Domingo, 16.12.2018 - 06:46 h
Las puertas giratorias del Gobierno del PP 

Una quincena de exaltos cargos de Rajoy se recolocan en compañías privadas

Dos ministros, secretarios de Estado y otros responsables del antiguo Gobierno recalan en consultoras, Santander, El Corte Inglés... y Génova.

Calviño y Escolano
Calviño y Escolano durante el traspaso de la cartera de Economía. / EFE

Una quincena de altos cargos del antiguo Gobierno de Rajoy han fichado por diferentes empresas privadas apenas cuatro meses después de que triunfara la moción de censura. Entre ellos se encuentran dos exministros (Román Escolano e Íñigo de la Serna), dos exsecretarios de Estado, el exdirector general de Tributos... La mayoría de ellos han firmado sus respectivos contratos con importantes compañías tras la correspondiente autorización de la Oficina de Conflicto de Intereses

El exministro de Economía, Román Escolano, acaba de ser contratado por EY como asesor externo, tal y como avanzó este jueves La Información. El aragonés, que apenas estuvo tres meses en el cargo, compatibilizará su trabajo con clases en la escuela de negocios, Cunef. Otro antiguo compañero de Consejo de Ministros, Íñigo de la Serna, también ha recalado en la empresa privada, en concreto en Amrop Seeliger Conde, la firma de cazatalentos dirigida por Luis Conde y en la que su día también trabajó Esperanza Aguirre.

María González Pico, jefa de gabinete de la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, ha pasado a formar parte del PP tras su paso por La Moncloa. Lleva más de un mes trabajando para la formación que ahora lidera Pablo Casado, que es precisamente de donde llegó al Gobierno. Una compañero de Pico en el complejo presidencial, Begoña Fuentes, ha regresado también al PP como nueva directora de gabinete de la vicesecretaria de Comunicación, Marta González. En el Gobierno fue directora general de comunicación.

Otro alto cargo que ha pasado a la empresa privada es José Antonio Sánchez, expresidente de RTVE, que ha fichado por COPE. Lo mismo sucede con Cecilia Yuste, exembajadora en Bélgica y anteriormente directora general de la Oficina de Información Diplomática, que ha recalado en el Banco Santander como Directora de Relaciones Institucionales.

En estos cuatro meses también existen casos de antiguos cargos del Gobierno del PP que han decidido regresar a las compañías de las que salieron para formar parte de la Administración General del Estado. Es el caso de la exsecretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, que ha retornado a la firma Inmunología y Genética Aplicada, Ingenasa; y de Carmen Alba, exdelegada del Gobierno en Navarra, que ha vuelto a El Corte Inglés.

Más altos cargos que han encontrado trabajo en la empresa privada son Juan María Vázquez, exsecretario general de Ciencia e Innovación, que ficha por el PP; Miguel Contreras, presidente de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEPSE), que ha ingresado en la compañía Contraner Ingenierías y Proyectos; Isaac Martín Barbero, antiguo presidente de Ingeniería y Economía del Transporte, que se ha incorporado a Azvalor, Maxi Mobility y realiza labores de asesoramiento para Bregal Milestone, Iberostate International y Sociedad de Estudios de Investimentos Inmobiliarios; y Salvador Marín, CEO de Cofides y ahora nuevo trabajador de la mayorista de juguetes Atosa.

También tienen nuevo destino profesional Alberto García, exdirector general de Tributos, que se ha incorporado asimismo a EY; Felipe Martínez Rico, que fue subsecretario de Hacienda y Función Pública, que ha sido designado director ejecutivo del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo; y Pablo García-Manzano, exsubsecretario de Energía, Turismo y Agenda Digital, que ha fichado por Ashurst.

La de esta mes de octubre es la segunda tanda de recolocaciones en el sector privado del antiguo Gobierno del PP. Antes, apenas un mes después de la moción de censura, encontraron un lugar en diferentes puestos desde la secretaria personal de Rajoy hasta el jefe del Estado Mayor de la Defensa.

Ahora en Portada 

Comentarios