programa de fidelidad para sus 3 millones de usuarios
Meliá Hotels 'repatria' cuatro firmas de Holanda 

La actividad en Meliá Hoteles es frenética en las últimas semanas. El último movimiento ha sido la repatriación de sus filiales en Holanda, para evitar el nuevo impuesto del 5% que el Gobierno de Sánchez y Unidas Podemos pretende poner sobre los dividendos que se obtienen en este tipo grupos procedentes de su actividad en el exterior. Hasta ahora, las empresas españolas que obtienen plusvalías y beneficios de sociedades en el exterior estaban incrementando el reparto de este tipo de rentas, antes de que entre en vigor la reforma prevista y tengan que sufrir el nuevo gravamen. En el caso de Meliá, se ha ido un poco más lejos y el grupo ha decidido desactivar las cuatro sociedades con las que operaba en aquel país y traerlas a España, en busca de una mayor simplicidad a la hora de pagar impuestos y, al mismo tiempo, evitar la nueva factura fiscal.  

La cadena hotelera ha repatriado, hasta el momento, cuatro sociedades que tenía en Holanda al trasladar su domicilio social a terreno nacional: Meliá Inversiones Americanas, San Juan Investments BV, Desarrollos Hoteleros San Juan BV y Sol Meliá Investment NV, tal y como comunicaba al Registro Mercantil. Este traslado también implicaba un cambio en su denominación social, que ahora es de Mia Exhol SA, San Juan Investments Exhold SL, Desarrollos Hoteleros San Juan Exhold SL y SM Investment Exhol SL, respectivamente. 

La propia compañía justifica a La Información dicha decisión en que "al trasladar algunas sociedades a España nos estamos anticipando a la anunciada reforma fiscal en nuestro país, por la cual se penalizan las estructuras societarias más complejas, y actuando en línea con la práctica generalizada entre las multinacionales de nuestro país. Estamos implementando un proceso de simplificación del número y la dispersión geográfica de nuestras sociedades". Además, también destacan que 'matan dos pájaros de un tiro' ya que "aportaremos aún una mayor transparencia y simplicidad operativa para la empresa". 

Meliá Hotels busca esquivar la reforma fiscal que podría llevar a cabo Pedro Sánchez. En su borrador de Presupuestos de 2019 quería limitar las exenciones sobre los dividendos de las filiales en el exterior y reducirlas del 100% al 95%, lo que suponía un impuesto del 5% para las plusvalías o dividendos de las filiales en el extranjero. De hecho, en el Programa de coalición del PSOE y Unidas Podemos contempla que se limitarán las exenciones de dividendos y plusvalías de sociedades por su participación en otras sociedades, reduciéndolas en un 5%  en concepto de gastos no deducibles en el impuesto por la gestión de la participación que mantiene la matriz en la filial. 

Esta reforma fiscal que llevaría a cabo el Gobierno, a juicio de Meliá Hotels "supondrá un mayor gravamen a dividendos de filiales extranjeras y provocará que los grupos multinacionales adapten sus estructuras societarias buscando mayor simplicidad y evitar que un mismo dividendo tribute en más de una ocasión. No se trata de buscar ahorros si no de evitar un sobrecoste por el hecho de que una misma renta esté sujeta a múltiple tributación". 

Estos movimientos también se producen en otras grandes empresas que cuentan con compañías en Holanda. ¿Por qué dicho país? Siempre ha sido una ventaja que la creación de una sociedad allí requiere de pocos trámites, aunque, probablemente, ese deje de ser tan fácil a partir de ahora. Su Gobierno contempla endurecer los requisitos para este tipo de compañías y establecer una estructura laboral mínima y ciertos requisitos de capital.

Tras estos movimientos de Meliá, la 'lupa' estaría puesta en otras compañías españolas, como es el caso de Ferrovial. El grupo presidido por Rafael del Pino es otro de los grandes del Ibex 35 que tiene su holding internacional en Holanda. La compañía decidía, a finales de 2018, trasladarse desde Reino Unido a Holanda con el objetivo de protegerse del Brexit y continuar bajo legislación europea. De hecho, la decisión implicaba trasladar el domicilio social de seis sociedades que contaban con activos por valor de alrededor de 6.000 millones de euros.  

Meliá Hotels también ha acaparado la atención en las últimas semanas. Gabriel Escarrer, su vicepresidente ejecutivo y consejero delegado, tiene prohibida la entrada en suelo de Estados Unidos desde finales de noviembre, tal y como confirmaba la compañía. La prohibición hace mención a la ley Helms-Burton, y está motivada por la actividad que determinadas empresas filiales mantienen con entidades públicas cubanas para la gestión de dos hoteles situados en la región de Holguín, que "estarían ubicados, a su entender, en una parcela de una propiedad expropiada a la familia Sanchez Hill a finales de los años 50 del siglo pasado", según señalaban en un comunicado. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING