Lugares clásicos de la capital

Siete Barras imprescindibles, auténticas y castizas para degustar en Madrid

En las barras de los bares se fraguan negocios, se afianzan amistades, se consolidan relaciones, se estrechan lazos de amistad y se cierran tratos.

Bodega la Ardosa en Madrid.
Bodega la Ardosa en Madrid.

Probablemente no existe otro lugar como las barras de los bares. Un punto en el que se reúne amigos y socios, familia y compañeros para beber y comer. En las barras de los bares se fraguan negocios, se afianzan amistades, se consolidan relaciones, se estrechan los lazos de amistad y se cierran tratos. Las barras de los bares que en un tiempo se construían de estaño, otras de maderas, y las menos de mármol. Buen vino, cerveza fría y vermú, tapas y raciones han conformado la propuesta básica de muchas de estas barras centenarias de Madrid. Estas son las 7 imprescindibles.

La Ardosa y su tortilla (Colón 13)

Tal vez el local más atractivo y original de cuantos puedan visitar en Madrid. Su disposición es incluso singular. Tras una barra de una estética muy estudiada, plagada de botellas y lámparas de estilo. Tras la barra un espacio con mesas altas donde disfrutar de las especialidades de la casa. Su tortilla de patatas está considerada entre las mejores, pero de su cocina salen muchas más raciones: Las alcachofas fritas y sus cremosas croquetas.

Lardhy y sus navecitas (Carrera de San Jerónimo 8)

Lardhy es mucho más que un bar, es toda una institución, una leyenda frecuentada por el Madrid más poderoso de primeros del Siglo XX. Reyes, políticos, actrices y espías, se encontraban entre su clientela. El primer restaurante moderno de España, el primero en utilizar carta, en permitir el acceso a las mujeres, en separar a los comensales por mesas. La fama del mítico cocido de su comedor, es sobrepasado por su barra a pie de calle. El savoyar de plata con uno de los mejores consomés que pueda probar. Las croquetas, los sandwiches ingleses y las navecitas de ensaladilla o de riñones ¡Insuperables!

Casa Labra y sus soldados de Pavía (Tetuán 12)

Uno de los locales clásicos de Madrid.
Uno de los locales clásicos de Madrid.

Una de las casas con más historia de Madrid y ubicada a unos pasos de la Puerta de Sol. Dicen que en ella se fraguaron muchas historias clandestinas, entre ellas, las primeras conversaciones para fundar el Partido Socialista. Su fachada de madera y su interior del mismo material le dan un sabor castizo inimitable. Allí se forman largas colas casi a diario para acudir a probar sus populares soldaditos de Pavía, las delicias de bacalao tan típicas del Madrid de primeros de Siglo XX.

Casa Alberto y sus callos (Huertas 18)

Fachada de Casa Labra.
Fachada de Casa Labra.

Casa Alberto es uno de los locales más emblemáticos de Madrid. Su decoración de inspiración taurina y la oferta de tapas típicas, además de su vermú y cerveza de grifo. Una taberna fundada en 1827 en la que se despachaba la tapa más popular por aquel entonces, el huevo duro. Si hoy en día tuviéramos que indicar cual es el plato más madrileño, diríamos que los callos y aquí los bordan.

Antonio Sánchez y las bravas (Mesón de Paredes 13)

Fachada dela familiar taberna Antonio Sánchez.
Fachada dela familiar taberna Antonio Sánchez.

Otra de las tabernas míticas del Madrid de finales del Siglo XIX. Con una decoración de azulejería típica de la época y taurina, no en vano sus primeros dueños fueron picadores y matadores. Si en los primeros años del Siglo XX sus torrijas fueron tan famosas que hasta el mismo rey Alfonso XIII las solicitaba a menudo, hoy sus patatas bravas se encuentran entre las mejores. Con la textura apropiada blanda por dentro y crocante por fuera con la salsa picante en su justo término es el acompañamiento obligado de vinos y cañas.

Los Dolores y sus boquerones (Plaza de Jesús 4)

Imagen de la Taberna Los Dolores.
Imagen de la Taberna Los Dolores.

La Dolores es el eje sobre el cual pivota una de las zonas de mayor densidad de tabernas de Madrid. En un extremo del Barrio de las Letras, junto a la iglesia del Cristo de Medinacelli, esta tasca inaugurada en 1908 se viste azulejos en su fachada y en su interior al estilo de los bares más castizos de Madrid. Sus aperitivos fríos, como los boquerones en vinagre o la ración de matrimonio (anchoas y boquerones) son las más solicitadas para acompañar unas de las cervezas mejor tiradas del foro.

Casa Revuelta y su bacalao (Latoneros 3)

Taberna Revuelta.
Taberna Revuelta.

En tiempos el bacalao fue el único pescado que lograba llegar a la capital en buenas condiciones gracias a los tratamientos de conservación que lo preservaban hasta el momento en que se cocinaban. En Casa Revuelta una de las tascas más características de Madrid, que se preserva intacta desde hace décadas, se sirven extraordinarios tacos de bacalao fritos. El vino a granel es bastante regular por lo que si le dan otra opción, elijala.

Ahora en Portada 

Comentarios