Sábado, 23.03.2019 - 16:52 h
A falta del reconocimiento unánime de Los Veintiocho

España hará efectivo el reconocimiento a Guaidó como presidente de Venezuela

Sánchez y su Gobierno han defendido esta estrategia diplomática con la que sobre todo se ha buscado lograr el mayor consenso europeo posible

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó (c), saluda a simpatizantes durante una marcha contra el gobierno de Nicolás Maduro (EFE)
El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó (c), saluda a simpatizantes durante una marcha contra el gobierno de Nicolás Maduro (EFE)

El Gobierno hará efectivo este lunes el reconocimiento a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, y no se descarta que presente sus primeras propuestas para ayudar a la transición del país. Habrá pasado ya el plazo de ocho días que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dio a Nicolás Maduro para que convoque elecciones libres y democráticas, y que concluye hoy.

Está por ver aún cuál será el formato con el que el Gobierno haga oficial este reconocimiento y las posibles propuestas que poner encima de la mesa a partir de ahora, pero algo se hará en cualquier caso, según han apuntado fuentes del Ejecutivo. A pesar de las críticas que se ha llevado de la oposición por poner este plazo, Sánchez y su Gobierno han defendido esta estrategia diplomática con la que sobre todo se ha buscado lograr el mayor consenso europeo posible. Mañana, junto con España, reconocerán a Guaidó Francia, Alemania, Reino Unido, entre otros.

Y aunque no hay un reconocimiento unánime de Los Veintiocho, la UE acordó el jueves -en la reunión de ministros de Exteriores de Bucarest- crear un grupo de contacto con países latinoamericanos que en 90 días ayude a sentar las bases que lleven a elecciones "libres".

El grupo estará formado por la UE y varios de sus países miembros, como Francia, Reino Unido, Alemania, Portugal, España, Holanda, Italia y Suecia, mientras que en la parte latinoamericana están Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia, y otros Estados que serán anunciados en los próximos días.

También el jueves el Parlamento Europeo reconoció a Guaidó en una resolución apoyada por la mayoría de la Cámara y sus cuatro principales partidos. Un hecho al que el Gobierno de Sánchez da mucha importancia porque el Parlamento representa el voto directo de los ciudadanos europeos.

No logró esta semana Sánchez, en su visita oficial a México, el apoyo del nuevo presidente del país, Ángel Manuel López Obrador para el reconocimiento de Guaidó o para participar en el grupo de contacto. México, al igual que Uruguay, se mantienen en la neutralidad y han convocado una conferencia internacional para el 7 de febrero para buscar una salida negociada a esta crisis.

En estos días, el presidente defendía su estrategia mientras dejaba claro su rechazo al régimen de Maduro, contra el que arremetió el pasado martes, en su discurso ante el Consejo de la Internacional Socialista reunido en Santo Domingo.

Allí llamó "tirano" a Maduro y colocó a Guaidó como "líder de la transición" en Venezuela. Y un día después, en México, también reprochó a Maduro el exilio que está provocando la crisis venezolana.

Y mientras Sánchez defendía fuera de España su posición, dentro la oposición ha sido muy dura con el Gobierno, desde las críticas a la "tibieza" del Gobierno por parte del líder del PP, Pablo Casado, al reclamo del de Ciudadanos, Albert Rivera, de que Sánchez no se quedase "atrás" en la democracia.

Desde Podemos, por contra, consideraron "irresponsable" el plazo de Sánchez por entender que propicia el "caos" en un momento en el que se corre el riesgo de un conflicto armado. Pero el Gobierno ha sido tajante en ese punto y el ministro de Exteriores, Josep Borrell, subrayó la posición inequívoca de Europa contra una intervención militar en Venezuela.

Así las cosas, el Ejecutivo llega al final del plazo seguro de que su estrategia ha servido para sumar a otros países y sentar las bases para que Europa ayude a la transición venezolana. Y llega también seguro de que con la crisis venezolana España se está jugando "su papel en el mundo", como apuntaron fuentes del Ejecutivo

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios