Jueves, 18.04.2019 - 16:58 h
Bajo la denominación 'Landmark Iberia'

Santander 'tira' de tres de sus VIP en el ladrillo y crea otra firma inmobiliaria

La entidad bancaria estaría preparando una nueva incursión en el mercado de la vivienda a contracorriente de lo que están preparando sus competidores.

Ana Botín en la presentación de resultados del Santander
Ana Botín en la presentación de resultados del Santander / EFE

Banco Santander va a contracorriente. En pleno desagüe de activos inmobiliarios por parte de la gran mayoría de las entidades financieras, el banco de Ana Botín ha decidido crear una nueva firma inmobiliaria en la que ha situado a tres de sus grandes VIPs del sector del 'ladrillo' y financiero que llevan años ligados al inmobiliario. 

'Landmark Iberia', nombre que recibe la recién creada sociedad, cuenta con tres administradores solidarios de sobrada experiencia tanto en financiero como en 'ladrillo': Manuel Velicia, Carlos Manzano y Juan Babio. Además, según consta en la documentación, la entidad bancaria sería el socio único de la firma, por lo que no contaría con otros inversores. 

El primero de ellos, Velicia, lleva desde el estallido del 'boom' inmobiliario en la entidad financiera y desde hace unos meses ha entrado de lleno en la parte del 'ladrillo'. De hecho, forma parte de la cúpula de Santander Private Real Estate Advisory & Management y de la de los fondos de ahorro inmobiliario de la compañía. 

Por su parte, Manzano, es uno de los consejeros de Ana Botín en Altamira y el responsable de 'real estate'. Además, anteriormente había sido el encargado del área inmobiliaria de Deutsche Asset & Wealth Management en España y Portugal y previamente estaba al frente de Trajano, la socimi participada por la familia Consentino, por Juan y Pedro Alcaraz, fundadores de Goldcar.

El tercer administrador de la nueva Landmark será Juan Babio, el que fuera director general financiero de Banco Pastor. Tras pasar a manos de Popular, Babio fue consejero de Aliseda y sigue siendo miembro de la directiva de Canvives, la firma tenedora de propiedades inmobiliarias del banco cántabro. 

Según consta en el Registro Mercantil, el objeto social de esta firma será plenamente inmobiliario. "La adquisición o construcción de toda clase de fincas y construcciones para su edificación o mejora con el fin de su ulterior venta; la promoción, urbanización y parcelación de bienes inmuebles en general y, la adquisición de suelo, aprovechamientos urbanísticos o cualquier clase de derecho", tal y como destaca en el Boletín Oficial del Registro Mercantil este mismo martes. 

La recién constituida firma llega apenas un mes después de que el socio de la entidad bancaria en Altamira, Apollo, llegase a un acuerdo con DoBank para la venta de su participación en el 'servicer'. El antiguo UniCredit Credit Management Bank, cumplió con las expectativas y, tal y como adelantó La Información, se adelantó a la sueca Intrum en la carrera por hacerse con el control mayoritario de Altamira Asset Management.

En concreto, los italianos se hicieron con el 85% mientras el 15% restante se quedó en manos de la entidad de Ana Botín. Santander había vendido a Apollo la práctica totalidad de la cartera en 2014, y tiene la posibilidad de ejercer su derecho de venta en virtud de los acuerdos preexistentes.

Y no solo eso. Este mismo martes, Aliseda Inmobiliaria, en manos de Santander tras la absorción de Popular, ha lanzado varias ofertas de forma conjunta con Blackstone para tratar de seguir liquidando activos. La sociedad conjunta del fondo de inversión y entidad fiananciera ha puesto a la venta 2.500 activos con descuentos de hasta el 40%. Según ha informado en un comunicado, la campaña incluye 1.500 viviendas en distintos puntos de España y mil activos comerciales divididos entre naves industriales y locales.

Banco Santander ha rechazado hacer ninguna declaración al respecto de la creación de la nueva sociedad inmobiliaria. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios