Martes, 21.05.2019 - 13:27 h
Tras la implantación del pago

Ábalos pliega velas con Ryanair y dejará a Europa la decisión del cobro de maletas

Fomento señala que la complejidad del entorno normativo aconseja esperar a que las autoridades comunitarias tomen una postura conjunta.

Ryanair
Ábalos pliega velas con Ryanair y dejará a Europa la decisión del cobro de maletas. / EP

El ministerio de Fomento no quiere mancharse las manos con la nueva política de equipajes de Ryanair y dejará en manos de Europa la decisión sobre la legalidad o no de la medida de la aerolínea irlandesa, según confirman fuentes oficiales de este órgano a La Información. 

El grupo en el Congreso Unidos Podemos -en concreto por Yolanda Díaz Pérez de En Marea- presentó una pregunta parlamentaria sobre la "nueva y abusiva claúsula introducida por Ryanair en sus contratos para el cobro a las personas usuarias de un suplemento por la maleta de mano". A modo de respuesta, el Ejecutivo ha argumentado que los técnicos solicitaron toda la información a la compañía para que los servicios jurídicos del Estado analizasen en profundidad si "estas nuevas medidas incumplen la normativa española y la europea", señala el documento emitido por el propio Congreso. 

Pero Fomento no quiere tomar una decisión unilateral para España y ha pasado la pelota al tejado de la Unión Europea. Según confirman a La Información fuentes oficiales de este ministerio, la complejidad normativa ha llevado a dejar en manos del organismo comunitario la adopción de una postura conjunta con respecto a la aerolínea irlandesa.

"Actualmente los servicios de la comisión están recabando información de los distintos miembros", señalan desde el ministerio. De esta forma y una vez obtenidos todos los datos, será este organismo internacional el que emita una opinión al respecto. 

Además, en la respuesta parlamentaria el propio órgano ha destacado que ha trasladado su preocupación por la situación a sus socios europeos "en el marco de la Conferencia Europea de Aviación Civil", según confirma. 

De hecho, aerolínea y Fomento mantuvieron una reunión el pasado seis de septiembre para tratar de aclarar esta situación y frenarla ante las numerosas quejas vertidas por clientes y asociaciones de consumidores de estos servicios. A pesar de ello, el pasado día uno de noviembre la restrictiva medida de la irlandesa entró en vigor y los pasajeros no tuvieron más que aceptarla.

La pregunta de la diputada de En Marea iba más allá y trataba de indagar en la posibles medidas sancionadoras que adoptaría el Gobierno ante una cláusula que este grupo parlamentario -y las asociaciones de consumidores- consideran abusiva al admitir que "vulnera los derechos de las personas consumidoras e incumple las condiciones básicas del contrato de transporte aéreo". 

La cartera en manos de José Luis Ábalos se ha limitado a responder que "analizará todos los escenarios posibles" y trasladará su preocupación a sus socios europeos en el marco de la Conferencia Europea de Aviación Civil. De este modo, ha dejado sin responder también la cuestión sobre las medidas "que tiene en marcha el Gobierno para proteger los derechos de las personas usuarias  de aerolíneas ante situaciones como la reseñada". 

La aerolínea que preside Michael O'Leary cobra desde el día 1 de noviembre una tasa entre seis y diez euros a todos los pasajeros que quieran subir a bordo con una maleta menor de 10 kilos. Hasta ahora el denominado 'equipaje de mano' no tenía coste adicional al considerar que, según la Ley de Navegación Aérea, "el transportista estará obligado a transportar de forma gratuita en cabina (...) los objetos y bultos que el viajero lleve consigo". 

Ante las acusaciones de ilegalidad de varias asociaciones como Facua, la aerolínea irlandesa no se quedó callada y negó todas las inculpaciones, explicando que con esta medida "hasta el 50% de nuestros clientes podrán subir de forma gratuita dos bultos al avión".

De hecho, Italia ha sido el primer país en prohibir "provisionalmente" a las aerolíneas Ryanair y Wizz Air cobrar a los pasajeros un suplemento por el equipaje de mano. Según ha informado 'La Vanguardia', la autoridad italiana ha puntualizado que este sobrecoste debería estar incluido en la tarifa estándar, ya que aplicarlo después constituye "una representación falsa del precio real del billete" y no permite la "comparación real" con otras tarifas.

Más polémicas de Ryanair

En las últimas horas la aerolínea irlandesa de bajo coste también se ha enfrentado a un cierre "temporal" de su web que impide hacer check-in  a los usuarios. "Debido a una nueva actualización importante de nuestro sistema de reservas, los siguientes servicios no estarán disponibles", señala un comunicado de la firma. 

Pero este no es la única polémica de la irlandesa. En las últimas semanas también se ha tenido que enfrentar a un incidente racista en uno de sus vuelos entre el aeropuerto londinense de Stansted y Barcelona. La firma de O'Leary tampoco se ha librado de las huelgas de tripulantes de cabina y pilotos -tanto a nivel nacional como internacional- que amenazan con estropear las navidades a más de un viajero. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios