Lunes, 18.06.2018 - 06:06 h
Pico a nivel mundial 

Zara planta cara a Amazon: logra 249.000 envíos en una hora en el Black Friday

La compañía fundada por Ortega pretende competir con gigantes del comercio online y está llevando a cabo numerosos proyectos pilotos para afianzarse. 

Imagen de Pablo Isla, presidente de Inditex.
Imagen de Pablo Isla, presidente de Inditex. / Efe

Amazon es el gran rival a batir en el comercio electrónico. La empresa estadounidense fundada por Jeff Bezzos ha convertido el hábito de los consumidores en su gran baza ya que muchos optan por no acudir a la tienda convencional y realizan las compras a través de internet. Por eso, aunque de manera más tardía a Amazon, Inditex ha decidido ponerse las pilas y apostar claramente por la venta por internet pero sin descuidar el negocio que le suponen las tiendas convencionales.

La compañía fundada por Amancio Ortega ha encontrado en Zara.com un gran baluarte con el que tratar de mitigar el daño que está propinando Amazon a un gran número de compañías de distribución. El Grupo Inditex lo sabe y se ha puesto manos a la obra. En un encuentro con periodistas previo a la presentación de resultados, la compañía daba un dato que es muy revelador: durante el Black Friday lograba el envío de 249.000 paquetes en solo una hora. Una cifra que si bien no se acerca a la de la compañía estadounidense, si evidencia que la cadena textil tiene voz y quiere su trozo de tarta en esta batalla del comercio digital.

La respuesta de los usuarios a la apuesta de Zara es clara. Por ejemplo, este martes a las 12:00 hora española había casi 45.000 internautas navegando por Zara.com de los que 6.550 (el 15% del total) eran en España, el gran mercado de la firma. Japón, a esas horas, era la segunda región en importancia con 3.130 usuarios navegando por la página web de Zara en dicho país mientras que en tercer lugar se situaba Reino Unido.

La compañía española ha apostado por incorporar a Australia y Nueva Zelanda en su funcionamiento digital por lo que ya son 49 países en los que opera Zara.com. Además, cuenta con 12 plataformas logísticas y 19 almacenes online con los que proveer de surtido al área digital, contando con dos de ellos en España. El intento de la empresa pasa por integrar dentro de cada país un almacén online, aunque todavía no se encuentra cerca de lograrlo, como evidencian estos datos.

Amazon lleva la ventaja a la mayoría de compañías que quieren competir en el comercio electrónico. Aun así, Zara ha avanzado en esta batalla y ha logrado reducir sus plazos de entrega. Las plataformas logísticas son las que nutren tanto al almacen online como a la tienda física y desde que cursan el pedido (dos veces a la semana), en dos horas logran comenzar con el reparto y en ocho horas está cursado por lo que dependerá de si el envío se realiza por avión (24 horas) o por camión (36 horas). Por tanto, quedan lejos los tiempos en los que las compras a través de internet llegaban en semanas.

Proyectos pilotos de Zara

Zara ha optado por tratar de seguir el planteamiento ideado por Amazon en algunos aspectos. La firma española ha decidido instaurar proyectos piloto con los que estudiar si la implantación de estos supondría un éxito y permitiría ganar peso o un mayor trozo del pastel en el comercio online.  El primero de ellos ha sido instalar en su tienda Zara del centro comercial Marineda City (A Coruña) un sistema que permite almacenar los paquetes destinados a la recogida online. Algo similar al sistema de reparto de las farmacias pero que, a diferencia de ellas, no almacene aire y les permite contar con una capacidad de 700 paquetes a la semana. Algo así como una caja de zapatos enorme de 8 metros de largo, por cuatro metros de ancho y casi tres metros de alto. Algo pionero para la marca ya que no está presente en ningún lugar del mundo, salvo en esta tienda de España, aunque la compañía lo instalará en Londres en el mes de mayo.

En este caso, y a sabiendas de que dicha tienda de Reino Unido es la que más paquetes recibe, contará con dos mecanismos (en España solo hay uno) para contar con una capacidad de 2.400 paquetes a la semana.

En este escenario, la tienda convencional no pierde peso por una razón muy sencilla. El 30% de los clientes que compra a través de internet opta por recoger en tienda convencional la compra realiza. Por tanto, esta idea desarrollada en A Coruña y que llegará a Londres podría ser importante para la compañía a largo plazo.

Otro planteamiento, que se encuentra de forma experimental en Shangai, obedece al funcionamiento de los almacenes online. La compañía, al igual que otros gigantes del comercio online, ha optado por probar la posibilidad de que sea la estantería la que se mueva hacia el trabajador y no al revés. El proyecto piloto permitiría reducir la distancia que el trabajador tiene que recorrer (optimizar el tiempo) y se movería a través de un dispositivo móvil instalado en cada una de las estanterías con los productos que necesitase gracias a la digitalización de todo el plan. 

Experiencia de realidad aumentada 

Por último, Zara va a impulsar una experiencia de realidad aumentada en 120 tiendas de todo el mundo a partir del 18 de abril. Este concepto invita al cliente a una experiencia de compra que con su teléfono, a través de una señal gráfica ubicada en escaparates, pódiums localizados dentro de las tiendas y las propias cajas de entrega oline, dos modelos como Léa Julian o Fran Summers cobrarán vida en las pantallas de los dispositivos. El objetivo es presentar la Colección Studio de Zara y sus look pueden ser comprados instantáneamente a través de un simple click en app Zara o en la propia tienda.

En una era de cambios como los que estamos viviendo, Zara ha optado por seguir la estela marcada por Amazon y meterse de lleno a codearse con grandes gigantes como la estadounidense, Alibaba y otras empresas que pretenden seguir revolucionando el sector. Por tanto, Amancio Ortega y Pablo Isla, consejero delegado de Inditex, cumplen con ese refrán que dice "adaptarse o morir".

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios