Miércoles, 27.03.2019 - 04:01 h
Un crecimiento exponencial

Wofco, la pesquera viguesa que con dos años echa el cebo en cinco continentes

La empresa está entre las once pymes más punteras de España, según Cepyme. En 2016 vendieron por valor de 16 millones y en 2018 serán 70.

Wofco
Wofco, la pesquera viguesa que condos años echa el cebo en tres continentes. / Archivo

Langostino austral, calamar patagónico, potón, bacalao, platija, atún de aleta amarilla, bonito, merluza negra, merluza austral, merluza argentina, pulpo, raya… Así hasta 72 variedades de pescado capturados en Argentina, Atlántico Noroccidental, Irminguer, Falkland Island, Perú, Chile, Vietnam, China o Ecuador… Worldwide Fishing Company (Wofco) es una empresa global, con sede en Vigo, pero expandida por todo el mundo, que en apenas dos años y medio se ha convertido en una de las mayores comercializadoras de pescado del mundo. El primer año sus ventas ascendieron a 16 millones de euros; en 2017 alcanzaron los 48 millones de euros y esperan cerrar este 2018 superando los 70 millones de facturación y vendiendo pescado en 26 mercados de los 5 continentes, de China y Japón a Estados Unidos o Sudáfrica.

"Empezamos haciendo ‘trading’ puro", comenta uno de los socios de Wofco, Alberto Barreiro, "pero ahora estamos presentes en toda la cadena, del mar hasta la puerta de casa". Una empresa un tanto especial, deslocalizada, con cinco socios repartidos por el mundo, que en poco tiempo han crecido hasta dominar los mares y la venta del pescado. Los cinco socios -Borja Tenorio, Alberto Barreiro, Alfredo Méndez, Giansandro Perotti y Kunming Yang- tienen perfiles diferentes y empresas pesqueras en Vietnam, China, Perú, Ecuador y España. 

Wofco, como tal, no trabaja con cadenas de supermercados y se dedica, principalmente, a la venta industrial de pescado a mayoristas. Comercializa pescado congelado, aunque "nuestra filial, San Marco Pesca, sí trabaja con producto refrigerado y sí está presente en el lineal de frescos de muchas cadenas españolas. Comercializamos con la marca Wofco en todo el mundo, pero más centrados en el canal distribución o industrial. En breve tendremos algún producto con Marca Wofco en algún supermercado, pero es una línea nueva".

En Wofco, que acaba de recibir un premio de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) como una de las pymes españolas de año, consideran que su rápido éxito y su crecimiento exponencial en apenas dos años y medio se debe, en buena parte, a su posicionamiento en los principales mercados y caladeros de pesca del mundo y al trato con clientes y proveedores. "La verdad es que los socios ya conocíamos este negocio", explica Alberto Barreiro, "y teníamos las relaciones con clientes y proveedores que te permiten no iniciar de cero una empresa. Siempre confluyen varias razones para explicar un crecimiento rápido pero si tenemos que destacar algunas como el crédito profesional, las relaciones personales, la fuerza del grupo y la inmediatez en nuestra forma de operar".

Esta multinacional gallega del pescado incide en su relación con clientes y proveedores: "Con los proveedores y colaboradores mantenemos un trato cercano, como se diría, ‘muy a la gallega’, compartiendo ideas y sobre todo mesa. Queremos que proveedores y clientes ganen el mismo dinero que ganamos nosotros porque eso es lo que hace sostenible los negocios en el tiempo, que todos ganemos", aseguran. 

Precisamente esa palabra de la que hablaba Alberto Barreiro, "sostenibilidad", ahora que se pone en duda la perduración de los recursos pesqueros por la sobreexplotación de mares y océanos, es otra de las claves del funcionamiento de Wofco. Así, la empresa cuenta con diferentes proyectos en este sentido porque "somos los primeros interesados en proteger a las especies. Estamos plenamente comprometidos con la sostenibilidad". 

En Wofco se entiende la cadena de suministro de productos de la pesca como un sistema en equilibrio, donde todos los eslabones de la misma, desde los pescadores hasta el consumidor final, "han de encontrar el valor necesario para cubrir sus necesidades y garantizar así el equilibrio del mismo, la salud oceánica y la futura disponibilidad de alimentos de origen marino". Como muestra de ese compromiso, la empresa ha decidido adoptar la Iniciativa Target 75 de Sustainable Fisheries Partnership (SFP) como la piedra angular de su política de sostenibilidad pesquera. 

La empresa gallega cuenta con 23 trabajadores actualmente y los planes de futuro pasan por seguir creciendo, aunque son conscientes de la dificultad de lograr este crecimiento meteórico en sus apenas dos años de existencia: "Para el futuro tenemos todos los planes. Como quién dice, acabamos de nacer y tenemos muchas ganas de seguir creciendo y haciendo cosas, nos dirigiremos verticalmente tanto hacia el origen como hacia el consumidor final, pero por ahora no podemos contar más..."

Ahora en Portada 

Comentarios