Proceso de internacionalización

Renfe ficha a EY para dar la batalla a la SNCF en su entrada en Francia

La compañía ferroviaria no solo prepara su llegada al país en la alta velocidad, sino también con trenes regionales. Opta a proyectos en la zona norte por más de 1.200 millones de euros.

EP
El presidente de Renfe , Isaías Táboas
EP

En medio de sus problemas por entrar en la alta velocidad en Francia, Renfe avanza en su hoja de ruta por la internacionalización. La compañía ferroviaria ha elegido a una Unión Temporal de Empresas (UTE) en la que figura la consultora Ernst & Young (EY), con el objetivo de optar a proyectos ferroviarios en el país vecino por más de 1.000 millones de euros en la región de Hauts. El calendario todavía da margen para esperar a saber cómo se desarrollará la batalla comercial en el país vecino.

La compañía presidida por Isaías Táboas formalizó el contrato con la big four y con la firma especializada Mcrit el pasado 8 de mayo, de acuerdo a la documentación consultada. Ahora mismo, la compañía pública dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) está entre las empresas precandidatas de tres lotes de una licitación para trenes regionales (TER) en la región francesa de Hauts de France, en el norte del país vecino.

Los lotes a adjudicar, que suman proyectos por valor de más de 1.000 millones de euros, son el de L’Etoile d’Amiens, cuyo valor estimado es de 820 millones de euros; el de Beauvais-París (228 millones) y el de L’Etoile de Saint Pol (185 millones). El trámite es largo, ya que la licitación se lanzó en julio de 2020 en Francia y los operadores como Renfe tenían desde ese momento 18 meses para responder. La adjudicación de los contratos está programada para finales del año 2021 o principios de 2022.

El objetivo de la compañía ferroviaria es contratar un servicio de análisis económico. El candidato seleccionado deberá encargarse de la coordinación y la planificación de los distintos proyectos. Una de las misiones será llevar a cabo un estudio de la demanda y simulaciones de tráfico, así como el análisis de la oferta actual del plan de transporte, sus mejoras y optimizaciones.

Se trata de tareas ya realizadas por Mcrit en el pasado. La compañía con sede en Barcelona elaboró un estudio similar en el servicio de pasajeros de Renfe en diversas rutas de larga distancia durante el 2019. Su hoja de servicios muestra otros trabajos centrados en Cataluña, principalmente con el Área Metropolitana de Barcelona o el propio ayuntamiento de la ciudad. También ha sido cliente de firmas como la concesionaria Abertis o empresas públicas del Estado como Ineco y Esteyco.

EY, por su parte, lleva tiempo analizando proyectos ferroviarios en España. Sin ir más lejos, la big four ha aprovechado los proyectos Next Generation de la Unión Europea para ofrecerse al gestor ferroviario Adif. La consultora sigue a la espera de que la firma pública presidida por Isabel Pardo de Vera se decida por una de las seis candidaturas recibidas, entre las que están el resto de grandes consultoras y otras especializadas como Everis y Grant Thornton

La propuesta de la unión temporal entre EY y Mcrit complementará la de otro candidato que debe asesorar a Renfe en materia de normativa y administración en licitaciones en Francia. Este proceso arrancó el pasado mes de marzo y sigue en marcha. Todavía no se conoce quién puede ser el elegido.

Pelea con SNCF en plena liberalización

La decisión de Renfe llega en un momento en el que Société Nationale des Chemins de Fer Français, conocida por sus siglas SNCF y popularmente como la Renfe francesa, ha entrado en España en la alta velocidad, rompiendo 80 años de monopolio de la compañía española. Ahora será el turno de Renfe, que competirá con su homóloga gala tanto en la alta velocidad y en otras modalidades de transporte ferroviario que se están liberalizando.

La compañía rival deberá coordinarse con el resto de candidatos para facilitarles la entrada y la libre competencia. La región de Hauts, en el norte del país vecino, es una de las cinco que va a abrirse a firmas rivales de capital extranjero. El resto son la región de Provenza-Alpes-Costa Azul (PACA), que está en el sur, la región de Pays-de-la-Loire y la de Isla de Francia. 

Renfe está molesta por el trato recibido en Francia por su intención de operar con el AVE

En Renfe esperan que la experiencia sea distinta a la vivida en la alta velocidad. A diferencia de España, donde SNCF ha entrado con precios agresivos a través de su marca low cost Ouigo — también Trenitalia con la marca Ilsa  — , Renfe está teniendo problemas para replicar su jugada en Francia. El objetivo de Renfe es aterrizar con una primera línea de alta velocidad que une la ciudad de Lyon con Montpellier y Marsella, para más tarde operar desde Lyon a París. Las trabas han provocado un retraso en el calendario, que ahora tiene marcado en rojo el 2024 como fecha de arranque. El malestar ha llegado hasta el punto que la compañía ha puesto en conocimiento de la Autorité de Régulation des Transports (la CNMC francesa) las dificultades que el operador y otros organismos del país están poniendo al proceso de liberalización.

Sea como fuere, la firma de dicho acuerdo con EY y Mcrit supone un paso más en la internacionalización de la compañía, que prevé en su plan estratégico que buena parte de los ingresos lleguen en los próximos años desde fuera de España. Táboas explicó en una entrevista el pasado mes de diciembre que era muy importante para la compañía “ingresar más", por lo que la internacionalización "es un factor fundamental” para conseguirlo. “Hemos pasado de prever que en 2028 el 10% de nuestros ingresos vendrán del exterior, a fijar una cuota del 20%”, añadió al respecto.

En este sentido, la operadora ha querido ampliar su huella en otros países con la compra del 50% del operador checo Leo Express. El movimiento permitirá a Renfe aumentar su facturación desde fuera de España de manera más rápida que por los cauces convencionales. De entrada, le permitirá tener actividad en República Checa, Eslovaquia y Polonia, así como disponer de los recursos y licencias para acceder al mercado alemán. El salto en la internacionalización seguirá a sus operaciones con el Tren Maya (México), el AVE en Texas (Estados Unidos), el proyecto Rail Báltica como operador en la sombra y el AVE a la Meca.

Mostrar comentarios