Domingo, 22.04.2018 - 10:32 h
Instrumento de renta fija que computa como deuda y capital

Telefónica e Iberdrola apuestan por los bonos híbridos para financiarse barato

La realidad económica de tipos de interés en mínimos y el bono español a diez años en el 1,35% favorece este tipo de emisiones.

Junta de accionistas de Iberdrola
Junta de accionistas de Iberdrola / Iberdrola

Empresas como Telefónica o Iberdrola han apostado por los bonos híbridos, un instrumento de renta fija que computa como deuda y capital, en una coyuntura económica favorable "con tipos de interés en mínimos y el bono español a diez años en el 1,35%", según han indicado diversos analistas bursátiles.

El pasado lunes Iberdrola colocaba una emisión de bonos híbridos verdes por un importe de 700 millones de euros, la segunda operación de estas características después de la del pasado noviembre, según informó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por su parte, Telefónica decidía recomprar bonos híbridos el miércoles por un importe de 1.776,6 millones de euros, según comunicaba también al regulador.

El profesor del Instituto de estudios Bursátiles Javier Niederleytner ha avanzado que más compañías van a ir en esta misma línea. "Es un invento reciente donde no consumes deuda, lo haces con cargo al capital", ha destacado.

Por su parte, el analista de XTB, Joaquín Robles, ha apostado por la coyuntura económica como motivo principal -tipos de interés en mínimos históricos y el bono español a diez años en el 1,3 %-. "Hacía muchos años que no estábamos así, por eso compañías como Iberdrola, Telefónica y otras están aprovechando esta bajada global de la deuda española para financiarse más barato", según Robles.

Por su parte, Niederleytner ha destacado que Telefónica e Iberdrola, los casos más recientes, comparten las mismas características: "Al final lo que hacen es emitir una nueva deuda de bonos subordinados para comprar una deuda antigua de bonos híbridos y abaratar el coste de financiación".

Una táctica para rebajar los costes de la deuda

En concreto, los objetivos de Telefónica con esta última operación, según los analistas, serían deshacerse de activos no estratégicos para reducir la deuda, así como rebajar el coste de financiación media de esa deuda. Estas operaciones "son beneficiosas tanto para el accionista como para la compañía" señala Robles "va reduciendo ese coste medio que le hará mejorar las cuentas en el medio plazo".

Sobre el beneficio que pueden sacar los inversores, los analistas coinciden en que mejoran las perspectivas, los ratios de solvencia e incluso el beneficio por acción. "Aumenta más lentamente al dejar de tener tanta carga al pago de intereses y destinar ese dinero a otro tipo de partidas más beneficiosos para el accionista", según Niederleytner.

Financiarse a tipos bajos en el escenario actual, con los tipos de interés al 0%, con el bono a 10 años español financiándose al 1,30 y la prima de riesgo en escasos 70 puntos básicos, provoca que las compañías españolas han decidido recomprar deuda. El analista de XTB ha recordado que, cuando Telefónica emitió deuda hace ya años, "el escenario de los tipos de interés era muy distinto".

Según Niederleytner, Telefónica ha recomprado bonos híbridos ahora porque los que emitió en su día estaban emitidos con unos tipos de interés altos, aproximadamente del 6%, y los de ahora al 3,40 %, y ha apuntado que "el beneficio a largo plazo es muy sencillo de calcular".

En este sentido, ha dicho que "hay una diferencia de casi el 2,5% y de 1.700 millones", por lo que ha considerado que es "una cantidad muy importante la que se ahorra Telefónica".

XTB y el IEB coinciden en que los bonos híbridos no consumen deuda, lo que significa que las agencias de calificación o rating a la hora de valorarlos consideran por una parte capital y otra deuda, y al emitir una calificación beneficia a las empresas emisoras. Niederleytner explica que en la última publicación de resultados de Telefónica, la compañía comentó que se había reducido bastante la deuda y su rating mejoró, por lo que "aprovecharon para emitir nuevas emisiones con tipos de interés más bajos". Por otra parte, los inversores van a encontrar siempre mayor rentabilidad.

Rentabilidad del 3,4%

Los bonos híbridos tienen como característica que suelen ser perpetuos y, para que no consuman deuda, "a cambio, lógicamente, dan algo más de rentabilidad", aclara Robles, mientras que Niederleytner destaca que "estos bonos dan una rentabilidad del 3,4% y en los tiempos que corren los inversores buscan rentabilidad donde sea".

Además, son bonos perpetuos con un plazo de vencimiento de 50 a 70 años, sometidos a una recompra que normalmente es a 5 o 10 años, como ha sido el caso de Telefónica. La empresa tiene la oportunidad de recomprar el bono y de devolver la inversión, ya que, de no hacerlo así, las calificadoras cambiarían la calificación y la castigan al considerarla solo como deuda.

Ahora en portada

Comentarios