Lunes, 20.08.2018 - 17:08 h
La transformación pendiente del grupo valenciano

Las seis claves que explican los cambios del nuevo 'súper' online de Mercadona

La cadena valenciana ha puesto en marcha un 'laboratorio web' con el que hará pruebas. Una página, más sencilla e intuitiva, que relanzará en 2019.

Imagen del exterior del centro logístico de Mercadona en Vara de Quart, Valencia.
El centro logístico online de Mercadona en Vara de Quart, Valencia. L.I.

Justo antes de que llegue el verano. Mercadona ha levantado el cierre de su nueva página web. No es, ni mucho menos, un estreno por todo lo alto, sino un laboratorio de pruebas que solo funciona en algunos barrios de Valencia. Pero es uno de sus proyectos clave, en el que ha colocado al frente a Juana Roig, una de las cuatro hijas del presidente de la cadena de supermercados.

Y tiene mucho que mejorar. El propio Juan Roig ha criticado, en varias ocasiones, una tienda digital "decimonónica" que, además, ha hecho a la compañía "perder dinero a punta pala". Por eso, es un cambio relevante, porque tiene que ser uno de los motores de crecimiento de la primera empresa española por volumen de ingresos. Estas son las claves que explican el cambio:

Un producto muy inicial

Mercadona ha lanzado este lunes lo que en el argot del desarrollo tecnológico se conoce como un 'mínimo producto viable', es decir, una primera versión muy básica a partir de la cual ir implementando mejoras en base a estas primeras interacciones de los usuarios. Esta primera fase 'beta' se basará en la actividad de compradores en diferentes barrios. Valencia servirá como guía.

"Es un MVP, pero seguro que lo irán evolucionando", explica una fuente del sector del 'retail' online de alimentación. La compañía no tiene aún un plan público de lanzamiento en otras ciudades, ni tiene claro cuándo concluirá esta fase inicial. "En función de la evolución del proyecto, la empresa irá expandiendo a otras zonas y en próximos años a nuevas ciudades", se limitan a afirmar.

Diseño muy básico pero una gran velocidad de carga

Uno de los puntos que todas las fuentes consultadas señalan tiene que ver con la velocidad de carga de la web. En una tienda online, esta es una de las características clave y la que puede arruinar (o llevar a buen puerto) una compra.

En ese diseño no hay una versión adaptada para móviles (conocida como 'responsive'). Directamente, Mercadona te obliga a instalar su aplicación en Android o iOS obligatoriamente para poder operar desde la pequeña pantalla del dispositivo. La del sistema operativo de Google tenía algo más de medio millar de descargas a última hora de este lunes.

Desde la compañía, entienden que el cliente que visita asiduamente la tienda tendrá una mejor experiencia de compra a través de la 'app' y no tanto una versión en el navegador de internet. Sin embargo, tienen claro que si hay una demanda clara para mantener esa segunda opción, se implementará en los próximos meses.

El regreso de las imágenes y un buscador ‘autocompletador'

Uno de los grandes cambios en la nueva tienda son las imágenes. Mercadona mantiene hoy un súper para toda España sin imágenes, lo que obliga a los usuarios a buscarlas para evitar confusiones. Era uno de los mayores focos de críticas de sus compradores. En esta primera versión sí que se incluyen (sin ralentizar la carga).

Entre las características técnicas de esta nueva tienda se encuentra el buscador con un 'autocompletador'. Sin embargo, en la portada, muy básica, no cuentan con recomendaciones, más allá de las novedades de producto, ni ofertas concretas.

Sólo es un laboratorio de pruebas

Mercadona no ha vestido de largo su nueva web. En la casa valenciana, los procesos van paso a paso. Para la compañía, lo que ha presentado este lunes es un laboratorio. Trabajará sobre él, habrá pruebas y cambios, entre otras cosas, porque tiene que ajustar toda su estructura al nuevo modelo que va a plantear, más similar a la estrategia de Amazon que al modelo que ha seguido en los últimos años. Así que habrá cambios en los próximos meses.

Y hay incógnitas. Una de ellas, cuándo llegará con la tienda online a otras ciudades. Con el nuevo centro logístico que sólo opera para el online, construido en Vara de Quart, sólo puede dar servicio a Valencia. Por ahora, únicamente en 14 barrios de la ciudad del Turia. La idea, indican desde la compañía, es ir ampliando el perímetro en los próximos meses, pero aún es pronto para saber cuándo llegará a otras ciudades. Entre otras cosas, porque puede tener que replantearse su actual modelo logístico. De ahí que pueda tardar varios años.

Replantearse la red de almacenes logísticos

Hasta ahora, Mercadona ha llevado los pedidos online a sus clientes desde el supermercado más cercano. Y eso tiene que cambiar. Con la nueva web, los pedidos se arman desde el centro logístico, la "colmena", lo que, en teoría, conllevará un ahorro de costes para la compañía. La duda, si su actual red de almacenes es suficiente para repartir por toda España.

Ahora mismo, Mercadona tiene 15 bloques logísticos, cuatro de ellos en construcción, más otros tres almacenes satélites, en Canarias y Baleares. En conjunto suma más de un millón de metros cuadrados. Una capilaridad que, pese a sus dimensiones, puede no ser suficiente, lo que conllevaría una considerable inversión económica. Por ejemplo, solo el nuevo centro logístico que está construyendo en Parc Sagunt (Valencia) conlleva una inversión cercana a los 400 millones de euros.

Un nuevo modelo de distribución al cliente

Más allá del centro logístico en sí, también cambia el modelo de transporte. En la web que ha funcionado hasta ahora, un empleado de la tienda se encargaba de preparar uno a uno los pedidos online. Algo que, desde la compañía reconocían que no tenía sentido. Si, con la nueva web, el pedido sale del almacén, Mercadona considera que aumentará la productividad; por ello, también los horarios de reparto, que se amplían de 7 de la mañana a 22.00 de la noche, de lunes a sábado, porque la apertura (y la distribución a domicilio) en domingos sigue siendo algo vetado en la empresa de Juan Roig.

Y cambia el modelo de reparto que se realizará con vehículos, camiones, con tres temperaturas, fabricados por la compañía valenciana especialista en carrocerías Subiela. Los vehículos, además, cambian el modelo de manipulación de carga. Y hay dos modelos distintos: uno, el más grande, que puede llevar hasta 15 pedidos; y otro para las zonas de difícil acceso, que puede llevar nueve por viaje.

Las seis claves que explican los cambios del nuevo 'súper' online de Mercadona

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios