Miércoles, 18.09.2019 - 08:30 h
Amenaza de paros el 21 y el 26 de diciembre

Serrano da un paso adelante para salvar la huelga en Correos en plena Navidad

Parte del ala sindical augura un acuerdo con la empresa tras conseguir que se remuneren los sábados  y que se derogue la penalización al absentismo.

Fotografía Huelga Correos / Jorge París (Heraldo)
Correos espera un incremento del 25% en los envíos de paquetería en esta Campaña de Navidad / Jorge París

Correos va camino de esquivar el conflicto laboral que amenazaba con impedir el normal funcionamiento de sus servicios postales y de transporte de paquetería en los próximos días 21 y 26 de diciembre, dos fechas críticas para el operador estatal por situarse en plena campaña de Navidad. Fuentes sindicales han adelantado a La Información que "a falta de unos flecos" existe un principio de acuerdo entre la empresa y al menos una parte de la bancada sindical - la más significativa en términos de afiliados, precisan - para rubricar un acuerdo laboral que sirva para desconvocar esas dos jornadas de huelga y permitir el normal funcionamiento de los servicios postales en esas fechas.

Según estas mismas fuentes, tras la jornada de huelga del pasado 30 de noviembre, convocada de forma conjunta por UGT, CCOO, CSIF y el Sindicato Libre, la empresa ha mantenido contactos bilaterales con algunas de esas organizaciones - en los que, por ejemplo, el sindicato UGT no ha tomado parte -  y ha logrado ir aproximando posiciones hasta perfilar un documento que ha sido aceptado por una parte de la bancada sindical. El siguiente paso que ha dado Correos ha sido convocar para este lunes a todas las organizaciones sindicales en la Mesa Sectorial y la Comisión Negociadora del Convenio Colectivo, con el objetivo de plantear este documento y poder cerrar el acuerdo lo antes posible.

La nueva oferta de Correos iría más allá de la inicial en varios aspectos. Uno de los más relevantes es la supresión de la consideración de los sábados como jornada de trabajo ordinaria para los empleados del operador postal público,  que era una de las reivindicaciones históricas de la plataforma sindical. Según las fuentes consultadas, que valoran de manera muy positiva el papel desempeñado por el nuevo presidente de Correos, Juanma Serrano, durante el proceso, la empresa ha aceptado considerar el sábado como día de trabajo voluntario y vinculado a una retribución extraordinaria, que se situará en el entorno de los 50 euros.

Otro de los logros conseguidos en la negociación post-huelga del pasado 30 de noviembre ha sido la supresión de las penalizaciones actualmente existentes contra el absentismo laboral. Para los trabajadores de Correos faltar al trabajo no sólo implica la penalización salarial instaurada para todos los empleados públicos por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012 - y eliminada hace apenas unas semanas por el Gobierno de Pedro Sánchez pero solo para el personal al servicio de la Administración - que suponía recortar a la mitad el sueldo del trabajador durante sus primeros tres días de baja y en un 25% del cuarto al vigésimo, sino también la pérdida de los ingresos por dos de sus complementos salariales: el de Producción y Asistencia y el de Permanencia y Desempeño. 

En el escenario actual, Correos deja de abonar durante un trimestre el Complemento de Permanencia y Desempeño cuando se acumulan cuatro días de baja por contingencias comunes en el trimestre anterior y retiene también el pago del de Producción y Asistencia durante el periodo equivalente a la baja, con unas penalizaciones extra por acumulación de días de baja. El acuerdo alcanzado supone, según las fuentes sindicales consultadas, la suspensión de estas penalizaciones, salvo en algunos casos concretos cuya caracterización aún no se ha cerrado.

La parte de los sindicatos que ha negociado este acuerdo entiende que estas nuevas cesiones suponen una importante mejora de la retribución de los trabajadores, tanto por la parte del trabajo en sábado como por la no pérdida de sueldo por los días en que faltan al trabajo, y que contribuyen a recuperar una parte del poder adquisitivo perdido en los últimos años, lo que constituía su reivindicación principal.

El preacuerdo que se llevará este lunes a la Mesa Sectorial incorpora también la recuperación de alguna ventaja social y la ampliación de la convocatoria de empleo para el periodo 2018-2020 más allá de los 6.755 puestos ofrecidos inicialmente (UGT, por ejemplo, exigía la recuperación de los 15.000 puestos de trabajo perdidos).

Las fuentes sindicales consultadas aseguran que será ahí donde Correos plantee su nueva oferta al conjunto de las centrales sindicales.

Fuentes de Correos consultadas por La Información han declinado hacer comentarios sobre este preacuerdo y se han remitido a la oferta presentada en su día formalmente por el operador en la Mesa Sectorial.  Aseguran que la empresa no ha planteado de manera formal ninguna otra alternativa a los sindicatos en dicho foro. Como hemos dicho antes, la empresa convocó el pasado viernes para este lunes una reunión tanto de la Mesa Sectorial como del Convenio Colectivo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios