Sábado, 15.12.2018 - 06:19 h
Visitará el país el 22 y 23 de noviembre

Sánchez planea viajar a Cuba con la élite del Ibex tras el 'feo' de Estados Unidos

Moncloa ha invitado al viaje a Cuba a empresarios interesados en invertir en la isla caribeña en sectores como energía, turismo o infraestructuras.  

Pedro Sánchez con el presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel
Pedro Sánchez con el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel. / Moncloa

Pedro Sánchez quiere dar al viaje oficial que realizará a Cuba un destacado cariz empresarial. La isla caribeña es un destino preferente para las grandes firmas españolas, de ahí que Presidencia haya tomado la decisión de que, además de la agenda política, se incluyan en los dos días de visita una serie de encuentros empresariales para consolidar una relación que ha sido fluida entre ambos países durante el castrismo. Moncloa quier remediar así el 'error' cometido durante la última 'tournée' presidencial por Estados Unidos y Canadá. El viaje será, además, una oportunidad para reconciliar al Ejecutivo con un grupo de empresarios VIP tras los desencuentros de la semana pasada.

El Gobierno ha decidido invitar al viaje oficial a Cuba a una serie de empresarios, según ha sabido La Información. Será, por tanto, el primer desplazamiento del presidente fuera de nuestras fronteras en el que Sánchez esté acompañado de la aristocracia del Ibex 35. El objetivo, según fuentes gubernamentales, es dotar a los dos días que la comitiva pasará en Cuba (22 y 23 de noviembre) de una "agenda económica potente".

Cuba es un destino preferente para las inversiones españolas. El Gobierno es consciente de los intereses comerciales y las exportaciones que se realizan al país caribeño, de ahí que se cuente para este viaje con la presencia de "empresarios potentes". Moncloa y Exteriores ya están haciendo llegar las invitaciones a los gabinetes de estos presidentes y consejeros delegados del Ibex con el objetivo de que acompañen a Sánchez a cruzar el Atlántico. Lo normal sería que estos empresarios se desplacen a Cuba en el Airbus A310 oficial del Grupo 45 de la Fuerza Aérea Española.

Hay que recordar que en el primer gran viaje oficial de Pedro Sánchez, el que le llevó por Estados Unidos y Canadá, Moncloa decidió dejar en tierra a los grandes empresarios nacionales. Viajó solo y apenas tuvo un encuentro a puerta cerrada con destacados inversores estadounidenses interesados en charlar con él sobre sus planes en el Gobierno. También dejó fuera de su agenda una visita a Palo Alto para reunirse con las grandes tecnológicas como Google o Facebook, entre otras.

Con este viaje a Cuba, Sánchez recuperará una costumbre que ya pusieron en práctica sus antecesores en Moncloa. Mariano Rajoy, por ejemplo, viajó a Estados Unidos en 2014 para su primera cita en la Casa Blanca con Obama rodeado de primeros espadas del Ibex: Florentino Pérez (ACS), Isidro Fainé (CaixaBank), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), José Manuel Entrecanales (Acciona), César Alierta (Telefónica) o Antonio Brufau (Repsol), entre otros, formaron parte de la comitiva oficial. Zapatero, por su parte, cruzó el 'charco' en 2010 para acudir al Desayuno de Oración con Obama acompañado también de importantes figuras de los negocios: los presidentes de BBVA, Francisco González; OHL, Juan Miguel Villar Mir; Acciona; o Ferrovial, Rafael del Pino.

Las relaciones económicas España-Cuba

Cuba es, a día de hoy, un destino principal para las inversiones españolas, destacando especialmente la aportación al turismo, a la energía y a las infraestructuras. En 2017 las exportaciones españolas a la isla alcanzaron un valor de 899 millones de euros, muy cerca del récord histórica de 964 millones de 2015, según el Informe económico y comercial elaborado por la Oficina Económica y Comercial de España en La Habana. Estas cifras sitúan a Cuba en el puesto 45 de clientes mundiales de la exportación española y el sexto país en Latinoamérica tras México, Brasil, Chile, Argentina y Colombia.

Asímismo, España es la tercera potencia inversora en Cuba, solo superada por China y Venezuela. Según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas local, nuestro país invirtió en la isla un total de 1.134 millones de pesos (un peso cubano son en torno a 88 céntimos de euro) en 2016, el último dato disponible. La peculariedad es que "tanto las importaciones como las exportaciones se realizan a través de empresas del Estado, que siguen las directrices establecidas por el gobierno del país", destaca el Icex.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios