Lunes, 19.11.2018 - 19:43 h
Trabajadores dados de alta en Irlanda

De las huelgas a acabar con las maletas de mano: Ryanair y sus polémicas en España

Los pasajeros de la aerolínea de Michael O'Leary han sufrido numerosas cancelaciones a causa de las protestas de los trabajadores durante este verano.

Fotografía O'Leary, Ryanair
Michael O'Leary, presidente de la compañía aérea Ryanair. / EFE

Ryanair, la aerolínea 'low cost' de Michael O'Leary, obliga a los pasajeros a pagar por llevar su equipaje de mano a bordo desde el 1 de noviembre. Esta ha sido la última de las impopulares medidas que ha llevado a cabo desde que la aerolínea llegase a España, pero hay una larga lista. 

Desde un inicio, la aerolínea con base en Dublín ya tenía una de las políticas de equipaje más restrictivas de acuerdo con sus competidores. Además, en enero de este mismo año, reducía aún más los derechos de los viajeros, obligando a que las 'maletas de ruedas' viajasen en bodega, eso sí, de forma gratuita. Esta medida tenía como fin acelerar el embarque de las aeronaves, según la propia empresa.

Ahora, solo ocho meses después de la puesta en marcha de esta normativa, Ryanair ha decidido recortar aún más el equipaje de mano que podrán portar consigo los pasajeros. 40 por 20 por 25 centímetros. Estas serán las dimensiones del bulto que cada viajero podrá llevar consigo de forma gratuita. Todo lo que supere estas medidas conllevará un cargo de entre 8 y 10 euros

Pero la política de equipajes no es el único problema al que se ha enfrentado la aerolínea de Michael O'Leary. Este verano una oleada de huelgas ha sacudido la compañía. Por un lado, los tripulantes de cabina llevaron a cabo paros el pasado mes de julio ante las condiciones laborales a las que están sometidos. Estas reivindicaciones consiguieron cancelar más de 600 vuelos en todo el territorio nacional y acarrearon importantes pérdidas para la aerolínea.

En este sentido, los pilotos tampoco se quedaron callados y organizaron una huelga que afectaba a varios países en los primeros días del mes de agosto. Las cancelaciones se volvieron a suceder ante las difíciles condiciones laborales con las que tienen que lidiar los trabajadores de la compañía. Tanto es así que el Sepla, el sindicato de los pilotos, presentó una demanda contra Ryanair ante la Audiencia Nacional para que la compañía regularice los contratos de los pilotos en España.

Este mismo jueves, la aerolínea ha decidido sentarse a negociar con el sindicato con el fin de desbloquear las negociaciones a través del envío de una carta en la que abre la puerta a la negociación de un convenio colectivo en nuestro país. 

¿Cuál es la situación de los trabajadores españoles de Ryanair?

Según confirman desde el Sitcpla, sindicato que agrupa a los tripulantes de cabina, los trabajadores de la aerolínea están dados de alta en Irlanda, país de origen de la marca, "a pesar de que pasan más de 180 días anuales en España".

La compañía de bajo coste, que emplea a más de 1.800 trabajadores en España, no acepta su obligación de regirse por la ley de nuestro país y sigue las normas irlandesas, donde tiene su base principal. De esta forma, los empleados españoles no cuentan con un salario base y cobran únicamente por las horas de vuelo. De este modo, los trabajadores "están obligados a abrir una cuenta corriente en Irlanda, donde reciben su sueldo, y traspasar el dinero a una sucursal española". Como consecuencia, "la declaración de la renta la tienen que presentar también allí", afirma el otro sindicato que convoca los paros, USO.

Pero, más allá de los problemas que pudiese causar el hecho de tributar sus impuestos en otro país, los trabajadores de la aerolínea se encuentran con situaciones "kafkianas" al, por ejemplo, tener que ir hasta Irlanda para que un médico evalúe una posible baja de un trabajador español, portugués, belga o italiano, los principales países afectados. Suma y sigue.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios